sábado, 24 de septiembre de 2011

¿Neófilo o Neófobo?

Fragmento de Illuminatus Parte I: El Ojo en la Pirámide, Libro Dos: ZWEITRACHT, Cuarto Viaje, o Chesed


 
George le pasó el teléfono a Hagbard. “¿Sabes qué es lo que le sucedió a Joe? ¿Quién atentó contra Confrontación? Lo sabías antes de que yo llamara. Tu gente es muy habilidosa con los explosivos”.



Hagbard sacudió la cabeza. “Todo lo que sé es que la olla estaba hirviendo. Tu editor, Joe Malik, andaba detrás de los Illuminati. Por eso te envió a Mad Dog. Tan pronto como apareciste allí te arrestaron y metieron una bomba en la oficina de Malik ¿Qué piensas?”.




“Pienso que me has dicho la verdad, o una versión de ella. No sé si confiar completamente en ti. Pero obtuve mi prueba. Si los Illuminati Bávaros no existen, algo existe en su lugar. Por lo tanto ¿A dónde nos conduce todo esto?”.




Hagbard sonrió. “Estás hablando como un verdadero homo neophilus, George. Bienvenido a la tribu. Queremos reclutarte porque eres muy crédulo. O sea, crédulo en el buen sentido. Eres escéptico con respecto a los conocimientos tradicionales, pero te atraen las ideas heterodoxas. Una marca inconfundible del homo neophilus. La raza humana no está dividida entre racionales e irracionales, como piensan algunos idealistas. Todos los seres humanos son irracionales, pero hay dos tipos diferentes de irracionalidad: aquellos que aman las viejas ideas pero temen a las nuevas, y aquellos que desprecian las ideas viejas pero abrazan gozosamente las nuevas. Homo neophobus y homo neophilus. Neófoba es aquella parte de la humanidad que apenas ha cambiado luego de un millón de años de historia. Neófila es la mutación creativa que ha estado surgiendo en intervalos regulares durante ese millón de años, dándole pequeños empujones hacia delante a la raza, la especie que hace girar más y más rápido la rueda. Los neófilos cometen un montón de errores, pero se mueven. Viven la vida como debe ser vivida, un noventa y nueve por ciento de errores y un uno por ciento de mutaciones viables. Todos en mi organización son neófilos, George. Es por eso que estamos adelantados al resto de la humanidad. Influencias neófilas concentradas, sin distracciones neófobas. Cometemos un millón de errores, pero nos movemos tan rápido que nuestros propios errores no nos pueden alcanzar. Antes de profundizar más en el tema, George, quisiera que te conviertas en uno de nosotros”.



“¿Qué significa eso?”.



“Que te conviertas en un Legionario de la Legión de la Discordia Dinámica”.


Fragmento de Illuminatus Parte II: La Manzana Dorada, Libro Tres: UNORDNUNG, Sexto Viaje, o Tipareth


(Malaclypse el Más Viejo a Joe Malik) "Como sabes, Chicago es el nervio central de los Illuminati en este hemisferio, así que usaremos esta ciudad para ensayar con el AUM, una nueva droga con propiedades asombrosas, si los científicos del FLE están en lo correcto. Se supone que convertirá a los neófobos en neófilos”.


Simon se golpeó la frente, gritó “¡Guau, man!” y comenzó a reír a carcajadas. Pederastia lanzó un grito sofocado y silbó.


“Parece que Joe está en blanco” dijo Malaclypse. “¿Nadie te explicó que la humanidad está dividida en dos genotipos distintos? Están los neófobos, que rechazan las ideas nuevas y aceptan solamente lo conocido, y los neófilos, que aman las cosas nuevas, los cambios, los inventos, y las innovaciones. Durante los primeros cuatro millones de años de historia de la humanidad, todos los seres humanos eran neófobos, por eso la civilización no se desarrolló. Todos los animales son neófobos. Solamente una mutación puede cambiarlos. El instinto es simplemente el comportamiento natural del neófobo. La mutación neófila apareció aproximadamente hace cien mil años, y se aceleró hace treinta mil años atrás. De cualquier manera, nunca hubo más que un puñado de neófilos en todo el planeta. Los mismos Illuminati nacieron de uno de los conflictos más antiguos que se tengan registros entre neófilos y neófobos”.


“Interpreto que los Illuminati intentaban detener el progreso”, dijo Joe. “¿Es esa su meta?”.


“Todavía piensas como un liberal”, dijo Simon. “A nadie le importa un carajo el progreso”.


“Correcto”, dijo Malaclypse. “Ellos son innovadores en ese punto. Todos los Illuminati fueron y son neófilos. Incluso hoy en día, ellos consideran que su trabajo es progresista. Quieren convertirse en dioses".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada