lunes, 5 de septiembre de 2016

Manson, el Discordianismo & la Paranoia de Fusión: Habla Adam Gorightly

Manson, el Discordianismo & la Paranoia de Fusión: Habla Adam Gorightly



Entrevista a Adam Gorightly realizada por Jeff Wolfe, ver publicación original en Secret Transmissions

Traducción: Mazzu




Si hay un escritor de conspiraciones que puede arrojarse de cabeza hasta los confines del asesinato, la locura y el caos y salir sin dejar de sonreír, es Adam Gorightly. A lo largo de su carrera ha escrito sobre todos los principales asuntos del abanico temático - oleadas de OVNIs, asesinatos de control mental, LSD, la Familia Manson, sectas destructivas, lo que sea.

Claro, Internet está llena hasta el borde de locos especuladores con intrincados mapas de titiriteros globales interconectados. Lo que hace sobresalir a Gorightly es su agudo sentido del humor y su sano escepticismo. Después de sufrir mucha histeria yo mismo, fue refrescante cruzarme con un investigador no motivado por una agenda política o religiosa. Lo que he encontrado en su escritura es un hombre curioso, fascinado por las sincronicidades realmente increíbles que yacen allí justo debajo de la superficie de algunas de las historias de los acontecimientos más misteriosos.

Habiendo leído recientemente su perspectiva general de la saga de la familia de Manson, The Shadow over Santa Susana: Black Magic, Mind Control and the Manson Family Mythos (La Sombra sobre Santa Susana: Magia Negra, Control Mental y los Mitos de la Familia Manson), me acerqué a él para analizar algunas preguntas que me quedé ponderando. Y, claro, si uno tiene la oportunidad de entrevistar a alguien que ha tocado en muchos aspectos los sucesos extraños de los últimos 50 años, hay que tratar de cubrir tanto terreno como sea posible.

Gorightly ciertamente no me decepcionó. Desde los movimientos contraculturales de los años 60 hasta la debacle de Trump y la elección presidencial de 2016 – abróchense el cinturón y se prepárense para despegar hacia el cielo de la alta extrañeza. Me siento orgulloso de presentar a un capitán de las conspiraciones y maestro de la “historia chiflada”, Adam Gorightly. 



En tu libro sobre Manson – que acabo de terminar–, presentas específicamente todos los escenarios y teorías que se han desarrollado en torno a los posibles motivos detrás de los crímenes de la Familia. En tu obra, ¿te parece importante probar o refutar teorías, o simplemente presentar todos los hilos que encuentras para permitir que la gente llegue a sus propias conclusiones?

Sí, ese es mi enfoque, no necesariamente trato de probar o refutar, sólo tejo todos los hilos juntos y dejo que el lector llegue a sus propias conclusiones ¡respondiste tu propia pregunta correctamente!



La ordalía de la Familia es una historia increíble de control mental y técnicas hipnóticas. ¿Ves a la convicción de Manson como una declaración oficial y registrada de que el control mental funciona en la práctica?

Bueno, esa era básicamente la posición de Vincent Bugliosi – así que era la posición oficial del Estado –, que Manson había formado un culto en torno a sí mismo, y que como todo buen líder de secta imponía cierto grado de condicionamiento o de control mental. Manson utilizaba muchas técnicas probadas y verdaderas; rompía la relación del miembro con el pasado, lo separaba de sus padres – cercenando esos vínculos – y Charlie se convertía en su nueva figura paterna y de autoridad, haciendo que sus ‘hijos’ adoptaran nuevas personalidades y nombres, junto a un nuevo sistema de creencias y comprando una visión del mundo que parece haber ido transformándose con el tiempo. Al principio era un viaje de paz, amor y flores, pero más tarde se convirtió en oscuridad y muerte.

Según todos los relatos, el viaje que Charlie instauraba era una mezcolanza de religión oriental combinada con cristianismo apocalíptico, con énfasis en la muerte del viejo yo, en matar a tu ego, para renacer en un nuevo yo libre y emancipado del pasado.



El sexo y las drogas eran coeficientes importantes en la ecuación – así como el miedo, también – como herramientas de desprogramación y reprogramación. El LSD sin duda puede tener resultados beneficiosos si se utiliza con la actitud apropiada y en el escenario adecuado, al estilo Leary. Pero si se da vuelta el guión del “set and setting” y se utiliza el ácido y otras drogas psicoactivas como un medio para promover la confusión y el caos, entonces ciertamente puede romper el equilibrio que la persona tiene con el mundo – dejarla ávida de sentido – y en ese vacío Charlie Manson se presentaba como padre, amante, gurú, diablo, todo en uno, llenando el hueco con esta nueva impronta.



El sexo grupal era empleado a menudo, con Charlie como el maestro de ceremonias, todos de ácido, mientras que él tomaba una dosis más pequeña para mantener el control sobre el proceso. Las orgías ácidas eran utilizadas para romper las inhibiciones y los límites impuestos por el rígido Establishment – se trataba de romper los tabúes establecidos por la sociedad para crear una nueva realidad, el amanecer de Acuario.

Charlie, según se ha dicho, orquestaba quién cogía con quién, y ponía a tipos con chicas, chicas con chicas, tipos con tipos, todos contra todos, ya que todos eran Uno. No es que haya nada de malo con la bisexualidad, pero era una forma de destrozar los tabúes que Manson sentía que habían sido impuestos por la sociedad.





Se le ha enseñado al público que toda magia ritual es “Negra” o Satánica por naturaleza. Tú utilizas el término “Magia Negra” en el título del libro. ¿Esta distinción es útil para separar lo que hacía Manson de la Magia Blanca, que se opone explícitamente a provocar daño o a manipular a los demás?

Bueno, no habiendo estado allí realmente, el que Manson utilizara Magia Negra es en gran parte pura especulación. Hay muchos relatos anecdóticos o apócrifos sobre los Mansonoides participando en rituales oscuros, y se puede suponer que la mitad de estas historias probablemente fueron inventadas y la otra mitad exageradas en cierta medida. Y al igual que cualquier otro fragmento de historia extraña, los distintos participantes involucrados han contado versiones un tanto diferentes de lo que pasó, y en algunos casos versiones drásticamente diferentes. Es por eso que el subtítulo de mi libro incluye la palabra “mitos”, ya que es una forma de ver todos los rumores y mitologías que giran en torno a la Familia. Fue un ejercicio de poner todas estas historias juntas, conectar algunos puntos, y tratar de tejer todo en un examen exhaustivo de la historia de Manson.

Cualquiera que sea el caso, los relatos sobre rituales extraños ciertamente aparecen en las diferentes versiones de las historias locas atribuidas al clan Manson. Por lo menos, ellos sin duda estaban lanzando una gran cantidad de vibraciones negativas al aire y, en todo caso, eso en sí mismo podría considerarse como una forma de Magia Negra.



El desierto es donde se desarrolla realmente el acto final de la Familia ¿Es el desierto un lugar que atrae a la locura? ¿Qué hay en el paisaje árido del desierto que tanto cautivó Manson?

El desierto puede ser un vacío, un lugar donde se puede alejar a la gente de las influencias externas – como en Jonestown –, donde puede instalarse el pensamiento grupal, y el grupo puede convertirse en Uno – Una Mente – pasando todo el tiempo juntos como una unidad familiar con una carismática figura de padre/gurú dirigiendo el tránsito mental, tomando ácido y hablando sobre el apocalipsis alrededor de una fogata, cantando canciones de “libertad”. La antigua era llega a su fin y una nueva era espera a la vuelta de la esquina. Esa era la cháchara de Manson.

Rancho Barker


El desierto tiene una vibra mística; el silencio, la quietud y la belleza pueden ser un contraste imponente con la cacofonía y el caos de la ciudad. En el desierto, – lejos de la sociedad – la “realidad”, o la propia visión del mundo, puede ser desnudada poco a poco y reformada; pueden desecharse las improntas viejas e iniciarse nuevas improntas.

Manson en el desierto se sentía como en casa, el líder de una manada de coyotes.


Rancho Spahn


¿Has leído la autobiografía de Timothy Wylie, el iniciado del Proceso?

Sí. La bío de Wylie Love, Sex, Fear, Death:The Inside Story of The Process Church (Amor, Sexo, Miedo, Muerte: La Historia Interna de la Iglesia del Proceso) ofrece una perspectiva interesante en contraste con muchas de las historias tenebrosas que rodean al Proceso. Fue publicada por Adam Parfrey de Feral House que tiene un buen ‘detector de mentiras’ en mi opinión, y parece un esfuerzo sincero por parte de Wylie (ex miembro de alto nivel del Proceso) para contar la historia a través de sus ojos, presentando al grupo bajo una luz más o menos benigna, a pesar de no ocultar el hecho de que, efectivamente, se transformaron en una secta. Sin embargo, ninguna de sus actividades – según Wylie – implicaban la historia que Maury Terry presenta en Ultimate Evil sobre asesinatos, películas snuff, redes de pornografía/prostitución, tráfico de drogas y el vínculo con la Familia Manson.



Wylie presenta al Proceso como un grupo de artistas y filósofos que utilizaban y creaban  diferentes estructuras religiosas para formar una especie de movimiento social como un desafío al status quo. Lo más inquietante del libro es el papel de Mary Anne DeGrimston, que fue la verdadera líder del grupo, describiéndola como una persona altamente manipuladora, algo así como una reina de hielo que gobernó con mano de hierro, causando mucha angustia mental y emocional, especialmente en los últimos días del grupo antes de que se transformaran en los Best Friends Animal Sanctuary.

Gracias a mis contactos con ex miembros del Proceso, tiendo a creer que todas las conexiones con Manson (aparte del artículo que ellos publicaron) han sido fabricadas y exageradas para un público que ama las viejas historias de sectas satánicas asesinas. Maury Terry y Ed Sanders ofrecen una gran cantidad de fuentes no identificadas para brindar credibilidad a sus acusaciones. ¿Te sentiste seguro en confiar en su investigación para tu libro?

Como comentamos anteriormente, incluí todas las historias extrañas sobre Manson para que los lectores llegaran a sus propias conclusiones. En el momento en que escribí la primera edición del libro – en 2001 –, estaba un poco en el aire en relación con muchas de las afirmaciones de Ed Sanders, así que simplemente seguí adelante – las presenté para que otros se rompieran la cabeza con ellas –, pero con el paso del tiempo se me ha hecho bastante obvio que muchas de las fuentes utilizadas por Sanders eran de un mérito dudoso y  que él debería haber visto eso. Creo que Sanders tenía una venda en los ojos (tal vez intencionalmente) y sólo quería meter tanto sensacionalismo como pudiera en su libro, The Family.

Una de sus principales fuentes era un tipo llamado White Rabbit (cuyo nombre real era Larry Melton, por lo que recuerdo) que hizo todo tipo de afirmaciones locas sobre rituales de magia negra, sexo y muerte, ingesta de sangre, etc. Melton asevera haber conocido a la Familia Manson desde adentro, y que fue miembro por un tiempo, pero en realidad parece que sólo se reunió con el clan de Charlie brevemente, en todo caso.

Creo Maury Terry era más de fiar, aunque confió en algunas de las historias de Sanders para reforzar sus propias teorías, lo cual también es problemático. En cualquier caso, creo que Terry descubrió algunas pistas interesantes; sin duda dentro de las filas de la policía de Nueva York había detectives convencidos de que David Berkowitz era mucho más que un loco solitario y que estaba conectado a una red oculta mucho más grande que, a su vez, estaba conectada a la Iglesia del Proceso, o a algún grupo escindido del Proceso. Que uno pueda atar este cabo directamente a los líderes de la Iglesia del Proceso, es otra historia.

Una de las personas más fascinantes tratada en el libro es Paul Crockett, el hombre que “desprogramó” a Paul Watkins y Brooks Poston. Realmente me impresionaron las historias sobre su capacidad de enfrentarse cara a cara con Manson, y socavar con calma todos los trucos mentales de Charlie. Y el hecho de que Charlie no le hiciera daño por todo eso. ¿Es este el caso de un mago blanco que vence a un mago negro en su propio juego?

Bueno, podría ser visto de esa manera. O simplemente dos perros alfa riñendo, pero teniendo un gran respeto el uno al otro. Crockett había sido un auditor cienciólogo y fue rápido para captar algunos de los trucos de Cienciología de Charlie, y puso el partido a su favor, lo cual, por supuesto, desequilibró a Manson, que se enorgullecía de mantener el control de su entorno y de las personas dentro de su alcance.

Paul Crockett


¿Crees que la visión específica del mundo que Manson utilizaba para adoctrinar a los jóvenes funcionaría en las personas hoy en día o fue algo que en realidad sólo tuvo poder en esa época gracias a las actitudes contraculturales de finales de los años 60?

Bueno, creo que las técnicas de inducción de las sectas funcionan en cualquier momento y lugar, pero el entorno de la contracultura de los 60 fue específico dentro de la saga de la Familia Manson – el sexo, el amor, las drogas y la rebelión contra el Establishment de ese período. Así pues, en cierto modo, no podía funcionar hoy en día, debido a que el escenario era específico del momento. En cierto modo, las cosas eran mucho más relajadas y bastante irresponsables en ese entonces. Manson tenía una gran cantidad de chicas menores de edad en su grupo, y hoy en día ese tipo de escena sería difícil de lograr. En aquel entonces algunos padres, al parecer, eran un poco más ingenuos cuando sus hijos adolescentes huían de casa; era una época más inocente, y que los chicos y chicas huyeran de sus casas para llevar flores en el pelo en el Haight Ashbury era más aceptado, por alguna razón. Además no existía esta vasta red de seguridad que tenemos hoy en día, ni el uso de los medios de comunicación e Internet para encontrar a niños desaparecidos, todo el asunto de la Alerta Amber.

¿Qué te pareció la anulación del gobernador Jerry Brown de la decisión de la junta de revisión de California para otorgar la libertad condicional a Leslie Van Houten? ¿Piensas que Brown realmente cree que ella signifique “un peligro inadmisible para la sociedad” o que merece morir en la cárcel a causa de su crimen? ¿O la decisión fue puramente un movimiento político seguro?

Es difícil responder a eso sin tener en cuenta qué evidencia se presentó en la audiencia de libertad condicional, y la verdad es que yo no estuve ahí, así que seguramente no pueda dar una evaluación justa sobre si mantenerla encerrada estaba justificado.

Simplemente viéndolo desde la distancia, dudo que Van Houten sea una gran amenaza en este momento, pero se ha convertido en un tema político caliente, aún después de todos estos años, y ¿qué gobernador querría ser recordado como el hombre que aprobó la liberación de uno de los miembros más conocidos de la Familia Manson?

Leslie Van Houten


Han pasado cerca de 15 años desde que salió el libro. ¿Habría alguna información nueva o nuevos giros que hubieras incluido en él si hubiera salido hoy?

Probablemente añadiría algo sobre esa chica que supuestamente se iba a casar con Manson hace un tiempo atrás. Por lo que oí, era básicamente una estafa para obtener los derechos de algo del material de Manson, su música y otras cosas. Cuando Charlie se dio cuenta de que probablemente no iba a mojar, allí se terminó este supuesto matrimonio, que realmente parecía ser algún tipo de estafa.

Cambiando de tema, ¿cuál fue el libro o el tema más satisfactorio que has abordado hasta ahora?

Yo diría que fue Historia Discordia: The Origins of the Discordian Society (Historia Discordia: los Orígenes de la Sociedad Discordiana), que en realidad llevó menos trabajo de escritura, porque la mayor parte del libro presenta material de archivo que me pasaron en 2009. Puede leer más sobre eso aquí.

Actualmente estoy armando un libro con la correspondencia Discordiana. Con suerte, estará listo año que viene.



¿Qué fue lo primero que te interesó de las ideas de Robert Anton Wilson?

Bueno, Disparador Cósmico creo que fue el primer libro de Wilson que realmente me voló la cabeza. (¡Es un mal viento que no sopla mentes!) Traté de leer Illuminatus a principios de los años 80 y fue muy difícil para mí en esa época, sin embargo Disparador Cósmico fue más fácil de procesar para el momento en que lo leí – probablemente a mediados de los años 90 – y realmente me ayudó a dirigirme en una dirección determinada, o más precisamente, me ayudó a recablear el cerebro en la forma de ver las cosas; por un lado, a ser curioso, y al mismo tiempo a pensar de manera crítica, no saltar a las conclusiones, pero tratando de mantener un final abierto. Wilson utilizó el término agnosticismo modelo para describir este enfoque; abrirse a todas las teorías locas que hay en este mundo confuso, pero al mismo tiempo mirar las dos campanas de cada historia, o a los muchos lados de cada teoría dada, e intentar verla desde tantas perspectivas como sea posible. Creo que esto mantiene el cerebro en crecimiento. Una de mis frases favoritas de Wilson en Disparador Cósmico es la siguiente:

Mi opinión es que la creencia es la muerte de la inteligencia. Tan pronto como uno cree en una doctrina de cualquier tipo, o asume una certeza, uno deja de pensar en ese aspecto de la existencia. Cuanta más certeza se asuma, menos espacio queda para pensar, y una persona segura de todo nunca tendría necesidad de pensar en nada y podría considerarse clínicamente muerta bajo las normativas médicas actuales, donde la ausencia de actividad cerebral es tomada como síntoma de que la vida ha terminado. 



El tipo realmente parecía único por la forma en que pensaba y se comunicaba. ¿No ha habido nadie en la cultura under que haya tomado la posta?

Probablemente no lo sabremos hasta que lo sepamos ¿no? Y no vamos a llamar a esa persona ‘el nuevo Robert Anton Wilson’, será quienquiera que sea su nombre porque dará un paso más allá, evolucionará las ideas de Wilson y otros para mantener la pelota rodando... o la Manzana Dorada, según el caso.

En cierto sentido RAW era realmente único, aunque creo que algunos de los trabajos de Terence McKenna van a la par de los de RAW – y los de Leary, para el caso – ya que RAW y Leary en un período parecían siameses. Por supuesto, Terence es cosa del pasado, y la gente está buscando ahora al próximo Terence McKenna, también.

Alan Moore en algunos aspectos podría ser considerado en la misma línea que RAW, pero todos estos tipos son únicos en sí mismos.

¿Crees que Discordianismo alcanzó su pico en su momento y se está hundiendo en la oscuridad o estás viendo un aumento en el interés por parte de las nuevas generaciones?

Bueno, es todo una cuestión de perspectiva, en verdad. Todo Discordiano ve al Discordianismo de manera un poco diferente a cualquier otro Discordiano... o de manera muy diferente. “Nosotros los Discordianos debemos estar separados”, como dice el dicho.



Dicho esto, ha habido un aumento renovado en el interés por los padres fundadores de Discordianismo a lo largo de los últimos años, no sólo con mis libros y página web Historia Discordia, sino también con la obra teatral Cosmic Trigger basada en la vida de Robert Anton Wilson que tuvo una temporada en Liverpool y Londres en 2014, una creación de Daisy Eris Campbell y su pandilla de bromistas. La obra cuenta no sólo con Wilson y Shea como protagonistas, sino también con la presencia de Kerry Thornley y Greg Hill como personajes.

Tuve la suerte de asistir a la presentación de Liverpool y fue una producción increíblemente divertida e igualmente conmovedora. El plan maestro de Daisy es llevar Cosmic Trigger a los EEUU para una actuación en Santa Cruz, CA, el 23 de julio de 2017, que ha sido declarado anteriormente por el alcalde de Santa Cruz como el Día de Robert Anton Wilson, o el Día del Tal Vez. El 23 de de julio de 1973 fue la fecha en que Wilson hizo contacto con la Estrella del Perro, Sirius, y también es el Día nacional del Hot Dog. En respuesta a la obra Cosmic Trigger hubo un Festival 23, hace poco, también el 23 de julio, y también en el Reino Unido. Así que parece que hay una fuerte reactivación de RAW y el Discordianismo en marcha en el Reino Unido.



Pero hay muchas cepas diferentes de Discordianismo bajo el sol, o bajo la estrella binaria de Sirius, como sea el caso. Facebook está infectado de grupos Discordianos, pero lo que uno encuentra en algunos de estos grupos es a menudo humor bastante juvenil o grosero que parece estar a años luz de distancia del espíritu que pretendían Hill y Thornley, y en algunos foros Discordianos a veces encuentras un trolleo violento, todo lo cual parece muy contrario al espíritu del caos lúdico y creativo invocado por los Discordianos originales. Así que alguien cuya introducción al Discordianismo fue el Principia Discordia, y que inocentemente se adentra en algunos de estos grupos de Facebook o foros de internet, podría llevarse una sorpresa desagradable y se preguntará ¿qué diablos es toda esa cosa vulgar y a veces sexista o racista? O simplemente gente faltándole el respeto a los demás.

Por supuesto, el Discordianismo nunca tuvo la intención de tener una única definición. Puede ser cualquier cosa que el practicante quiere que sea. Y esa, creo, era la intención original de Greg Hill: dejar que mutara como sea que fuera a mutar, porque ¿cómo puede alguien controlar a una religión basada en el caos?, eso sería contrario a la intuición.




Entonces se ha convertido en una comunidad muy rara y divisiva, a veces, y competitiva, por alguna razón peculiar, al estilo: ‘mi versión del Discordianismo es mejor que la tuya’, que es exactamente lo contrario a lo que pretendía Greg Hill. Pero ahora aquí estoy, poniendo mis propias definiciones en un movimiento que no debería ser definido... y eso en sí mismo es una definición.

El punto de vista Discordiano me ayuda a poner en perspectiva eventos de actualidad como la locura de esta elección de 2016, ¿Dónde ves aplicada su filosofía de mejor manera?

El Discordianismo realmente debe ser una reacción espontánea a cualquier conjunto dado de circunstancias, políticas o de otro tipo. Los primeros Discordianos ciertamente comentaban sobre política y el clima cultural de su época.

Con este fin, alguien como Banksy me parece Discordiano. Y quizás Anonymous, en cierta medida, tiene cierta deuda con el ala anarquista de la Sociedad Discordiana. Pero una vez más, eso está en el ojo del espectador, ya que los Discordianos proceden de todas las tendencias políticas.

Como has notado, la política nacional se ha vuelto cada vez más surrealista últimamente, sobre todo durante el ciclo electoral presidencial actual. La adopción de las teorías conspirativas por parte de Donald Trump refleja, de una manera extraña, el mismo mundo de conspiraciones cómicas construido por Wilson y Shea en Illuminatus, y algunas de las cosas que Trump dice incluso hacen que Illuminatus se vea casi ordinario en comparación – casi pareciera que Trump está desarrollando una Operación Jodementes sobre las masas con todas las cosas locas que dice y luego dice que no dijo y entonces señala: ‘bueno, mucha gente lo está diciendo y yo sólo lo retweetié’, o ‘sí: eso es lo que dije, pero no es lo que quería decir’. Parece como una especie de experimento sociológico para ver cuánta disonancia cognitiva puede aguantar una cultura antes de hacer implosión



Es obvio Trump es un ávido consumidor del tipo de alimento conspirativo que se ve hasta la saciedad en Internet en estos días – o a lo que algunos se refieren ahora como Alt Right. Y, de hecho, “algunas personas están diciendo” que Trump en realidad nunca tuvo la intención de llegar a ser presidente, y que el motivo oculto detrás de la campaña es el lanzamiento de una nueva empresa de medios de comunicación que moverá aún más esta visión conspirativa derechista hacia lo mainstream y que esa es la razón por la que se relacionó con el editor Breitbart, con Stephen Bannon, y por qué Roger Ailes – que recientemente fue echado de Fox – también está metido en su campaña. Así que es una conspiración dentro de una conspiración, por así decirlo, o una conspiración para iniciar un nuevo medio de comunicación que promoverá aún más las conspiraciones. Esto explicaría por qué Trump parece estar continuamente tratando de sabotear cualquier posibilidad de ganar la elección expresando una cosa excéntrica tras otra; en realidad nunca tuvo la seria intención de convertirse en presidente, solo se trataba de elevar su marca a otro nivel aún más raro.

Hace 20 o 30 años, si me decías que había un candidato presidencial que apoyaba las teorías conspirativas que me interesaban – ya sabes, alguien que iba a destapar la olla del asesinato de JFK, o a ventilar lo que el Gobierno realmente sabe acerca de los OVNIs – yo habría pensado “genial, ha llegado el momento”. Pero ahora todas estas tonterías sin sentido – todas estas diferentes teorías conspirativas que se han puesto a flote durante este ciclo de elección presidencial – parecen ser nada más que distracciones, o herramientas de propaganda de los politiqueros.

Cuando Trump apoyó la afirmación de que el padre de Ted Cruz había estado involucrado con Lee Harvey Oswald fue uno de los puntos altos (o puntos bajos) de este circo surrealista; una afirmación promovida por uno de los asesores de mayor confianza de Trump, un tipo llamado Roger Stone. Stone ganó una cierta notoriedad hace un par de años atrás afirmando en su libro que Lyndon B. Johnson había orquestado el asesinato de JFK, tras lo cual algunos han sugerido era sólo una manera de distanciar a Richard Nixon de su supuesta participación en el asesinato, debido al hecho de que Stone había trabajado en la Casa Blanca de Nixon y es probablemente el mayor fan de Tricky Dick en la tierra, ¡incluso tiene un tatuaje enorme de Nixon en la espalda!

Se puede suponer que la influencia de Stone inspiró a Trump a modelar ciertos aspectos de su campaña en base a la presidencia de Nixon, que también es algo surrealista, dado el hecho de que Trump se presenta como el candidato anti-corrupción y anti-sistema, mientras que Nixon podría ser considerado como un modelo de la corrupción política al más alto nivel. En la Convención Republicana 1968, Nixon se postuló como el candidato de la Ley y el Orden, algo que Trump utiliza de manera similar como lema y admitiendo abiertamente que moldeó gran parte del RNC de este año al estilo de Nixon.



Recientemente he estado escuchando el programa radial de Jeff Rense – principalmente para mantener un ojo sobre las conspiraciones que se filtran al extremo final del espectro conspirativo – y me di cuenta, en algún momento, que Trump parecía estar repitiendo un montón de cosas que escuché en el programa de Rense. Es decir, en al menos media docena de ocasiones durante el último par de meses, oía a Rense hacer cierta afirmación conspirativa en relación con este ciclo electoral y, a continuación, lo juro por Eris, al día siguiente, o poco después, escuchaba a Trump repetir el mismo rumor conspirativo, a veces casi palabra por palabra. Por ejemplo, todo el rollo sobre que si Trump no gana la elección general, entonces es porque hay fraude electoral – Rense habló de eso. Entonces uno o dos días después, Trump salió con la misma cantinela, que si no gana la elección es porque hubo fraude electoral.

Y luego todo el asunto sobre la salud de Hillary, que si se golpeó la cabeza o algo por el estilo y ahora está actuando de manera chiflada, lo de que Obama sea un musulmán de closet y que creó al ISIS – como un relojito, uno oía a Trump utilizando la misma retórica uno o dos días más tarde, y realmente creo Trump está haciendo sobre la marcha, que escucha algo en el programa de Jeff Rense, o que Roger Stone le murmura algo al oído, y entonces él lo repite en uno de sus mítines para arengar a sus tropas, y luego lo siguiente que sabes es que los principales comentaristas tendrán comida de lo más loca para masticar en el siguiente ciclo de noticias.

Otro ejemplo estuvo en uno de los últimos programas de Rense, donde habló acerca de que los medios de comunicación eran “repugnantes y corruptos” debido a su enfoque injusto sobre este “hombre honorable, Donald Trump”; y luego, casi al día siguiente, Trump estaba diciendo lo mismo, quiero decir, usó las mismas palabras para describir a los “medios repugnantes y corruptos”.

Series populares como Stranger Things y Mr. Robot, así como muchas otras, están incorporando ideas conspirativas sobre la forma en que operan las corporaciones y los gobiernos, pero al mismo tiempo uno puede ver artículos cada semana burlándose totalmente de los “teóricos de la conspiración”. ¿Por qué crees que existe esta fascinación de la sociedad por los complots oscuros en el mundo del espectáculo, pero al mismo tiempo existe un rechazo y menosprecio por las personas que tratan de explorar la posibilidad de que estas cosas sucedan realmente?

Las teorías conspirativas sin duda se han vuelto mainstream gracias a series como The X Files, por ejemplo, y con la explosión de Internet, haciendo que la información (para bien o para mal) sea mucho más accesible. Es interesante observar cómo durante décadas la comunidad de investigación conspirativa parece haber pasado por todo el espectro político, desde un extremo al otro, cómo ha evolucionado – o involucionado – como sea el caso.

Si rastreamos la escena de la investigación conspirativa en los últimos 50 años, más o menos – hasta sus raíces en la cultura contemporánea –, mucho de esto ganó fuerza con el asesinato de Kennedy, y muchos de los primeros investigadores de los asesinatos de JFK/RFK/MLK a menudo estaban asociados con la izquierda, o la izquierda radical, y las revistas que ofrecían estos puntos de vista orientados a las conspiraciones eran a menudo publicaciones progresistas o contraculturales como Ramparts, o The Realist de Paul Krassner, que publicó algunos de los primeros trabajos de Mae Brussell. En términos generales, los primeros investigadores de conspiraciones a menudo eran activistas o radicales de izquierda que participaban en las protestas contra la guerra y el movimiento de derechos civiles, y por lo general se oponían a la Administración, y a sus organismos de seguridad, como el FBI y la CIA, a los que acusaban de complicidad en muchas de estas conspiraciones.



Al mismo tiempo que las actividades de estos teóricos conspirativos orientados a la izquierda, también hubo teóricos de derecha surgidos en los años 60, que eran mucho más oscuros e incluso más marginales, y en ocasiones estas teorías de derecha se mezclaban con algunas de las teorías conspirativas de la izquierda. Muchas teorías locas de derecha evolucionaron a partir del período de listas negras de Hollywood, centrándose en una conspiración comunista que era promovida por grupos como la Sociedad John Birch, por ejemplo, que hablaba de una conspiración Illuminati global – que era básicamente otra forma de aludir a los banqueros internacionales judíos y la conspiración monetaria mundial descrita en el libro None Dare Call It Conspiracy de Gary Allen –, acerca de este grupo de banqueros y financistas globales que habían apoyado tanto al comunismo como al fascismo durante la Segunda Guerra Mundial – básicamente jugando en ambos extremos contra el medio – y usado a las Naciones Unidas para promover el comunismo y el socialismo, lo que a su vez condujo a la aparición de la contracultura y el movimiento pacifista en los Estados Unidos, que no eran otra cosa que meras marionetas dirigidas por la mano oculta detrás de todo esto, los sigilosos Illuminati. En ese momento, muchas de estas teorías eran bastante oscuras.

El movimiento Cristiano de Identidad también se hizo eco de teorías similares y tejió en la trama cosas acerca de las profecías bíblicas y la forma en que la Marca de la Bestia 666 iba a tomar el control del sistema monetario, como parte de este gran plan Satánico-Illuminati que sería instituido por las Naciones Unidas, que en realidad había infiltrado al Gobierno de Estados Unidos, lo cual hacía que las agencias del gobierno fueran agentes de facto del Iluminismo. Así que ese era el tema en común, la desconfianza hacia los gobiernos y los globalistas – ya fueran procedentes de la izquierda radical o la extrema derecha –; los Birchers culpaban del ascenso del comunismo a la distensión de figuras como Nixon, Kissinger, y los Rockefeller. Mientras tanto, la izquierda señalaba a Nixon, Kissinger y a las agencias de inteligencia como responsables de la escalada de la guerra de Vietnam y el COINTELPRO y todos los trucos sucios que ocurrieron durante el período.

Así que uno comenzaba a ver esta superposición – que fue bautizada como “paranoia de fusión” – que vinculaba a las teorías conspirativas de la izquierda radical con algunas de las teorías de la extrema derecha.

Muchos en la izquierda proponían que la CIA había matado a Kennedy, mientras que la Sociedad John Birch afirmaba que los Illuminati lo habían matado, y con el tiempo, con la ayuda de la paranoia de fusión, por así decirlo, la idea se fusionó en la teoría de que la CIA, patrocinada por los Illuminati, había matado a Kennedy. Con el tiempo este concepto de la paranoia de fusión unió a los dos extremos del espectro político, y esto es exactamente lo que Robert Anton Wilson captó cuando era editor de Playboy a fines de los años 60. Comenzó a recibir cartas al correo de lectores alegando todo tipo de conspiraciones extrañas, que venían tanto de la izquierda como la derecha, y diferentes historias sobre un oscuro grupo llamado los Illuminati que supuestamente era responsable de todas las cosas malas que sucedían en el mundo.



Illuminatus, de Wilson y Shea, jugaba con este concepto de paranoia de fusión y de conspiraciones superpuestas – donde los conspiradores a menudo no eran conscientes de lo que estaban haciendo sus rivales –, que conspiraban juntas y una contra la otra a la vez; un mosaico de líderes mundiales, agencias de inteligencia, líderes del crimen organizado, banqueros internacionales, sociedades secretas y ocultistas, nazis, masones, frentes religiosos y activistas radicales – todos parte de un diseño magnífico y diabólico – y en su vértice, el Ojo en el Triángulo que todo lo ve, los temidos Illuminati.

En Illuminatus, Wilson y Shea presentaban a la “más antigua y exitosa sociedad secreta del mundo” como responsable de todos los males del planeta, pero a medida que avanza la historia, vemos que los Illuminati, en algún lugar en el camino, habían sido infiltrados por la Sociedad Discordiana en un intento de derrocar a los líderes de la vieja escuela, para así utilizar la red Illuminati para iluminar a la humanidad – y eso era una especie de broma entre los Discordianianos de aquella época: el nuevo paradigma vencería al anterior mediante una conspiración cómica que por último liberaría a la humanidad.

Pero, volviendo a tu pregunta acerca de qué atrae a la gente a las teorías conspirativas: creo que es porque las teorías de conspiración son una forma de lo oculto – lo oculto que se convierte en revelación – o un misterio que lleva a desentrañar más misterios. Y a la gente le encantan los misterios; un viaje a través de la oscuridad para descubrir la verdad. Esta luz al final del túnel es lo que creo que atrae a la gente a estos agujeros de conejo, aunque a menudo lo que encuentran es más oscuridad en vez de luz.

Las teorías de conspiración (o hechos de conspiración, o como se quiera llamarlos) proporcionan respuestas simples para algunas personas que se sienten abrumadas por un mundo enloquecido, y por su lugar en ese mundo loco que sienten que no pueden influir; se sienten como peones o víctimas en el juego, jodidos por los elitistas a nivel mundial, lo cual explica por qué tienen un trabajo de mierda y no pueden pagar sus facturas a fin de mes y están enterrados en deudas o por qué su novia los dejó o cualquier otra dificultad de la que no pueden salir – y un millón de otras razones que pueden rastrearse hasta el asesinato de JFK, porque como sabemos, o como dice la leyenda, JFK nunca nos hubiera metido en Vietnam y se habría librado de la CIA y la Reserva Federal, y habría reintegrado una moneda respaldada por el oro, y todo estaría bien ahora si los Illuminati no hubieran intervenido, llevándose a JFK en su mejor momento. Tal vez esto sea cierto, pero hay que recordar que, mientras JFK todavía estaba vivo, había algunos que esparcían los mismos rumores sobre él que ahora oímos sobre Obama (o en realidad, quien sea que esté en la Casa Blanca, de cualquier partido político): que está en contubernio con los comunistas o el ISIS o el último Hombre de la Bolsa, real o imaginario.

Así que algunas de estas teorías conspirativas (ya sean verdad, una verdad a medias o pura basura) son una confirmación para aquellos que quieren creer que todo está diseñado por esta élite global, y que cualquier cosa trágica que ocurra es una falsa bandera llena de actores de crisis, o cualquier desastre natural se debe a la modificación climática o HAARP o CERN – todos los cuales, en última instancia, fueron diseñados para privarte del tipo de vida que crees merecer, o que tendrías si la maldita elite global se dejara de cagar todo, y así volver a hacer grande a América... quiero decir muy, muy grande.

Recientemente hubo mucha agitación en un grupo de discusión al que pertenezco en cuanto a si la contracultura de los 60 fue fabricada por la CIA, o en qué medida. El libro Acid Dreams, establece claramente los orígenes del LSD y la existencia de agentes provocadores entre los diversos grupos. Al mismo tiempo, los propios grupos, desde sus raíces, parecen haber sido algo genuino. ¿Adónde te ha llevado tu investigación?

Es un tema interesante, he leído Acid Dreams, y gran parte de los otros libros sobre el tema, y ​​estoy familiarizado con el trabajo de la mayoría de los investigadores que exploran estas teorías. Que la CIA se involucró con el LSD está fuera de toda duda, así que tendría sentido que algunas de las personas conectadas a la CIA, más tarde se convirtieran en proselitistas de la psicodelia. Sé que si yo hubiera sido un espía de la CIA (cosa que no puedo confirmar ni negar) y hubiera tenido acceso al LSD en su momento, – y hubiera tenido la oportunidad de autosuministrármelo con la actitud adecuada y en el escenario propicio – probablemente habría renunciado a la Agencia, me habría dejado el pelo largo y me hubiera ido a Woodstock. Creo que eso es lo que la gente encuentra más confuso de todo esto: cuando descubren que el ácido con el que Leary hacía sus pruebas había llegado indirectamente de la CIA – al igual que el material Kesey y García habían probado en Stanford –, y que la CIA había comprado este enorme cargamento de ácido de Sandoz y utilizaba las instituciones académicas para probarlo con conejillos de indias voluntarios.



Y sí, estoy seguro de que nuestros amigos en la Compañía habrían adorado utilizarlo como la droga total para el control de la mente, pero no funcionó de esa manera – el LSD es simplemente una sustancia demasiado voluble para utilizarla de esa manera – y una vez que el genio estaba fuera de la botella, los experimentos ácidos de la CIA fueron cooptados por pioneros de la contracultura como Owsley Stanley, quien empezó levantar la perdiz; y una vez que llegó a manos de los freaks, fue un elemento de cambio, al salir de los laboratorios y alcanzar las calles.

La teoría general es que todos estos elementos fueron mezclados en un gran caldero de bruja hecho de música rock, MK-ULTRA, Proyecto Artichoke, contracultura y movimientos psicodélicos – una gran tina de baby boomers de probeta: el diseño definitivo para lavar el cerebro de la generación de los años 60, que supuestamente llevó a un relajamiento de la moral y a una confusión mental – según esta teoría – y permitió que las drogas ilegales se convirtieran en un gran negocio, inundando las ciudades y convirtiendo a los jóvenes y a las minorías en esclavos descerebrados y drogados, chupando la horrible teta del gobierno, lo cual le permitiría a las élites (coff – banqueros judíos – coff) declarar finalmente la Ley Marcial para tomar todo el poder y, poco a poco, despoblar el planeta y etc., etc., etc....

Un voluntario sometiéndose a un proyecto de investigación con LSD en un campo de honor en Viejas, California, 6 de septiembre de 1966


Pero entonces, al mismo tiempo en que la generación de los años 60 supuestamente se estaba convirtiendo un grupo de esclavos obedientes con el cerebro lavado, también estaban desafiando al gobierno mediante la quema de las tarjetas de reclutamiento, protestando contra la guerra, quemando corpiños, promoviendo los derechos civiles y la liberación sexual, y haciendo muy buena música, todo a la vez.

Así que la teoría parece contradecirse a sí misma, o es tan complicada me resulta difícil tomarla demasiado en serio. Es otra de esas teorías de campo-unificado-y-la-mar-en-coche. Y traje a colación lo de la despoblación, porque a menudo escucho que la tejen en esta narrativa; que el objetivo final detrás de la cultura de rock y drogas de los 60s está entrelazada con estas teorías de control mental y control de la población – que es todo una especie de excrecencia del programa de eugenesia nazi –; y entonces dan un salto extraño hacia la Planificación Familiar (Planned Parenthood), por ejemplo, como parte de esta conspiración global mediante el cual los liberales y progresistas han sido engañados... y etc., etc., etc....

Y todo esto parece completar el círculo y volver al tema de las protestas de los 60s; el ideal de permitir a la gente ser los únicos navegantes de sus mentes y cuerpos, libres de la interferencia del gobierno, el tipo de mentalidad anarco-libertaria que Wilson y Shea promueven en Illuminatus, todo lo que estaba en marcado contraste con el Establishment de la época, que quería dar por traste con toda la diversión.



Así que cuando alguien se entera de que Bob Weir fue al Bohemian Grove, hace el tipo de conexiones que hacen que los sabuesos conspirativos de Internet digan: “¡Ajá, los Illuminati manejan el Bohemian Grove, así que deben estar controlando a Bob Weir y a los Grateful Dead!”. Mucho de esto comenzó con la afirmación de John Coleman en su libro The Committee of 300 que los Beatles habían sido creados y preparados en el Instituto Tavistock, pero cuando se rastrea la fuente original, uno descubre que no existe; que la fuente única y original de todo este asunto de Tavistock era simplemente John Coleman, porque no hay otra evidencia que apoye su afirmación: parece haber comenzado y terminado en Coleman solo, o debería haber terminado allí. Pero esta es una de esas afirmaciones que son regurgitadas una y otra vez y aceptadas como un evangelio, o como la confirmación de un sesgo.



Otro libro que puso esta noción en movimiento en los años 60 fue Rhythm, Riots and Revolution: An Analysis of the Communist Use of Music (Ritmo, Disturbios y Revolución: un Análisis del uso Comunista de la Música) del Dr. David Noebel, que presentaba la teoría de que la música rock y la cultura de las drogas ponían a los jóvenes en estados de trance vudú y los convertía en zombis rockabilly, y que la música de raíces negras – al ser una influencia del rock and roll – guiaba aún más a la juventud hacia el multiculturalismo, el sexo libre, las relaciones interraciales y muchas otras cosas malas y tenebrosas que supongo que interesaban mucho a los Illuminati, y que Aleister Crowley, con toda seguridad, aprobaría. Con este fin – siguiendo esta teoría – los músicos de rock eran sujetos engañados e involuntarios para propagar el mensaje de paz, amor y drogas, que era exactamente lo que los comunistas querían para poder poner a los Estados Unidos y al capitalismo de rodillas.



El ocultismo tiene muy mala reputación en la tradición conspirativa. La mayoría de los ocultistas que conozco están interesados ​​en ampliar los límites de la conciencia convencional como parte de un viaje espiritual personal. La población en general sólo parece estar al tanto de un satanismo histriónico y caricaturizado, al estilo LaVey, que era todo un acto de choque. RAW mismo era practicante del sistema de Thelema de Crowley – y ciertamente no estaba tratando de apoderarse del mundo. ¿No es hora de que dejemos de culpar de todo a los masones, etc.?

Sí. Comencemos ahora.

Cuando buscas la mejor y más confiable información sobre conspiraciones, eventos actuales o paranormales, ¿cuáles son tus fuentes favoritas?

No puedo decir que tenga una fuente recurrente de información sobre conspiraciones, sobre todo porque hay mucho ruido por ahí en estos días ahogando toda señal inteligible; no me gusta ir a la caza de las últimas y grandes conspiraciones debido a que uno es bombardeado sin parar con gran parte de ese material en las redes sociales, – ya sea que uno lo esté buscando o no – así que paso más tiempo tratando de quitar este ruido de la sintonía en vez de intencionalmente buscar más. Creo que si es realmente interesante – se trate de una historia de conspiraciones o paranormal – encontrará su camino hasta mí. Pero dicho esto, también monitoreo, por ejemplo, a Jeff Rense para tomar el pulso de lo que está pasando en los márgenes conspirativos de la extrema derecha, sólo para tener una idea de qué está pasando en la cabeza de cierta gente en estos días.

Si hay alguna historia de última hora de las noticias nacionales sobre la que quiero mantener un seguimiento, creo que Twitter puede ser una poderosa herramienta – usando TweetDeck, por ejemplo –, y siguiendo ciertos términos de búsqueda. De esa manera uno puede ver lo que es tendencia con cualquier término de búsqueda en particular, para luego revisar los diferentes links hasta reducirlos a la información más pertinente basada en los hechos.

El tipo de cosas que más me interesa en estos días son sitios como Atlas Obscura o Messy Nessy Chick que se centran en viajes o en la cultura pop.

¿Qué temas o corrientes has investigado este último año? ¿Podemos esperar un nuevo libro?

Bien, estoy trabajando en una media docena de diferentes proyectos de libros en este momento, con algunos temas recurrentes: Discordia, OVNIs y desinformación, James Shelby Downard... próximamente en su tienda de Internet más cercana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada