lunes, 19 de agosto de 2013

La Gran Bestia, Aleister Crowley - por Robert Anton Wilson (Primera Parte)


La Gran Bestia - Aleister Crowley (Primera Parte)

Por Robert Anton Wilson





Publicado originalmente en The Realist (de Paul Krassner) en los números 91-B, Septiembre - Octubre 1971; 91-C, noviembre-diciembre de 1971; 92-A, Enero-Febrero, 1972; y 92-B, marzo-abril de 1972

Traducción: G. Mazzucchelli
 


0 – El Loco

 


Todas las formas son legales para la inocencia. La locura pura es la clave para la iniciación. - El Libro de Thoth

 

Crowley: Pronunciado como cuervo (crow) para que rime con santo (holy): Edward Alexander Crowley, n. 1875 m. 1947, conocido como Aleister Crowley, también conocido como Sir Aleister Crowley, San Aleister Crowley (de la Iglesia Católica Gnóstica), Frater Perdurabo, Frater Ou Mh, To Mega Therion, Conde McGregor, conde Vladimir Svareff, Chao Khan, Mahatma Guru Sri Paramahansa Shivaji, Baphomet, e Ipsissimus; obviamente, un caso de agitación ontológica - no podía decidir quién era en realidad; principalmente conocido como La Bestia 666 o La Gran Bestia; sus amigos y discípulos celebraron su funeral con una Misa Negra: o eso es lo que dijeron los periódicos.

 

En realidad se trataba de una Misa Católica Gnóstica (incluso John Symonds, el biógrafo más hostil de Crowley, admite que a lo sumo se la podría llamar una misa gris, no una misa Negra - observemos las implicaciones racistas y chovinistas-cristianas en esta terminología - pero sin dudas no fue una misa católica o anglicana ortodoxa, es decir, caramba, la sacerdotisa se quitó la ropa en determinado momento, quedó completamente desnuda, y lo llaman una misa, ¡gloriosky!)

 

Así que el consejo de la ciudad realizó una reunión - esto fue en Hastings, Inglaterra, en 1947, no en 1347 - y se aprobó una ordenanza que dictaba que tales ritos paganos jamás volverían a ser tolerados en ninguno de los servicios funerarios en la ciudad, nunca jamás; de cierta manera me los imagino con las vestimentas alpinas-balcánicas que usaban los campesinos en las epopeyas clásicas de monstruos de Universal Studios, y lo veo al mismísimo Aleister, en su ataúd, llevando nada menos espectacular que el viejo capote negro de Bela Lugosi: bajo sus labios sensuales se ven los colmillos: pero su ojos están cerrados, en profunda y divina Samadhi.

 

Porque esa es la clase de imágenes que vienen a la mente cuando se menciona a Aleister Crowley: este personaje maldito que se identificó con la Gran Bestia del Apocalipsis de San Juan, en una época donde lo sobrenatural estaba umbilicalmente conectado con Universal Studios, el Suplemento Dominical de Hearst, Astrología de Hoy etc. (…); este hombre divino que se transformó en el Logos cuando Logos era sólo una palabra a garabatear en lápiz en los crucigramas los domingos lluviosos, ¡esta paradoja maldita y divina de Crowley!

 

Escuchen, algún crítico (se me olvidó quién) escribió de Lugosi "actúa con total sinceridad y con una especie de poesía cursi demente" y las palabras, al igual que la vieja capa negra con interior forrado de carmesí, parecen adaptarse igualmente bien para los hombros del Maestro Therion, To Mega Therion, la Gran Bestia, Aleister Crowley. Esta es la degradación final: este avatar de la anarquía, este epítome de la rebelión, esta encarnación de la inconsistencia, este tal Crowley a quien sus contemporáneos llamaban "El rey de la depravación, "el hombre más perverso del mundo", "el Caníbal", "el hombre que nos gustaría llevar a la horca", "la Bestia Humana", y, con un poco de anti-clímax, "un germanófilo y Revolucionario".

 

Ahora, para nosotros, es pintoresco. Peor: es gracioso. Peor aún: es cursi.

 

Ni siquiera creemos su jactancia de haber realizado sacrificios humanos 150 veces al año a partir de 1912.

 

Ninguno de estos títulos cordiales fue inventado por mí. Todos fueron utilizados, mientras Crowley aún vivía, por los periódicos de John Bull, en su heroica y casi interminable campaña para salvar a Inglaterra de la influencia perniciosa de la Bestia. Ver The Legend of Aleister Crowley de P.R. Stephenson.

 

I - El Mago




El Verdadero Yo es el significado de la Verdadera Voluntad: Conócete a ti mismo a través de tu camino. - El Libro de Thoth

 

No hay una forma clara, incluso al nivel más superficial de los datos externos en bruto, de decir lo que Edward Alexander Crowley (que se hacía llamar Aleister - y otros nombres) realmente estaba tratando de hacer con su vida y trataba de comunicar a sus semejantes.

 

Vean: hete aquí un inglés (no hay que olvidar eso: era inglés, y a veces podía ser un verdadero maldito inglés) que en el año más denso de la década más deprimente de la época que llamamos victoriana, comete alta traición técnica, se une a los carlistas, acepta el título de caballero del propio Don Carlos, denuncia como ilegítimos todos los títulos de nobleza otorgados por "la usurpadora de Hannover" (también llamó "rechoncha ama de casa alemana" a la pobre Vicky), sí, y luego, durante los años y décadas posteriores, con dura obstinación, con terquedad superlativa, con porfía prometeica, continuó llamándose a sí mismo "Sir Aleister" - una bandera roja en la cara de John Bull.

 

Pero hay más: el mismo reaccionario romántico, el mismo caballero falso, se entera de que las autoridades francesas, escandalizadas por el tamaño heroico de los genitales de la estatua de Oscar Wilde obra de Epstein, la han cubierto con una mariposa - y, bien, como habrán adivinado, ahí fue él, en el crepúsculo, con martillo y cincel, como jurado enemigo de los filisteos, para eliminar la mariposa y la restaurar la estatua a su prístina pureza – Pero ¡Por todos los dioses barrigones en China!, ¿por qué convirtió ese gesto en una broma al entrar, en la misma noche, al restaurante más concurrido de Londres vistiendo esa misma mariposa en la entrepierna de sus pantalones?

 

Entonces podríamos declararlo un arlequín, en última instancia: ¿el arquetipo del Juglar Loco superpuesto sobre el clásico inglés excéntrico? Y con un toque de Sodomita Sardónico - ¿acaso no ha pasado de contrabando bromas homosexuales (escondidas en juegos de palabras, en códigos, acrósticos y notarikones) en sus muchos volúmenes de poesía mística?

 

¿Incluso no resultó que su gran "descubrimiento" literario, el Bagh-I-Muattar [El Jardín Perfumado] no era un descubrimiento en absoluto, sino una invención de su cráneo astuto y creativo? - ¡todo, todo, todo! desde los piadosos aunque pederastas originales en persa, pasando por el ingenioso aunque ingenuo inglés que lo tradujo (y que murió heroicamente en la guerra de los Bóer), hasta el alto clérigo anglicano que escribió la introducción saludando su santidad, pero temblando por su salacidad.

 

Sí: y llegó a publicar un volumen, WhiteStains - Manchas Blancas - (Krafft-Ebing en verso) con un prólogo caradura que declaraba "El editor espera que los patólogos mentales, para cuya sola mirada está destinado este tratado, no escatimarán las precauciones para evitar que caiga en otras manos "- y, maldición, dispuso que el nombre del autor en la portada figurara como "George Archibald" su religioso tío, a quien detestaba.

 

¿Bromas de estudiante? Sí, pero en 1912, a la edad de 37 años, todavía seguía con el mismo juego: ese fue el año en que logró vender a los principales editores católicos de Londres, Burns y Oates, el Ave María, un volumen de versos versátiles que celebraban a la Virgen: e incluso esperó a que recibiera críticas favorables por parte de la prensa católica ("un banquete abundante y variado para los amantes de la poesía melodiosa", comentó entusiasmado el Catholic Times) antes de revelar que el verdadero autor no era una monja o un obispo extraordinariamente talentoso, sino él mismo, el siervo de Satán, la Gran Bestia, el demonio Crowley.

 

Pero asimilemos este hecho en su plenitud: él realmente lo hizo. Tú o yo podríamos concebir eso como una broma, pero él la llevó a cabo: escribió los versos devotos con el tono adecuado de santurronería azucarada para realmente vendérselos a un editor papista y obtener cordiales comentarios en la prensa católica - como si Baudelaire se hubiera obligado a sí mismo a escribir todo un volumen de Edgar Guest: ¿Y sólo por el simple hecho de hacer una broma?

 

Para entender el enigma de Crowley tendremos que cavar.

 

II - La Sacerdotisa





La pureza es vivir sólo para lo más Alto; y lo más Alto es Todo; sé como Artemis para Pan. - El Libro de Thoth

 

Estas bromas a veces parecen tener un punto oscuro, y uno comienza a sospechar con inquietud que debe haber un método al estilo de Hamlet en esta locura. Incluso las identidades alternativas pueden ser consideradas como algo más que un juego: Pueden ser contra-juegos Zen. Aquí está la propia explicación de la Bestia, del tiempo en que se había convertido en el conde Vladimir Svareff, de The Confessions of Aleister Crowley: AnAutohagiography.

 

"Quería aumentar mi conocimiento sobre la humanidad. Sabía cómo trata la gente a un joven de Cambridge. Yo había apreciado completamente el servilismo de los comerciantes, aunque fui muy generoso y demasiado ignorante para darme cuenta de la magnitud de su deshonestidad y codicia. Ahora quería ver cómo se comportaban las personas ante un noble ruso. Debo decir que he utilizado varias veces este método de encubrimiento - ha sido increíblemente útil para multiplicar mis puntos de vista sobre la humanidad. Incluso las personas de mente más amplia son inevitablemente estrechas en este respecto. Pueden saber cómo los tratan los diferentes tipos de personas, pero no pueden saber, salvo de segunda mano, cómo esas mismas personas tratan a los demás".

 

Y la travesura del Ave María, tiene su propia loca razón de ser:

 

"No debo ser considerado exactamente insincero, aunque no tuviera yo ni una sombra de creencia en cualquiera de los dogmas cristianos... simplemente quería ver el mundo a través de los ojos de un católico devoto, muy parecido a como lo había hecho con el poeta decadente en Manchas Blancas, el místico persa del Bagh-i-Muattar, etc... no veo por qué debería limitarme a una sola vida. ¿Cómo se puede llegar a entender el mundo si uno persiste en mirarlo desde la torreta de la propia "personalidad?"

 

Así de simple: el procedimiento es científico incluso para el presente (Juego de Rol, diríamos) y es una parte central del Psicodrama y la Dinámica de Grupo. "Debes salir de tu mente antes de poder llegar a tus sentidos", como dijo una vez Tim Leary (o Fritz Perls). Claro: incluso se puede llegar a ser Jesús y Satán al mismo tiempo: pregúntenle a Charles el Hijo del Hombre (Charles Man-Son nota del traductor).

 

Artemisa, la diosa de la naturaleza, es eternamente virgen: sólo se entregó una vez, a Pan, y esto es una pista para el propósito de los sangrientos sacrificios de la Bestia.

 

III - La Emperatriz




Esta es la Armonía del Universo, el Amor une a la Voluntad de crear con el Entendimiento de dicha Creación. - El Libro de Thoth

 

El pequeño Gargantúa fue enviado a una escuela dirigida por los Hermanos de Plymouth, la estricta secta fundamentalista a la que pertenecían sus padres. Elogia a la escuela con estas palabras cordiales de su ensayo "Una niñez en el infierno":

 

"¡Que la doncella que pase por allí se vuelva estéril y que aborte la mujer embarazada que la contemple! ¡Que las aves del cielo se nieguen a volar sobre ella! ¡Que se yerga como una maldición, como el miedo, como el odio entre los hombres! ¡Que la habiten los malvados! ¡Que la luz del sol se retire de su entorno y la luz de la luna no la ilumine! ¡Que se convierta en la casa de los muertos y que los demonios del abismo residan en ella! ¡Que sea maldita, maldita - maldita para siempre jamás!".

 

Uno percibe que el niño Alick no era feliz allí. De hecho, el punto culminante de sus miserias llegó cuando alguien les dijo a los directores que había visto borracho al joven Crowley. Nuestro antihéroe fue puesto a dieta de pan y agua, y fue castigado al ostracismo (es decir, nadie, ningún estudiante o maestro, tenía permitido hablar con él), sin que se le dijera qué delito había cometido; este castigo cristiano (por su propio bien, por supuesto) duró un año entero – hasta el momento en que su estado de salud se derrumbó y un pariente no tan comprometido con la secta de los Hermanos de Plymouth insistió en que fuera retirado de ese ambiente antes de que lo mataran.

 

Este incidente es el favorito de los críticos hostiles de la Bestia; insisten en esto con alegría, dando a entender que (los Hermanos de Plymouth) no son la clase de fanáticos religiosos que torturarían a un niño de esta manera, y también lo utilizan para explicar su posterior antipatía a todo lo que estuviese relacionado a "Jesús" o "Cristo".

 

Fue esta escuela, dicen, la que retorció su mente y lo puso al servicio del diablo; una buena teoría para los analistas de salón o para el ensayo de un estudiante, pero tiene el defecto de no ser del todo cierta. El rey de la depravación nunca se entregó a Satán, como veremos, y siempre supo separar y distinguir las cosas de manera delicada; de esta experiencia él mismo dice, "Yo no odio a Jesús y a Dios; yo odiaba al Jesús y al Dios de la gente que odiaba".

 

Pero ahora saltaremos hacia adelante, pasando por alto la adolescencia (saltearemos la época en la que sedujo a una criada en la cama de su madre, lo siento freudianos), más allá de Cambridge (salteándonos un buen alboroto estudiantil estilo 1890) y más allá de su etapa alpinista (en 1901, él y su compañero escalador favorito, Oscar Eckenstein, batieron la mayor parte de los records de escalada en el mundo - todos menos uno, para ser exactos); así, llegamos a la Orden Hermética del Amanecer Dorado (la Golden Dawn); cuidado lector: entraremos al reino del Misterio y las Visiones - y las Alucinaciones; a partir de ahora el lector es el único juez de lo que puede ser creído.

 

IV - El Emperador




Encuéntrate a ti mismo en cada estrella. Alcanza todas tus posibilidades. - El Libro de Thoth

 

Parece que la Golden Dawn fue fundada por Robert Wentworth Little, un alto francmasón, sobre la base de documentos ocultos que rescató del Freemason Hall en Londres durante un incendio. No: no fue Little en absoluto, sino Wynn Wescott, un rosacruz que actuó en nombre de cierta misteriosa Sra. Sprenger de Alemania, que probablemente representara a los Illuminati originales de Adam Weishaupt.

 

No: tampoco fue así: detrás de la Golden Dawn en realidad había una segunda Orden, la Rosa de Rubí y la Cruz de Oro - es decir, los rosacruces medievales originales aún activos; y detrás de ellos una Tercera Orden, la Gran Hermandad Blanca - es decir, los Nueve Desconocidos de la tradición hindú - los verdaderos gobernantes de la tierra; uno sólo puede decir, si la última teoría es cierta, que la Gran Hermandad Blanca son los Gran Cagada Blanca.

 

La verdadera historia de los Illuminati, Rosacruces, etc - o de alguna otra maldita mentira – es contada en Illuminatus: or Laughing Buddha Jesus Phallus Inc., de Robert J. Shea y quién escribe, que será publicada por Dell este año, a menos que los Nueve Desconocidos la supriman.

 

De todos modos, cualquiera sea el origen de la Orden Hermética de la Golden Dawn, actuaba casi a la intemperie en el Londres de la década de 1890, con miembros ilustres como Florence Farr (la actriz), Arthur Machen (el escritor de cuentos de horror: ¿Han leído El Gran Dios Pan), George Cecil Jones (un químico respetable de día y un alquimista clandestino por la noche) y William Butler Yeats (un poeta que pensaba que su poesía era superior a la de Crowley, y a quien Crowley describe en su Autohagiografía como "un demonólogo despeinado que podría haber prestado mucho más cuidado a su apariencia sin ser acusado de dandismo.").

 

En 1898, el rey de la depravación fue admitido en la Orden: Crowley tomó el nuevo nombre de Frater Perdurabo que significa Hermano Perseveraré-hasta-el-Final, que más tarde cambió a Frater OuMh o Hermano No Todavía - y comenzó a adquirir gran habilidad en artes tales como la invocación de ángeles y demonios, hacerse invisible, viajar en el cuerpo astral y otras maravillas ocultistas por el estilo.

 

En aquellos tempranos días, el hombre más perverso del mundo falló miserablemente al realizar una operación crítica de magiack; y ésta era la obra más importante de todas. Consistía en la consecución del Conocimiento y en la Conversación con su propio Santo Ángel de la Guarda - lo que eso pueda significar se discutirá más adelante.

 

La operación usual, tal como se encuentra en ElLibro de la Magia Sagrada de Abra-Melin el Mago, requiere seis meses de trabajo duro y es un poco más agotadora que mantenerse en la posición del Ibis del Hatha Yoga durante ese mismo interludio, o que calcular pi hasta las mil milésimas mentalmente y sin usar papel o lápiz. Los críticos de la bestia gustan decir que no pudo con esto porque fue incapaz de obedecer el mandamiento de Abra-Melin de permanecer en castidad durante esos 180 días. Más tarde veremos cuánta verdad hay en esto.

 

La invisibilidad, por cierto, no es tan difícil como dieron a entender los maestros tibetanos de Lamont Cranston. Después de unos pocos meses de práctica, guiado por los manuales de entrenamiento de la Bestia, ya he logrado dos veces un éxito parcial, y mis gatos, Simon y Garfunkel, lo hacen constantemente. No hay necesidad de buscar misterios cuando la verdad a menudo está a plena luz del día.

 

V - El Hierofante




Ejercítate en las ocho ramas del yoga, porque sin ellas no tendrás disciplina para ninguna lucha. - El Libro de Thoth

 

A principios de febrero de 1901, en Guadalajara, México, la Bestia comenzó a trabajar seriamente en dharana, el yoga de la concentración. El método muy utilizado en la India: mantener una sola imagen en la mente - un triángulo rojo - y desterrar todas las demás palabras o imágenes. Esto de ninguna manera es una tarea fácil, y yo, por mi parte tendría mucho más respeto por los críticos hostiles de Aleister si hubiera alguna pizca de evidencia de que ellos alguna vez intentaran lograr esa autodisciplina, y, de ser así, se las hubieran arreglado para perpetuarla hasta conseguir resultados.

 

Por ejemplo, después de tres semanas de práctica diaria, la Bestia registró en su diario que ese día se había concentrado durante 59 minutos con exactamente 25 "interrupciones" o distracciones del triángulo: 25 interrupciones pueden no parecer gran cosa para quienes no han intentado esto; sin embargo una sola hora de práctica los convencería de que 3600 interrupciones, o una interrupción por segundo, está mucho más cerca de la media de interrupciones para un principiante.

 

Hacia fines de abril, la Bestia registró 23 minutos con 9 interrupciones, el 6 de mayo, 32 minutos y 10 interrupciones. Repito: cualquier persona que piense que el ácido, o Jesús, o la Cienciología han rehecho su vida, debe intentar un par de semanas de esto; es la revelación más clara y más humillante de la neurosis compulsiva del ego "normal".

 

El 6 de agosto la Bestia llegó a Ceilán, aún trabajando a diario en el dharana - oh sí, en Honolulu tuvo una aventura con una mujer casada, que más tarde celebrara en su soneto Alice: Un Adulterio, publicado bajo los auspicios de la ficticia "Sociedad para la Propagación de la Verdad Religiosa ": sus críticos siempre mencionan esto como prueba de que no era sincero; uno a veces tiene la idea cínica de que estos críticos son o eunucos o hipócritas.

 

Bajo la guía de Sri Parananda y un viejo amigo, Allan Bennett - ahora el monje budista Maitreya Ananda -, se sumergió en las otras siete "ramas" del yoga. Yo digo que el alpinismo requiere menos auto-disciplina. No voy a discutir, sino que daré sólo unos indicios. Estos son los dos primeros pasos para comenzar a hacer pranayama:

 

1. Aprende a respirar a través de tus dos fosas nasales alternativamente. Cuando esto te sea fácil, practica exhalar a través de la fosa nasal derecha durante 15 segundos y luego inhalar a través de la izquierda durante la misma cantidad de tiempo. Practica hasta que puedas hacerlo sin esfuerzo durante 20 ó 30 minutos.

 

2. Ahora comenzar a retener la respiración entre la inhalación y la exhalación. Aumenta el periodo de retención hasta que puedas respirar durante 10 segundos, retener durante 30 y exhalar durante 20 segundos. Esta proporción es importante: si inhalas la misma cantidad de tiempo o una mayor que durante la exhalación, la estás jodiendo. Practica hasta que puedas hacerlo - con comodidad - por período de una hora.

 

¿Lo tienes? Bueno, ahora estás listo para empezar a hacer los verdaderos ejercicios de pranayama. Por ejemplo, puede agregar la "tercera rama", el asana, que consiste en sentarse y quedarse como una roca, sin mover ningún músculo, los hindúes recomiendan comenzar con una contorsión que parece haber sido ideada por Sacher-Masoch en persona, pero elige una posición que parece cómoda en un principio, si quieres - pronto se convertirá en un infierno.

 

Todo esto tiene un punto, por supuesto, cuando se domina el pranayama y el asana, uno puede comenzar a hacer dharana sin constantes fracasos humillantes. Enhorabuena: ahora puedes agregar las otras "cinco ramas". Por supuesto, (sobre todo después de que tu pie ya no sólo está dormido, sino que ha progresado a un estado horriblemente reminiscente del rigor mortis) la tentación es decidir que "no hay nada en el yoga, después de todo" o "simplemente no puedo hacerlo" y tal vez sí haya algo en la Ciencia Cristiana o en el Proceso o, probablemente, otro viaje de ácido podría realmente hacerte dar el gran salto.*

 

*Nota: Sí, hermanos y hermanas, hemos conocido a personas capaces de mucha racionalización. Ya incluso en el año 1901, la Bestia descubrió que algunos de los "yoguis menores", como él los llama, utilizaban hachís para alimentar el último galope desde dharana a dhyana; y más tarde se lo recomendó a sus propios discípulos - pero siempre con la disposición de que los resultados así obtenidos debían considerarse como una indicación y presagio de lo que se buscaba, y no como un sustituto de la verdadera realización. La Bestia alcanzó dhyana, el trance del no-ego, el 2 de octubre de 1901, a menos de 8 meses de empezar la práctica del dharana en Guadalajara.

 

VI - Los Amantes





... descansa en la Simplicidad, y escucha en el Silencio. El Libro de Thoth

 

Esto puede estar poniéndose pesado, pero hay que aguantarlo por un tiempo hasta que la banda empiece a tocar de nuevo. En concreto, hay que tener cierta comprensión de lo que entendemos por dhyana y de lo que la bestia había logrado en esos 8 meses. El mejor análisis es, probablemente, el brindado por el mismísimo hombre más malvado del mundo en sus Confesiones:

 

"El problema es cómo dejar de pensar; la teoría es que la mente es un mecanismo para lidiar simbólicamente con las impresiones; su construcción es tal que uno se siente tentado de tomar estos símbolos como la realidad." Es decir, fabricamos unidades como la pulgada, la silla, el yo, etc, con el fin de organizar nuestras impresiones sensoriales en totalidades coherentes, pero la mente que lleva a cabo este tipo de tarea está construida de manera tal que luego no puede escapar a sus propias construcciones. Habiendo imaginado pulgadas y sillas y yos, la mente luego los percibe "allá afuera" en el mundo físico y le resulta difícil de creer que sólo existen dentro de su propia maquinaria de clasificación. "El pensamiento consciente, por lo tanto, es fundamentalmente falso y nos impide percibir la realidad. Las numerosas prácticas del yoga son trucos para ayudarnos a adquirir la habilidad de frenar la corriente de pensamiento y finalmente detenerla por completo."

 

La autohipnosis de la mente, por supuesto, surge de nuevo tan pronto como uno sale de dhyana. Nunca se conserva la esencia de la ausencia de ego del dhyana; uno retiene una impresión de eso contaminada por las teorías favoritas de la mente y las imágenes más resonantes. La Bestia llamó a esta secuela adulterada del dhyana "mezcla de planos" y la consideró como la principal causa de los horrores perpetrados por los fanáticos religiosos sobre el resto de la humanidad a lo largo de la historia:

 

"La convicción de Mahoma de que sus visiones eran de fundamental importancia para la "salvación" lo convirtió en un fanático... La energía espiritual derivada de los altos trances brinda al vidente una fuerza formidable; y, a menos que tenga en cuenta que la interpretación se debe sólo a la exageración de sus propias tendencias de pensamiento, tratará de imponerla a los demás, y así engañará a sus discípulos, pervirtiendo sus mentes y evitando su desarrollo... En mi sistema se enseña al alumno a analizar todas las ideas y a abolirlas mediante el escepticismo filosófico antes de que se le permita realizar los ejercicios que llevan a dhyana".

 

En 1904, la bestia había llegado a la conclusión de que todo lo que había visto y realizado entre los Magos y entre los yoguis, podría explicarse mediante la combinación de la psicología conocida con la emergente psico-química. Había empujado el misticismo tan lejos como es posible sin perder su racionalismo victoriano.

 

Luego vino el cataclismo de El Cairo.

 

VII - El Carro




La cuestión del Buitre, Dos-en-Uno, fue transmitida; este es el Carro del Poder. - El Libro de Thoth

 

Desde su iniciación en la Orden Hermética de la Golden Dawn en 1898, la Bestia había estado practicando el viaje astral casi a diario. Esto es mucho más fácil que el pranayama, el asana, y el dharana, y es una buena diversión sana, incluso desde el principio.

 

Si usted es un aspirante o un crédulo, simplemente siéntese en una silla cómoda, en una habitación en la que no lo interrumpan, cierre los ojos, y poco a poco imagine el "cuerpo astral", sea lo que diablos sea, de pie ante usted. Haga cada detalle claro y preciso, cualquier falta de claridad puede meterte en problemas más adelante.

 

Ahora transfiera su conciencia a este segundo cuerpo - no sé por qué, pero algunas personas se aferran a este punto - y comience a elevarse, a través del techo, a través de las otras habitaciones del edificio, a través de la estratosfera, hasta que haya salido completamente del universo físico - al diablo con él, Nixon y sus astronautas ya lo están invadiendo de todos modos - y alcance el plano astral, donde no es probable que la NASA lo siga con sus banderas y otros totems tribales.

 

Acérquese a las figuras astrales que vea y la pregúntele cosas, especialmente sobre aquellas cuestiones sobre las que desea saber y normalmente no están disponibles para usted.

 

Vuelva a su cuerpo terrenal, despierte, y registre cuidadosamente lo que ha sucedido. El diario de estos viajes astrales, cuidadosamente transcrito, es la clave de todo progreso en la Alta Magia, una vez que el alumno aprende a descifrar sus propias visiones.

 

El lector escéptico, si es que hay escépticos aún en esta generación crédula, podría señalar que este proceso se inicia como un ejercicio de imaginación y que no hay razón para pensar que cruza la línea hacia la realidad. Muy cierto: pero esa objeción no disminuye el valor de las visiones obtenidas.

 

La Bestia había tenido alguna dificultad para escribir un pequeño libro llamado "777", que es un catálogo abundante, en conveniente forma de tabla, de los 32 principales "planos astrales" y sus paisajes típicos, sus eventos, y sus habitantes. Usando nuestro propio Diario Mágico y las tablas de "777", junto con algunas obras de referencia estándar sobre religiones comparadas, uno puede descubrir rápidamente dónde ha estado, quién ha estado allí antes y cuáles religiones se fundaron en base al relato de lo que un visitante anterior había visto allí.

 

Uno no necesita tener alguna hipótesis ocultista sobre estas visiones; incluso se puede decir que hemos estado explorando el "inconsciente colectivo" de Carl Jung - o, más a la moda, que hemos estado descifrando el registro etológico del código del ADN (la teoría favorita de Tim Leary sobre los viajes de LSD, que se ajusta perfectamente a estos viajes astrales). La disciplina es importante para evitar "la mezcla de planos" y confundir tu explicación con la visión en sí, o, como dice la Bestia en Liber O:

 

"En este libro se habla de las Sephiroth, y los Senderos, de Espíritus y Conjuros, de Dioses, Esferas, Planos y muchas otras cosas que pueden o no existir.

 

"Es irrelevante si existen o no. Haciendo ciertas cosas se consiguen ciertos resultados, los estudiantes son advertidos severamente contra la atribución de realidad objetiva o validez filosófica a cualquiera de ellos...

 

"Si mediante las siguientes prácticas el estudiante logra cierto éxito, se enfrentará a cosas (ideas o seres) demasiado gloriosas o demasiado horribles para ser descritas. Es esencial que sea el amo de todo lo que contempla, oye, o concibe; de lo contrario va a ser esclavo de la ilusión y presa de la locura...

 

"El mago puede pasar mucho tiempo siendo engañado y adulado por los astrales que él mismo ha modificado o fabricado... se sentirá cada vez más interesado en sí mismo, se imaginará a sí mismo alcanzando una iniciación tras otra. Su ego se expandirá sin control, hasta que le parezca que tiene el cielo a sus pies..."

 

Los maestros Zen tienen tácticas adecuadas para evitar este peligro de la grandiosidad: el descubrimiento independiente de Crowley de esta estrategia lo condujo a ese comportamiento – el de los chistes, las "blasfemias", los cambios de nombre y de identidad – que a su vez moldeó su reputación como chiflado, satanista y el hombre más malvado del mundo.

 

Después de haber visto la caída en el dogmatismo y el autobombo de varios héroes de la Nueva Ola de la droga y el ocultismo, algunos de nosotros tal vez estamos dispuestos a ver que las incesantes burlas profanas de la Bestia hacia sí mismo y hacia sus dioses eran una defensa necesaria contra este riesgo laboral de la vida visionaria.

 

Pero luego vino la mistificación en El Cairo - y más allá, el Jode-mentes de China... y el descubrimiento del valor del sacrificio humano.

 

VIII - Ajuste




Balancea cada pensamiento con su exacto opuesto. Porque su matrimonio es la aniquilación de la Ilusión. - El Libro de Thoth

 

En marzo de 1904, la Bestia y su primera esposa, Rose, estaban en El Cairo, y él estaba tratando de enseñarle algo de magia, un tema que a ella le aburría profundamente. Y ahora, esta es la parte sobre la que les advertimos, la toman o la dejan; esto es lo que parece haber sucedido - Rose entró en una especie de trance y empezó a murmurar varias frases inconexas, como "Se trata del Niño" y "Ellos te están esperando".

 

Pronto descubrió que algún dios u otro ente estaba tratando de comunicarse; Crowley realizó 12 preguntas para determinar de qué dios se trataba y, caramba, las respuestas de Rose fueron correctas, coherentes y revelaban un conocimiento de egiptología que en su mente consciente no poseía.

 

Ejemplo: "¿Cuáles son sus cualidades morales?" "Fuerza y ​​fuego" "¿Qué se opone a él?" "Azul Profundo" - hasta que surgió un dios que entraba tan bien en el cuadro, como Clark Kent en la cabina telefónica del Daily Planet; Ra-Hoor-Khuit u Horus en su aspecto de dios de la guerra.

 

La Bestia llevó a Rose al Museo Boulak y le pidió que le señalase al dios en cuestión. Pasaron junto a varias estatuas de Horus - que el rey de la depravación observó impasible, aunque, dice, "con alegría silenciosa" - y luego (¡escalofrío!) se detuvo ante la Estela 666, Ra-Hoor-Khuit. "Es él", dijo.

 

Lo siento, señores racionalistas.

 

Y, por supuesto, maldita sea, el 666 - el número de la bestia en el Apocalipsis de San Juan - era el número mágicko personal de Crowley y lo había sido durante años.

 

Aquellos que quieran invocar la palabra "coincidencia" para cubrir los harapos de su ignorancia son bienvenidos a hacerlo. Algunos tenemos una nueva palabra últimamente, sincronicidad, acuñada nada menos que por el psicólogo Carl Jung y el físico Wolfgang Pauli - y he leído sus libros y tengo que admitir que salí tan confundido como cuando entré; por lo que este cerebro puede comprender, la coincidencia es la correspondencia no significativa, y la sincronicidad es la correspondencia significativa, y si eso te hace sentir superior a los tozudos cabezaduras que todavía dicen coincidencia, eres bienvenido.

 

Y aún hay más: cuando la Bestia reconoció a Ra-Hoor-Khuit al otro lado de la línea telefónica astral, éste le había pasado con un subordinado, un tal Aiwass, un ángel, que le dijo entre otras cosas que la verdadera Palabra de Poder no es abra-ca-dabra sino abra-ha-dabra y la letra hace que la suma sea 418, que era el número de la casa de Crowley en Loch Ness, Escocia; y el propio nombre de Aiwass equivalía a 93, que es también el número del Amor y la Voluntad, las dos palabras principales en la comunicación, conocida como El libro de la Ley -; pero ya es suficiente; las pruebas matemáticas y cabalísticas y las coincidencias (si prefieren) podrían ocupar páginas enteras.

 

En resumen, la Bestia había estado jugando un juego contra sí mismo durante seis años, desde 1898, invocando lo milagroso y comprobando después que se trataba "sólo" de su mente.

 

Ahora tenía que empezar a considerar que había dado con una potencia "astral", que tenía las cualidades de una inteligencia superior a la suya, y ostentaba correspondencias significativas numerológicas y en múltiples idiomas, y que no venían desde "dentro", sino desde el "exterior": la mente de Rose, las "decisiones independientes" de los curadores del Museo Boulak, y luego, un cierto Samuel bar Aiwass.

 

En 1918 Crowley adoptó el nombre To Mega Therion, que significa La Gran Bestia en griego, y equivale a 666; en un artículo en The International, preguntó si alguno de sus lectores podía encontrar una palabra o frase de significado similar, en hebreo, que también sumara 666.

 

Él mismo era un buen cabalista y había intentado todo tipo de sinónimos hebreos de "bestia", pero ninguno de ellos equivalía a 666; sin embargo, la respuesta llegó por correo - Tau, Resh, Yod, Vau, Nun = 666 – y la carta estaba firmada por Samuel bar Aiwas.

 

Aiwas es el equivalente hebreo de Aiwass, y también equivale a 93, el número de su Santo Ángel de la Guarda.

 

Pero mientras tanto, llegaba el Jode-mentes chino.
 
 
(... Continuará)
 


 

3 comentarios:

  1. Gracias!!!
    Sigue publicando cosas de RAW, tu blog es una mina.

    ResponderEliminar
  2. Me Mandaron por aqui,està Bueno el blog,hasta de golden tarot,saludos.

    ResponderEliminar