domingo, 11 de octubre de 2015

LECTURA DE ILLUMINATUS: SEMANA 3

Lectura de Illuminatus semana 3

Por Mazzu


(Desde la página 38 a la 48)





George Dorn está pasando un mal momento en la cárcel de Mad Dog; Saul y Barney se escabullen de unos agentes del FBI...

-----------------------------

(Alerta de mini-spoiler para quien lee la novela por primera vez) Siempre me llamó la atención la inclusión de Nixon en la lista de nombres de los asesinatos políticos sucedidos en EEUU que George menciona en su charla con el Sheriff Cartwright en la página 39.

Wilson y Shea terminaron de escribir la novela en 1971, y estaba ambientada en un futuro cercano, es decir en algún punto a mediados de la década de 1970. La línea temporal de Illuminatus va hacia adelante y hacia atrás constantemente. A veces, incluso, en un mismo párrafo. No sabemos muy bien cuál fue “el año en que finalmente hicieron inmanente el Eskatón”, pero de la misma lectura podemos deducir que fue en 1975 (o 1976, más adelante ahondaremos en este tema). Por ejemplo, en el fragmento que leímos la semana pasada, vemos lo siguiente: “cincuenta años antes (del año del Eskatón), un ladrón de bancos llamado Harry Pierpont se acercó a un joven convicto en la Prisión de Michigan y le preguntó: ‘¿Crees que haya una religión verdadera?’”. Más adelante descubrimos que ‘el joven ladrón’ es el famoso gangster John Dillinger. Harry Pierpont conoció a Dillinger en la prisión de Michigan en 1925. 1925+50=1975.

Como vimos en el post de la semana pasada, el presidente retratado en la novela es muy parecido a Richard Nixon. Las primeras veces que leí Illuminatus, pensé que Nixon era el presidente en función durante el nudo argumental de la novela (el año del Eskatón), el cual  es asesinado ese mismo año, y que por eso George lo menciona en su lista de asesinatos; pero, no: la entrada de George a la prisión texana es previa al asesinato del presidente de la novela, eso quiere decir que (en la línea temporal de Illuminatus), Nixon ya estaba muerto. Podemos decir que, a pesar de ser una caricatura de Nixon, el presidente anónimo de la novela no era ‘Tricky Dicky’, sino su sucesor.

-----------------------------------

La ‘muerte’ de Harry Coin... ¿una prefiguración de  la iniciación de George?

-----------------------------------

Retomando los asuntos cabalísticos, en la lectura de esta semana tenemos muchas correspondencias.

Hay varios textos cabalísticos que se pueden consultar para desenredar las complejidades de Illuminatus pero, en general, es bastante claro que el enfoque cabalístico de Wilson y Shea viene por el lado de la Cábala Hermética, desarrollada por la Golden Dawn sobre las ideas de Eliphas Levi, más tarde ampliada y difundida por Aleister Crowley, y no por el lado de la Cábala hebrea más purista. Algunos libros bastante iluminadores al respecto pueden ser 777 y El Libro de Thot de Aleister Crowley (este último es principalmente sobre el Tarot, pero – siguiendo la escuela de E. Levi – lo relaciona a las séfiroth, y en el apéndice B incluye las correspondencias entre el Árbol de la Vida y el I Ching), Cábala Desvelada de S. L. MacGregor Mathers, y Cábala Hermética de Dion Fortune. Un libro que me fue de bastante ayuda fue Los Misterios de la Cábala de Stuart Holroyd (Magic, Words and Numbers, 1975), no porque sea muy completo (como 777 de Crowley), sino porque me resultó conciso y práctico. Aquí un fragmento de dicho ensayo que nos ayudará a analizar el aspecto cabalístico de las 10 páginas de esta semana:

Todo el sistema cabalístico se sustenta sobre una doctrina básica: la incognoscibilidad divina. Se le conoce como Ain Soph o Resplandor Infinito. No creó el universo – de cuya marcha no es, por tanto, responsable – sino que éste emanó de Él. Según el Zohar, un relámpago brotó de los cerrados confines de Ain Soph y produjo otras nueve luces (séfirot)

(Éstas) se encuentran unidas por 22 líneas o senderos (a los que les corresponde una letra del alfabeto hebreo). En el Árbol de la Vida se indica el camino seguido por la Consciencia, la cual en un relámpago descendió desde Kether, la primera emanación o Corona, a través de las restantes séfiroth, hasta llegar a Malkuth, la Tierra o el Reino Terrenal. Para reunirse con el origen, el alma debe desandar ese mismo camino, atravesando las séfiroth, en un largo y fatigoso ascenso.

La tradición quiere atribuir el origen de la Cábala a Moisés. No obstante, el conjunto literario que hoy conocemos como Cábala parece ser producto de un movimiento místico judaico llamado del Merkabah o “Trono”, floreciente en Oriente Medio desde el siglo IV al X. La idea del descenso del alma y su ascenso ulterior a través de las esferas fue tomando cuerpo en los países costeros del Mediterráneo oriental durante los primeros siglos de la era cristiana, siendo asimilada por los cabalistas, quienes la adaptaron a su Árbol de la Vida.

(...) El alma ansiaba ascender de regreso por las esferas para volver a reunirse con su punto de origen. Su ascenso podía iniciarse en el momento de la muerte (...), pero algunos cabalistas creían que el alma podía iniciar su ascenso antes de la muerte física, mediante el dominio de ciertos conocimientos y técnicas.



(...) Las características interrelacionales de las séfiroth resultan más comprensibles si se ordenan en grupos. Así, algunos cabalistas conciben un conjunto de tres columnas. Las séfiroth situadas en la parte derecha del Árbol agrupan los principios masculinos, activos y luminosos del universo – equivalentes a los atributos Yang de la filosofía taoísta –, Hokmah “sabiduría”, Hesed “misericordia”, y Netsah “triunfo”. (...) La parte izquierda del Árbol contiene las tres séfiroth representativas de los principios femeninos, pasivos, y oscuros – como el Yin – Binah “comprensión”, Geburah “severidad”, y Hod “esplendor”. (...) La armonía entre estas dos columnas se consigue con la Columna del Equilibrio, también denominada del Alma o de la Consciencia. El Zohar dice que es la columna perfecta; media entre las fuerzas luminosas y las oscuras, sin perder por ello su independencia. Las correspondencias y atributos de las séfiroth pueden resultar sorprendentes. Muchos atributos que normalmente se consideran masculinos aparecerán en las séfiroth femeninas y viceversa. (...) Todas las séfiroth poseen un qlifoth o aspecto negativo, por lo cual cada experimento mágico llegará a un punto en que deberá solucionarlo y superarlo.


El Árbol de la Vida según la Golden Dawn

Recordemos que todavía estamos en Kether; en la página 39 de Illuminatus leemos “nuestros verdaderos grupos de derecha como los Relámpagos de Dios” y en el fragmento de Holroyd: “Según el Zohar, un relámpago brotó de Ain Soph”. El relámpago, como podemos ver en la versión del Árbol de la Vida de la Golden Dawn, sale desde Kether (como una espada flamígera) hacia la derecha en dirección a Chokmah. En la misma frase, Cartwright le dice a George: “Eres tonto realmente. OK, no seguiré derrochando mi tiempo contigo”. En la ilustración, vemos que el sendero por donde desciende el relámpago y que une a Kether con Chokmah, está ilustrado con el Arcano Mayor sin número del Tarot, El Loco. El arcano El Loco, en inglés, es The Fool, que se traduce literalmente como El Tonto (en el original en inglés Cartwright dice “dumb”, pero “dumb” y “fool” son sinónimos). En la página siguiente (40), leemos: “un paciente esquizofrénico que no había hablado en diez años, abruptamente comenzó a exhortar a un enfermero ‘Están volviendo...’”; otra referencia clara a El Loco.

Kokote comentó sobre el post de la semana pasada:

Nos falto decir algo sobre Simon Moon, ¿no? El nombre puede estar relacionado con Simon, el Mago. Que se llame Moon puede indicar eso de la polaridad que hablábamos antes (el yang tiene algo de yin y viceversa) Entonces Simon es un hombre con su contraparte polar bien desarrollada (Moon=Luna/Yin). No es casualidad la cuestión del sexo tántrico (asociado al camino de la mano izquierda/ la noche/lo femenino).

Y, sí: ¡nos faltó explayarnos un poco más sobre Simon Moon, uno de los personajes más fascinantes de la novela! Como dice Kokote, el nombre parece tomado de Simon el Mago, de la tradición gnóstica. Simon Moon, además, era uno de los seudónimos que solía utilizar RAW, como veremos un poco más adelante. Si miramos en la ilustración, al otro sendero que desciende desde Kether hacia la izquierda (en la columna femenina, como bien dice Kokote ‘el camino de la mano izquierda’) hasta Binah, le corresponde el arcano mayor del Tarot de El Mago. Este arcano generalmente es relacionado con Hermes y la tradición iniciática hermética; y en la página 39 leemos “El guardia se había esfumado como Hermes”.



Uno de los atributos de Hermes era el Caduceo, el báculo con dos serpientes entrelazadas que, según la mitología griega, recibió como regalo de Apolo. La serpiente ascendente de la versión hermética del Árbol de la Vida de la Golden Dawn se parece bastante a un caduceo, (Ver ilustración de Aleister Crowley) y tal vez se trate de una influencia gnóstica y/u oriental.

Ilustración de Aleister Crowley


El ‘Relámpago de la Divinidad’ desciende desde Kether hasta Malkuth recorriendo todas las séfiroth, y la Serpiente hace el camino inverso: sale de Malkuth y, tocando todos los senderos que interconectan a las esferas, finalmente llega al Resplandor Infinito. Esta luz divina es referida varias veces en las 10 páginas que estamos analizando. En la página 46 Saul dice en un diálogo interno:

“Iluminación” era una de las palabras que los hippies usaban siempre para describir la experiencia que uno obtiene en el grado mayor de la hierba. E incluso, si uno se pone a pensar, el término más común, “encenderse”, tiene el mismo significado que “iluminación”. ¿No era eso lo que se suponía que significaba la corona de luz alrededor de la cabeza de Jesús en el arte católico? Y Goethe - si es que realmente era parte de esto - podría haber hecho referencia a esa experiencia en sus últimas palabras en su lecho de muerte: “¡Más luz!”.

Y, más adelante en la misma página, Mary Lou le dice a Simon (el Mago que, recordemos, estaba despertando a la Serpiente Ascendente Kundalini junto a su compañera “mediante el dominio de ciertos conocimientos y técnicas” sexuales):

“Bien, tú tenías un halo alrededor, o algo así. Un gran halo azul. Entonces vi que estaba también alrededor mío y que tenía un montón de puntitos azules que bailaban como en remolinos en su interior. Y después ni siquiera eso. Sólo luz. Pura luz blanca”.

Significativamente, a las dos séfiroth que están por debajo de Kether le corresponden los símbolos del falo (a Chokmah), y de la vulva (a Binah), y en la página 40 de Illuminatus leemos que Simon le dice a su amante: “sólo ahora, el único presente que tenemos, el ahora sólo es mi pene en tu vagina”.

La serpiente (que no está presente en el Árbol de la Vida de la tradición cabalística hebrea, pero sí en el de la hermética) además de ser un símbolo fálico y de fertilidad, era asociada a la curación, la sabiduría, la protección y la magia en varias tradiciones. Como ya dijimos, era la representación de Kundalini, la energía serpentina ‘dormida’ en el chakra Muladhara que al ascender por la columna (una imagen muy parecida a la del Caduceo y a la del Árbol de la Vida de la Golden Dawn) provoca la iluminación. Wadjet, la diosa cobra egipcia, era la protectora del país, de las otras divinidades, y de los faraones. Simbolizaba el calor del Sol, la fertilidad, y la llama del fuego. Su figura estaba presente en la corona del Bajo Egipto. Dentro de la tradición griega, ya mencionamos el Caduceo con las serpientes entrelazadas de Hermes, pero hay otra famosa serpiente enrollada, Ladón, y – agárrense los sombreros – ¡Ladón era la serpiente encargada de custodiar las Manzanas Doradas del Jardín de las Hespérides! ¡Salve Eris!

En la Biblia, la serpiente parece actuar como un dios trickster, un ‘bribón sagrado’, que engatusa a la pareja original para que coma del Árbol del Bien y del Mal. Como vemos, el tema de ‘la serpiente guardiana del árbol de la iluminación’ es un mito más antiguo que el descrito en el primer libro del Pentateuco, y puede ser un intento por parte de los impulsores del monoteísmo hebraico de demonizar a un culto previo a la serpiente en la antigua Mesopotamia, como podría ser el culto a Ningizzida, la serpiente que acompañaba a Tammuz y custodiaba las puertas del cielo en la mitología babilónica (algo similar sucedió con Pan, al asociarlo con ‘el Diablo’ del cristianismo – de hecho, la imagen con la que se sigue representando al diablo es la imagen de Pan). Los gnósticos asociaban a la serpiente con la Sabiduría y la Salvación, ya que en su interpretación del Génesis bíblico decían que Jehová es el Demiurgo que impide al hombre conocer su verdadero origen (la Luz Infinita, Ain Soph), mientras que la serpiente, Lucifer (el Portador de la Luz), era un enviado del ‘verdadero Dios’ que al darle de comer el fruto prohibido, lo ilumina. Más adelante la tradición gnóstica asociaría a la Serpiente con el Cristo, de ahí también la imagen de la serpiente crucificada, muy similar al Caduceo y a la serpiente del Árbol de la Vida hermético.



Una cosa más. Al igual que mencionábamos en la entrada anterior del blog, aquí parece haber otro reflejo cabalístico sefirótico/qlifótico-yin/yang en los personajes de Mary Lou Servix y Sherri Brandi. Mientras Mary Lou está experimentando un orgasmo más allá de todo lo que conocía, Sherri Brandi (su ‘reflejo qlifótico’) confiesa nunca haber tenido un orgasmo, y en efecto, ¡ni siquiera cree que las mujeres puedan llegar al clímax como los hombres!

------------------------------------

Página 40. Hagbard y George están en el ‘Woodstock Europeo’:

“Allá,” apunta Hagbard, “en el noroeste está el Rihn, donde se suponía que die Lorelei se sentaba a cantar sus canciones mortuorias. Va a haber música más mortífera esta noche en el Danubio”

La leyenda alemana cuenta que die Lorelei era una sirena que habitaba en el Río Rihn y que con su canto conducía a los navegantes a la muerte. Aquí hay varias versiones de dicha leyenda. 

-------------------------------------------

Wilson y Shea hilvanaron esta parte del relato de manera magistral con Rock Around the Clock, la famosa canción de Bill Haley and His Comets



-------------------------------------------

Sobre el artículo de Teenset mencionado en el Memo#5, en la página 43, Adam Gorightly escribe en Historia Discordia:

Como RAW mencionó en numerosas ocasiones, Illuminatus! fue un ejercicio de mezclar realidad con ficción, y en particular sobre las muchas teorías de conspiración presentadas de una u otra forma en el libro. Años después de su publicación, RAW admitió que ni siquiera él tenía en claro cuál de estas teorías - en el análisis final – eran, en última instancia, verdaderas o falsas, y que algunas podían ser verdaderas y falsas al mismo tiempo. En este sentido, el libro es un ejercicio mental para desentrañar las muchas mitologías que se arremolinan alrededor del paisaje conspirativo excéntrico de finales de los años 60 y durante la década de los 70.

El artículo de Teenset mencionado en la página 43 era de hecho un artículo real en una revista de verdad, escrito por una tal Sandra Glass (que, muy probablemente, fuera Robert Shea), que documenta una investigación sobre los misteriosos antiguos videntes iluminados de Baviera. Este artículo era precedido ominosamente por una nota del editor: “Antes de su reciente muerte, la señorita Glass fue una experta en asuntos subversivos” La fuente para muchas de las revelaciones de este artículo venía supuestamente de un anarquista llamado Simon Moon, quien más tarde aparecería como un personaje de Illuminatus!

Gracias a RAWIllumination net podemos ver el artículo original escaneado



Algo que me gusta mucho es el tono naïf y anacrónico que Shea (suponiendo que Shea fue el autor bajo el seudónimo de Sandra Glass) le dio al artículo, intercalando expresiones modernas como “los Hashishins drogadictos”, “los sobrios guerreros mongoles”, “sus bailarinas fueron embarcadas para ser rehabilitadas”, “Beethoven había puesto un póster de ‘Ewige Blumenkraft’ en la tapa del piano”. Como diría RAW en este fragmento de Cosmic Trigger III:

“Pequeños toques de incompetencia e ignorancia que ayudaron a crear la impresión de que se trataba de un artículo verdadero y sincero -- como las sillas chirriantes, toses de fondo, diálogos superpuestos, calidad de sonido escrupulosamente “mala” etc., que hicieron parecer “verdaderos” a los noticieros artificiales de las dos mejores películas de Orson Welles: Citizen Kane y F For Fake”.

Otra cosa que me parece captar en este artículo es la ridiculización por parte de RAW y Shea del pensamiento ultra-conservador del estadounidense medio cuando la supuesta autora se refiere a la marihuana como “la hierba asesina”. Durante la década de 1930, en los EEUU, la pobre plantita fue víctima de una feroz campaña propagandística de criminalización, donde se la llamaba “la hierba de los asesinos”, “la droga de los violadores”, “la planta de la locura”, etc. Ya en la década de los 60s, y con la contracultura habiendo adoptado a la marihuana casi como una bandera, esta difamación del faso parecía totalmente ridícula, aunque ciertos sectores reaccionarios continuaban con la cantinela de “la droga asesina” como un resabio de la propaganda anti-marihuana de los 30s.



-------------------------------------------

Por cierto, el supuesto eslogan de los Illuminati, Ewige Blumenkraft, quiere decir “Eterno Poder de las Flores”, y parece una broma insertada por RAW y Shea en el artículo de Teenset, una referencia al Flower Power aún vigente cuando escribieron Illuminatus. Aunque más que una broma, tal vez sea un aspecto de la Operación Jodementes: cuando alguien buscara el significado de Ewige Blumenkraft, descubriría su conexión con el Flower Power y pensaría “¡los Hippies son parte de la conspiración Illuminati!”; por otra parte, también parece ser un homenaje al Ewig-Weibliche (Eterno Femenino) del Fausto de Goethe.

Dicho sea de paso: en el mismo memorándum se asevera que “el 2 de Febrero de 1776 Weishaupt alcanzó la iluminación”. 2 de febrero (pero de 1882) es la fecha de nacimiento de James Joyce... ¿un pequeño homenaje?

-------------------------------------------

En el Memo#6 (pág. 44) se menciona que “la tesis de (Gary) Allen es que Cecil Rhodes creó en 1888 una sociedad secreta para instaurar el dominio inglés del mundo” no es tan descabellada, ya que Rhodes defendía lo que luego se denominó Angloesfera, y decía “Sostengo que nosotros (los británicos) somos la más alta raza del mundo; y que cuanto mayor parte del mundo habitemos, mejor será para la raza humana”.

----------------------------------------------

Memo#7, Página 44: “Esto viene de un pequeño diario de izquierda de Chicago (The Roger SPARK, Chicago, Julio de 1969, volumen 2 núm.9: “Daley vinculado a los Illuminati”, no figura el nombre del autor)”: Jesse Walker, en su libro United States of Paranoia: A Conspiracy Theory, escribe al respecto:

[Robert Anton] Wilson asentó las instrucciones básicas para la Operación Jode-Mentes en una nota enviada a varios amigos (incluyendo a [Paul] Krassner). Los participantes debían "hacer circular todos los rumores aportados por otros miembros" y debían "atribuir todas las calamidades nacionales, asesinatos o conspiraciones a los otros grupos." Un gran riesgo, advirtió, es que "el Establishment podría ser lo suficientemente paranoico como para creer alguna leyenda loca iniciada por alguno de nosotros y luego arrestarnos a todos por haber matado a Abraham Lincoln".

Así que enviaron una carta con membrete de los Illuminati bávaros a la Christian Anti-Communist Crusade (Cruzada Cristiana Anticomunista), sólo para confirmarles que "si, hemos tomado las riendas del negocio de la música rock. Pero ustedes todavía son tan ingenuos. Nos hicimos cargo del mundo de la música en 1800. Beethoven fue nuestro primer converso." Robert Welch de la John Birch Society recibió una carta informándole que Gary Allen era un agente Illuminati. Cuando un jurado de Nueva Orleans se negó a condenar a uno de los hombres que Jim Garrison culpara por el asesinato de JFK, Art Kunkin, seguidor de Garrison y editor del periódico izquierdista Los Angeles Free Press, recibió una misiva de la "Orden del Angel Fénix" revelando que los miembros del jurado eran todos miembros de los Illuminati. El signo revelador, explicaba la carta, era que a todos ellos les faltaba el pezón izquierdo.

 Los Discordianos plantaron historias sobre la sociedad secreta en varias publicaciones de izquierda, libertarias, y hippies, presentando a los Illuminati a la contracultura. "Acusábamos a todo el mundo de ser Illuminati," recordó Wilson. "A Nixon, Johnson, William Buckley, Jr., a nosotros mismos, a los invasores marcianos , a los mismos conspiranoicos, a todo el mundo ."

Prácticamente tomaron por asalto al Roger SPARK de Chicago, que antes había sido un medio de la izquierda bastante serio, afiliado a los Ciudadanos por la Acción Política Independiente. Los Discordianos lo llenaron con ideas anarquistas y sátira surrealista: alguien que miraba los clasificados podía toparse con un anuncio como el siguiente, "paranoicos, únanse; ¡no tienen nada que temer más que unos de otros! Escriba a la Oficina del Fiscal de Distrito de Nueva Orleans para recibir gratis el folleto informativo "Cómo iniciar su propia Conspiración'." En el verano de 1969 el periódico acusó al alcalde de Chicago de ser uno de los brazos del pulpo, poniendo en primera plana DALEY VINCULADO CON LOS ILLUMINATI.

Imagen tomada de Historia Discordia


-----------------------------------------

Página 47 “(Volviendo a Grassy Knoll, la foto de Howard Hunt está siendo tomada y aparecerá mas tarde en los expedientes del fiscal del distrito de New Orleáns Jim “el Gigante Verde y Alegre” Garrison: aunque Garrison estaba años luz de la auténtica verdad…) Sobre este asunto, Adam Gorightly escribe en Historia Discordia:

En cuanto a las fotos de Hunt en la Plaza Dealey que más tarde aparecieron en los archivos de Jim Garrison, Robert Shea y Robert Anton Wilson, sin duda, hacen referencia a las fotos de los ‘Tres Vagabundos’ infames que fueron detenidos por la Policía de Dallas justo después del asesinato y posteriormente puestos en libertad, uno de los cuales fue apodado el viejo vagabundo, y muchos sospechan que en realidad era Howard Hunt de incógnito.

Ahora, bien, ¿Quién era este tal Howard Hunt al que refieren Wilson y Shea? En el capítulo 14 de The Prankster and the Conspiracy, Gorightly nos ilumina un poco más:

A.J. Weberman y Michael Canfield escribieron un libro llamado Coup-d’Etat In America (Golpe de Estado en América), un acrónimo de C.I.A. y una alusión a la complicidad de la “Compañía” en el asesinato de JFK.

La tesis de Coup-d’Etat In America sugería que el conspirador de Watergate y viejo esbirro de la CIA E. (Everett) Howard Hunt era uno de los tres famosos ‘vagabundos misteriosos’ del folclore del asesinato de Kennedy, y fue la evidencia fotográfica presentada en el mismo lo que llevó a Kerry Thornley a creer que Hunt era, en efecto, el personaje sombrío que había conocido una década antes - Gary Kirstein, también conocido como el Cuñado. Por otra parte, Kerry llegó (subsecuentemente) a creer que había sido hipno-programado para ser un chivo expiatorio sustituto en el asesinato de Kennedy (en el caso de que el montaje de Oswald saliera mal) y que E. Howard Hunt (bajo el disfraz del Cuñado) era uno de sus “manipuladores”.

Izquierda: el viejo vagabundo; derecha: Howard Hunt

Para quienes no lo sepan, los “tres vagabundos misteriosos” – como han sido llamados - fueron fotografiados en las inmediaciones de la loma de hierba (Grassy Knoll) no mucho después de que un pedazo del cráneo de Kennedy saliera catapultado a través de Elm Street y aterrizara en los libros de historia. Estos tres vagabundos fueron detenidos por la policía de Dallas y luego puestos en libertad sin ningún registro de arresto. Weberman y Canfield propusieron la teoría de que los tres vagabundos estaban involucrados en el asesinato de Kennedy, y para reforzar su hipótesis, los autores presentaron una serie de superposiciones fotográficas que comparaban los perfiles de ciertos individuos notorios con los de los vagabundos.

Señalado por los autores como uno de los vagabundos, estaba el agente contratado de la CIA Frank Sturgis, que participó con E. Howard Hunt en el escándalo de la Bahía de Cochinos, además de ser parte del infame allanamiento del caso Watergate, del que algunos dicen que Hunt fue “autor intelectual”.

Poco después de la publicación de Coup-d’Etat In America, Hunt demandó a los autores por varios millones de dólares en razón de daños y perjuicios, alegando que el día del asesinato él había estado en Washington DC, en la sede de la CIA. Esta coartada, sin embargo, fue posteriormente desacreditada. Poco después Hunt cambió de parecer, alegando que el día del asesinato había estado de licencia, realizando tareas hogareñas, que incluían un viaje de compras a una tienda de comestibles en el Barrio Chino del DC.

Canfield y Weberman investigaron la nueva coartada de Hunt y descubrieron que la tienda del Barrio Chino que Hunt afirmó haber visitado nunca existió. Como resultado, Hunt ofreció retirar su demanda mediante un arreglo simbólico de $1, pero Canfield y Weberman se negaron al acuerdo.

Más tarde, en 1978, un artículo del Sunday News Journal citó fuentes anónimas de la CIA en relación a un memorando secreto de la agencia, con fecha de 1966, que colocaba a Hunt en Dallas el día del asesinato. Esas fuentes de la CIA que habían proporcionado el memo dijeron al Sunday News Journal que el relato de Hunt sobre las compras en el centro de Washington el día del asesinato era una historia de pantalla que él había inventado debido a ese memo, y que la esposa de Hunt, Dorothy, no podía ser interrogada sobre el tema ya que había muerto en un misterioso accidente aéreo en Chicago en 1972. En la época de su fallecimiento se rumoreaba que la señora Hunt estaba a punto de dejar a su marido y tenía planes de testificar contra él.

Durante su permanencia en la CIA, E. Howard Hunt se vio involucrado en una gran cantidad de tareas nefastas, que incluyeron el derrocamiento del gobierno de Guatemala en la década de 1950, así como las operaciones encubiertas en Cuba, incluyendo la operación de Bahía de Cochinos, en la que jugó un papel fundamental. A causa del desastre de la Bahía de Cochinos Hunt odiaba a JFK y lo culpaba por el fracaso.

Se ha alegado además que Hunt era miembro de un escuadrón de la muerte, encabezado por el coronel Boris Pash, que había sido creado para eliminar agentes dobles sospechosos y oficiales de bajo rango de inteligencia extranjeros. Se ha alegado también que Hunt, en connivencia con G. Gordon Liddy, fue parte de un complot para asesinar al columnista ‘soplón’ Jack Anderson. Por si todo esto no fuera suficiente, Hunt también sirvió como alto oficial en la estación de la CIA en la Ciudad de México durante la visita de Oswald en septiembre de 1963 y, de acuerdo a la autobiografía de Hunt, estaba en la base aérea de Atsugi al mismo tiempo que Kerry Thornley.

Y acá volvemos al artículo de Historia Discordia:

Garrison sostenía que los tres vagabundos fueron los francotiradores del asesinato, y mostró las fotos por primera vez a una audiencia nacional en el Johnny Carson Tonight Show el 31 de enero de 1968. Durante este período, Kerry Thornley se convirtió en uno de los sospechosos de Garrison en el caso. En este sentido, Kerry se encontró en una posición algo incómoda: la de ser un blanco de la prensa underground, habiendo escrito durante años para publicaciones como LA Free Press, que ahora adoptaba a Garrison como un héroe de la contracultura, aceptado la idea de que Kerry había estado involucrado de alguna manera en la conspiración del asesinato de JFK. Esta ironía no pasó desapercibida para RAW, que se topó con un bloqueo informativo cuando trató de abordar el caso de Kerry. Como RAW tarde explicó:

“En el '67 o '68, la mayor parte de la prensa under publicaba un montón de cosas a favor de Jim Garrison, y esto incluía la participación de Kerry en el asesinato. Y yo tenía un montón de contactos en la prensa under, así que empecé a enviar artículos en defensa de Kerry, que nadie quería publicar, porque la prensa under era pro-Garrison y los medios corporativos oficiales eran totalmente anti-Garrison. Yo estaba tratando de enviar el mensaje al lugar equivocado.”

...La Operación Jodementes se estaba mordiendo la cola, como Uróboros...

-----------------------------------------

5s y 23s:

Página 45, Memo#8: Washington/Weishaupt. La W es la vigesimotercera letra del alfabeto latino básico.

“Tengo cinco bellezas más…” MEMO#5 “¿200.000? ¿300.000? ¿500.000?” “Saúl estaba recogiendo el quinto informe”

-------------------------------------------

Próxima semana: desde la página 49 a la 59.


-------------------------------------------


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada