miércoles, 11 de junio de 2014

Magia Ritual, Control Mental y el Fenómeno OVNI Parte II (Por Adam Gorightly)


Magia Ritual, Control Mental y el Fenómeno OVNI

Por Adam Gorightly

 

Traducción: Mazzu

 

Parte II

 



De los diversos kiosquitos que han surgido del campo de las teorías conspirativas, el Proyecto Montauk es quizás uno de los más bizarros, siendo su mitología un verdadero paquete de conspiraciones paranormales y "metafísica de cómic ", como la ha llamado tan acertadamente Richard Metzger (de Disinformation). Viajes en el tiempo, control mental, física cuántica, modificación del clima, teletransportación, tecnologías suprimidas, y las correrías de extraterrestres grises sólo arañan la superficie surrealista detrás de los muchos escenarios alucinantes que la fraternidad de Montauk detalla en sus numerosos libros, como The Montauk Project: Experiments in Time, Montauk Revisited: Adventures in Synchronicity, y The Black Sun: Montauk’s Nazi-Tibetan Connection. Para el observador casual, el Proyecto Montauk parece ser una mezcolanza de disciplinas muy diversas, gran parte de las cuales serían consideradas "ciencia basura" por la ortodoxia. Tomemos un poco de Wilhelm Reich, espolvoreémoslo con Nikola Tesla, luego le añadimos una dosis de Aleister Crowley, y lo que nos queda es un magnífico jodementes que se dispara en tantas tangentes y avenidas arcanas que la mente se aturde, ya sea menospreciando toda esta sórdida historia, o por el contrario quedando tan atrapada y confundida por este enigma cósmico, que los mitos de Montauk se convierten en el punto focal de su vida.


Según cuenta la leyenda, esta extraña historia comenzó hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, como el supuesto resultado de un proyecto ultra-secreto del Gobierno de los EE.UU. llamado Rainbow Project. Según diversas fuentes, el objetivo inicial del proyecto Rainbow era hacer que un barco - el USS Eldridge, concretamente – fuera indetectable al radar. Emprendimientos tales como el proyecto Rainbow eran obviamente precursores de la futura tecnología stealth, o en la jerga de Star Trek, un "dispositivo de camuflaje". Aunque el experimento supuestamente fue exitoso en su objetivo de hacer desaparecer al Eldridge del Astillero Naval de Filadelfia, también sufrió algunos efectos secundarios bizarros que lanzaron al proyecto fuera de los dominios de la ciencia dura, arrojándolo azarosamente a un mar embravecido de alta extrañeza. Pues verán, el barco no sólo se hizo invisible a simple vista, sino que también produjo una consecuencia inesperada, ya que el Eldridge y sus tripulantes fueron teletransportados afuera del continuo espacio-temporal hacia el Vacío. Poco después, el barco volvió a aparecer un centenar de kilómetros de distancia, en Norfolk, Virginia. Entonces fue teletransportado de vuelta al astillero naval de Filadelfia, donde algunos miembros de la tripulación quedaron terminalmente embutidos en la cubierta de la nave. Los que sobrevivieron a la terrible experiencia entraron en un estado de locura y terror, totalmente chiflados por los acontecimientos ocurridos. El proyecto Rainbow - después de la desaparición física relativamente exitosa e igualmente malograda del USS Eldridge - continuó más allá de la década de 1940, realizando experimentos encubiertos bajo el oscuro paraguas de las Black Ops Gobierno de los EE.UU. Todo esto supuestamente culminó en 1983 en una desmantelada instalación de la Fuerza Aérea en Montauk Point cuando un agujero fue literalmente rasgado en el velo del continuo espacio-temporal. El resultado final de esta tecnología de los proyectos Rainbow/Montauk fue la apertura de un vórtice a realidades alternativas. El Proyecto Montauk también es conocido como Proyecto Phoenix, pero para evitar cualquier confusión, nos referiremos a él de aquí en adelante exclusivamente como Proyecto Montauk.


El Proyecto Rainbow - que en los últimos tiempos fue más conocido popularmente como el Experimento Filadelfia - ha sido objeto de un libro y una película del mismo nombre. The Philadelphia Experiment: Project Invisibility fue coescrito por Charles Berlitz y William "Bill" Moore, una figura un tanto curiosa en los anales de la investigación OVNI. Resumiendo, Moore estuvo íntimamente involucrado en la fraudulenta historia de Paul Bennewitz, y ha sido etiquetado por muchos ufólogos como un agente de desinformación, no sólo en lo que respecta al caso mencionado en relación con Paul Bennewitz y la base subterránea de Dulce, sino también por su papel al "destapar" los infames documentos MJ-12. Para aquellos no familiarizados con estos casos, una simple búsqueda en Internet sobre Paul Bennewitz o MJ- 12 sin dudas dará como resultado una gran cantidad de información - o desinformación, como sea el caso. Siendo así, las investigaciones del Sr. Moore en estas áreas deberían al menos ser tomadas con ciertas reservas. La opinión de quién aquí escribe es que los fraudes desinformativos (como Alternativa 3, MJ -12, etc.) son, muy probablemente, utilizados para desacreditar las investigaciones serias sobre temas tales como el control de la mente, las tecnologías ocultas, los OVNIS y las Black Ops encubiertas. Lo que estoy sugiriendo es que puede haber un cierto grado de verdad en torno al caso Montauk, pero un medio de ocultar y distorsionar la verdad a veces puede ser mediante la liberación de historias falsas que contienen en su interior una parte de la verdad, pero tan llenas de pistas falsas que los investigadores sinceros se desvían de sus cursos, y la teoría en sí se vuelve tan turbia con la desinformación que es difícil de tomar en serio, como tal parece ser el caso en lo que respecta a la mayor parte de la mitología del Proyecto Montauk. Sin embargo, de todos modos, me estoy adelantando demasiado...


En lo que respecta a la producción de la película El Experimento Filadelfia, hay un dato muy curioso. De acuerdo al cronista oficial de la investigación sobre Montauk, Peter Moon, el actor Mark Hamill - que interpretara a Luke Skywalker en la trilogía de Star Wars - fue el verdadero productor de la película, aunque optó por mantener este hecho oculto al público. Moon ha insinuado que un caballero llamado Mark Knight (un seudónimo de Mark Hamill) era un amigo de la infancia de Preston Nichols, supuesto testigo directo del proyecto Montauk, y que Hamill fue fundamental en la obtención del puesto de Nichols como ingeniero de sonido en El Imperio Contraataca. También hay que señalar que el padre de Hamill era un oficial de la Inteligencia Naval, una agencia sospechada de participar en conspiraciones de control mental y varias operaciones encubiertas, una de los cuales fue, supuestamente, el Proyecto Montauk. Por otra parte, Moon sostiene que Mark Hamill trabajó en Montauk durante sus días de apogeo, aquellos de chanchullos con viajes en el tiempo e intromisiones en el control de la mente.





Curioso y más curioso...




Para el lector promedio - cuyas ideas acerca de las dimensiones alternativas provienen directamente del alquiler ocasional de alguna película de ciencia ficción - el Experimento Filadelfia sigue siendo nada más que un vuelo ficticio de la fantasía, a pesar de que los investigadores - muchos de ellos ex alumnos de Montauk - afirmen tener en su posesión documentos reales que verifican la existencia del proyecto. En efecto, en las portadas de muchos libros sobre Montauk, se anuncia audazmente que la serie de libros "va más allá de la ciencia ficción". En otras palabras, más allá del punto de credibilidad. Sin embargo, lo que me parece refrescante, es que sujetos tales como Preston Nichols, Al Bielek, et al, afirman rotundamente que no están tratando de probar nada en particular, sino que simplemente presentan los hechos tal y como los percibieron, y que está en el resto de nosotros sacar algo en limpio de toda esta locura montaukiana. En cierto sentido, este enfoque ontológico es el mismo de aquellos pioneros de la física cuántica y la exploración de la conciencia como Robert Anton Wilson, que adoptaron una filosofía de percibir la realidad como una fachada siempre cambiante que nosotros, como seres humanos, debemos interpretar y luego traducir para encajarla en nuestras realidades-túneles o visiones particulares del mundo. O en su defecto, adoptar el punto de vista de que toda la vida es Maya, al igual que en una novela de Philip K. Dick, donde nunca se sabe si de un instante a otro el suelo se va a caer debajo de tus pies. Para aquellos que han estudiado ampliamente el ocultismo y/o han transitado las carreteras psicodélicas y sus caminos aledaños, se hace evidente que la realidad física no es más que una manera ontológica de pelar al gato, por lo que descartar de plano afirmaciones aparentemente descabelladas como las de de Al Bielek y Preston Nichols es un poco corto de vista, en opinión de este autor, aunque en el mismo sentido tendría recelos de comprar a estos señores a una máquina del tiempo usada.


Preston Nichols - uno de los actores clave en la historia de Montauk - fue aparentemente un participante involuntario en el proyecto, que años después de los hechos descubrió su intervención efectiva en los asuntos montaukianos. Desde entonces ha estado compartiendo su extraña historia a través de conferencias, libros y videos. Para aquellos que no estén familiarizados con este hombre, Nichols es un personaje memorable - por decir lo menos. Mezcla de Jabba el Hutt con una especie de súper héroe psíquico/genio electrónico, y una marcada debilidad por los hombres jóvenes y viriles (¡No es que haya nada de malo en ello!), Nichols - un verdadero hechicero de alta tecnología - tiene su propia versión de la Mystery Machine en la forma de un autobús escolar restaurado, o como él lo llama, su "vehículo de Investigación de Montauk". El autobús de Preston está lleno hasta el techo con todo tipo de artilugios y artefactos supuestamente recuperados del sitio secreto de Montauk. Nichols no sólo ha sido el instrumento que reveló la historia del Proyecto Montauk al público masivo, sino que también ha jugado un papel fundamental en la desprogramación de varios sujetos víctimas del control mental montaukiano, más comúnmente conocidos como los Niños de Montauk, una gran cantidad de jóvenes con características arias que habrían sido reclutados de manera encubierta en el proyecto de control mental de Montauk. El motivo oculto detrás de esta fase del proyecto era la creación de una línea de sangre de futuros gobernantes de la tierra con cabellos rubios y ojos azules, para establecer el Nuevo Orden Mundial.

Preston Nichols en su "vehículo de Investigación de Montauk"


Durante su trauma inicial, los Niños de Montauk eran puestos en trance a través de algún tipo de programación MK-ULTRA/psicosexual. Para aquellos no familiarizados con el tema, el MK-ULTRA fue un proyecto encubierto de control mental de la CIA. Supuestamente iniciado en 1953 - bajo un programa que estaba exento de la supervisión del Congreso – los agentes del MK -ULTRA y los psiquiatras a su disposición realizaron pruebas en sujetos involuntarios con radiación, choques eléctricos, microondas, e implantes de electrodos. Otras agencias de inteligencia - como la NSA y la Inteligencia Naval - también estuvieron involucradas en este tipo de experimentación secreta, y es bastante probable que el Proyecto Montauk fuera una continuación de dichos experimentos. También se ha documentado que los médicos nazis - importados de manera encubierta a los EE.UU. después de la Segunda Guerra Mundial - jugaron un papel decisivo en los primeros años del proyecto MK-ULTRA, ya que gran parte de las primeras investigaciones sobre el control mental se llevaron a cabo en víctimas de campos de concentración por Joseph Mengele y otros médicos nazis notorios. Al parecer, este legado fue continuado en una instalación subterránea en Montauk.


En la década de 1970 - según Peter Moon - el grupo de Montauk se interesó en la programación infantil. La historia se vuelve aún más loca cuando los alienígenas grises entran al cuento, según informes, secuestrando alrededor de medio centenar de niños y llevándolos a Montauk para los experimentos.


En lo que respecta a la desprogramación de los Niños de Montauk de Preston Nichol, se lograría supuestamente masturbando a estos jóvenes en conjunción con la radiónica. El método detrás de esta locura - según Preston Nichols y asociados - sugiere que, para desprogramar a los Niños de Montauk, primero tenían que ser llevados al mismo estado de trance en el que fueron programados originalmente. Una vez allí, Nichols entonces sería capaz de deshacer la programación anterior mediante el uso de tácticas de control mental similares, que incluían masajes tántricos, y algunas otras "técnicas reichianas" no especificadas. Algunos sugieren que toda esta locura montaukiana es simplemente un pretexto de Preston Nichols para sus perversiones homoeróticas, aunque si él estaba haciendo realidad sus fantasías o no masturbando a los jóvenes de Montauk es puramente una cuestión de especulación. En realidad no estoy muy familiarizado con la "terapia reichiana", excepto que al parecer está en consonancia con la visión global del mundo del Dr. Wilhelm Reich de que la energía básica fundamental que bombea vida en el cosmos es el deseo sexual, y que esta energía se define en términos reichianos como "Energía Orgónica". Parte de la terapia de Reich (si no me equivoco) tenía que ver con la eliminación de las capas de blindaje psíquico que convierten a grandes segmentos de la humanidad en un montón de idiotas sexualmente disfuncionales, reprimidos y tensos. Se debe entender que la intención de las diversas terapias de Reich no era controlar la mente, sino la de liberarla, pero aparentemente los controladores mentales montaukianos tomaron algunos elementos de estas "terapias reichianas" y los utilizaron de una manera muy diferente a la intensión original de Reich.


Para quienes no lo conozcan, Wilhelm Reich fue un discípulo de Sigmund Freud que llegó a establecer su propio nombre en los campos de la psicología, la ciencia y la medicina alternativa. Padre de la "Caja de Orgones", más tarde fue perseguido por la FDA como una especie de curandero sexual pervertido. Gran parte de su material publicado fue quemado posteriormente  por funcionarios de la FDA mediante métodos similares a los de la Gestapo y, debido a sus controvertidas investigaciones, Reich fue injustamente encarcelado. Una percepción común de los partidarios de Reich es que fue detenido ilícitamente por el gobierno para suprimir sus curas medicinales alternativas y su controvertida investigación en temas como los OVNIs. Poco después de su encarcelamiento en la década de los 50s, Reich murió de un ataque al corazón en la cárcel, aunque nunca hubiera tenido problemas cardíacos previos. Algunos culpan a una conspiración por su muerte prematura. Si tal fuera el caso, evidentemente, tuvo éxito.


En lo que respecta a los OVNIs, Reich tenía algunas ideas bastante extrañas. Su perspectiva era que los OVNIs no eran naves sólidas, sino que eran una especie de bichos espaciales espectrales; amebas interdimensionales que ondulan a través del universo conocido por razones desconocidas. Y si tu cabeza no quedó lo suficientemente abarrotada con este diluvio de información ecléctica y posiblemente delirante, Reich también era de la opinión de que los OVNIs eran propulsados ​​por energía orgónica, la ya mencionada fuente de energía cósmica fundamental del Universo. Parece que los reichianos conciben que de alguna manera los ufonautas se aprovechaban de la red de energía orgónica de la Tierra, absorbiendo grandes cantidades de dicha sustancia, para luego escupirla en una forma de desecho al que Reich se refería como Orgón Mortal (DOR – por sus siglas en inglés: Deadly Orgon). El DOR – sostenía Reich - estaba destruyendo rápidamente el medio ambiente. En respuesta, Reich desarrolló lo que llegó a ser conocido en los anales de la "ciencia alternativa", como el Cloudbuster (rompenubes o cazanubes) que era básicamente un cañon de rayos que podía ser dirigido directamente a los OVNIs y hacer que desaparecieran. El Cloudbuster también supuestamente tenía el poder de sembrar nubes de lluvia. Muchos pensaron que Reich estaba completamente fuera de sus cabales en lo que respecta a sus estudios sobre OVNIs, aunque por alguna razón la Fuerza Aérea de EE.UU. se interesó mucho en su investigación. Como bien saben aquellos que se internaron profundamente en la historia de Montauk, Reich es otro nombre famoso que aparece a menudo en estas discusiones, así como parece que su investigación fue absolutamente fundamental para el desarrollo de los mitos montaukianos.

El Dr. W. Reich y su Cloudbuster


Quizás el aparato más importante en todo este lío embrollado sea la legendaria "Silla de Montauk" sobre la cual se sentaba Duncan Cameron para irradiar sus poderes psíquicos con la intención de crear vórtices artificiales de realidad. El fin último de estos experimentos era alterar no sólo la realidad física, sino también alterar el paisaje mental de toda la humanidad. La Silla en sí - por lo que afirma Preston Nichols - fue desarrollada en la década de 1950 con una "tecnología de sensores" que podían mostrar los pensamientos de una persona, y era en esencia una máquina para leer la mente. Este dispositivo operaba sobre el principio de la sintonización de los campos electromagnéticos de los seres humanos y la traducción de su energía etérea u orgónica a una forma tangible, algo así como transformar el pensamiento en materia. El objeto en cuestión que realizaba esta tarea de enormes proporciones era la "Silla" ya mencionada. Aquí es donde Duncan Cameron se sentaba, con la cabeza ardiendo como un horno psíquico, y pintaba el paisaje mental de los dioses. Fue en este sentido que el propio Duncan, según se dice, se hizo semejante a un dios. Para hacer la leyenda aún más abstrusa, el grupete de Montauk afirma que unos seres del sistema estelar de Sirio también están enredados en esta historia enrevesada. Al parecer, los sirianos proveyeron el diseño básico, y luego los científicos de Montauk, basándose en esos bocetos, desarrollaron La Silla. Esta, a su vez, estaba conectada a una compleja red de computadoras y amplificadores. Finalmente, La Silla (que, en apariencia, no era muy diferente a un sofá acolchado reclinable) fue perfeccionada hasta el punto en que cuando una persona visualizaba algo, la imagen en 3D de esas formas de pensamiento aparecería en un monitor del ordenador, y así podría ser imprimida. Pero recién cuando Duncan Cameron entró en escena las cosas realmente comenzaron a funcionar. En un profundo estado de trance psíquico, Cameron fue capaz de visualizar un objeto sólido y materializarlo de la nada. Esto se lograba a través de un amplificador que transmitía una matriz y, a continuación, creaba la energía suficiente para materializar cualquier cosa que Cameron cocinara en su mente, bajo la dirección de sus manipuladores montaukianos. Como se ha indicado, Cameron participó en estos experimentos mientras se encontraba un estado alterado de conciencia. En este sentido, los agentes de la CIA y/o NSA - bajo los auspicios de los experimentos financiados por el MK-ULTRA - habían brindado a Cameron un entrenamiento especial. El énfasis de esta programación se centró en desviar la mente a través de la felicidad sexual. Era entonces cuando la "mente primitiva " salía a la superficie, ya que el individuo - en este caso, el señor Duncan Cameron - era transferido a un estado de "trance orgásmico". Su mente primitiva - ahora a disposición de los nefastos agentes de Montauk - se volvía extremadamente sugestionable, y por lo tanto controlable. Con el tiempo - a través del uso de la Silla - finalmente descubrieron que Cameron tenía el poder de curvar el tiempo, lo cual creaba vórtices o portales temporales, no muy diferentes del concepto de la vieja serie de TV Time Tunnel. De hecho, aquellos que han viajado a través de este portal del tiempo lo han descrito como una espiral, como la que se ve en la serie de televisión mencionada. De todos modos, cuando Cameron visualizaba ciertas realidades alternativas del pasado y el futuro, el vórtice podía ser copiado en el disco duro de los ordenadores de Montauk. Estos experimentos llevaron finalmente a un proyecto con el propósito expreso de abrir una puerta en el tiempo para el USS Eldridge en 1943. Toda esta maquinaria de alta tecnología para viajar a través del tiempo es lo que supuestamente chupó a Duncan Cameron y Al Bielek en el vórtice de Montauk. Bielek, por ejemplo - en otra encarnación como el hermano de Duncan Cameron, Edward – había sido miembro de la tripulación a bordo del USS Eldridge, y debido a su participación en el Proyecto Montauk había sido lanzado hacia atrás y adelante en el tiempo en varias ocasiones, dejando atrás su cuerpo en el proceso y asumiendo otro. Pero una vez más, nos estamos adelantando demasiado - o atrasando, dependiendo de dónde estemos plantados en el continuo espacio-temporal...

Duncan Cameron y Al Bielek



El 5 de agosto de 1983, los participantes del proyecto Montauk (entre ellos, Preston Nichols, aunque el propio Nichols no fuera consciente de ello hasta mucho después, ya que su mente había sido manipulada de tal manera que estaba viviendo en dos corrientes temporales separadas) recibieron la directiva de encender el transmisor y dejarlo funcionando sin parar. Al principio, nada fuera de lo común sucedió. Entonces, el 12 de agosto, el equipo aparentemente cayó en sincronía con el USS Eldridge, que de repente apareció al otro extremo del portal del tiempo. Fue en este momento, en que el Duncan Cameron de 1943 (que era una encarnación anterior del Duncan Cameron actual) apareció en el portal temporal junto a su hermano, quien en el presente no es otro que Al Bielek. (¿Confundido?) Parece que el Duncan y el Edward del pasado habían tratado de sabotear el Experimento Filadelfia apagando el equipo a bordo del Eldridge, pero descubrieron que esto era una tarea imposible, ya que todo estaba vinculado a través del tiempo al generador de Montauk. (¡No me pidan que explique esto!) Determinando que no era seguro permanecer a bordo del buque, decidieron saltar por la borda para liberarse del campo electromagnético que lo rodeaba. Al hacer esto, los hermanos fueron transportados por el túnel del tiempo a tierra firme, ¡materializándose en Montauk el 12 de agosto 1983! Si ustedes han sido capaces de seguir el hilo del relato hasta aquí, los aplaudo, ya que toda esta historia no es más que un laberinto sin fin que nos transporta hacia atrás y hacia adelante en el tiempo, de un loco portal a otro. Como he dicho antes: como una novela de PKD, que pudo o no haber ocurrido en realmente en una dimensión u otra. Cuando los hermanos Cameron llegaron a 1983, fueron reclutados en el Proyecto Montauk, y posteriormente fueron utilizados por los operarios de Montauk para diversas misiones de saltos a través del tiempo. Como se dijo antes, Duncan y Edward Cameron habían asumido nuevos cuerpos. Duncan Cameron todavía lleva el mismo nombre, pero Edward Cameron es ahora conocido como Al Bielek. Pero no se preocupen an tratar de recordar todos estos detalles, ya que dudo que esto vaya a ser una pregunta en el programa ¿Quién Quiere Ser Millonario?


Preston Nichols - consciente del hecho de que si el Duncan Cameron futuro en un extremo del portal del tiempo veía al Duncan del pasado al otro lado del portal, esto llevaría a algún tipo de paradoja del tiempo/alteración de la realidad con resultados decididamente desastrosos - tramó un plan con algunos de sus colegas de Montauk para sabotear el proyecto. Claro que, sin la participación encubierta de Duncan Cameron, este plan atrevido nunca hubiera resultado y probablemente todos estaríamos viviendo en una realidad alternativa en este momento ¡sin siquiera saberlo! Cualquiera fuera el caso, de cualquier manera se las arreglaron para convencer a Duncan Cameron que el Proyecto Montauk se les estaba yendo de las manos, y que su ayuda sería crucial para enderezar el barco. Este plan se puso en marcha - a la voz de una señal dramática - cuando uno de los rebeldes de Montauk se acercó hasta Duncan en la Silla y le susurró: "El momento es ahora". En ese preciso instante, Duncan liberó a un monstruo de su subconsciente que tomó forma y su puso un gran golpe a la operación completa del Proyecto Montauk, llevándolo a un final repentino y catastrófico. La monstruosidad en cuestión era una bestia descomunal "peluda, hambrienta y asquerosa", en palabras del inimitable Preston Nichols, que no es ningún maestro del eufemismo. En The Montauk Project: Experiments in Time, Preston Nichols continúa diciendo que "... después de los sucesos chocantes del 12 de agosto de 1983, la base Montauk fue virtualmente vaciada. La energía fue repuesta, pero las luces quedaron apagadas, y todo quedó en desorden. En consecuencia, la mayoría del personal fue detenido, inspeccionado y sometido a un lavado de cerebro... después de los acontecimientos del 12 de agosto, la base de la Fuerza Aérea de Montauk fue abandonada. Hacia finales del año, no había conocimiento de que hubiera alguien en la base. "



La base abandonada de Montauk
 
Foto de la supuesta "Bestia de Montauk"
 

Durante el transcurso de todo esto - antes de que el portal temporal de Montauk fuera cerrado - Duncan , que ya había viajado hacia atrás y adelante en el tiempo en numerosas ocasiones, volvió al Montauk de 1983, mientras que su hermano Edward se quedó en 1943 (ahora ni yo puedo seguirle el hilo a todo esto, pero no nos preocupemos demasiado por los detalles, ¡o todos nos volveremos locos!) en este punto, se descubrió que el cuerpo de Duncan estaba muriendo, y que estaba envejeciendo rápidamente debido a su participación en todos estos tejes y manejes montaukianos a través del tiempo. De alguna manera, los científicos de Montauk fueron capaces de copiar la "impronta electromagnética" de Duncan Cameron y transferirlo a un nuevo cuerpo. Para hacer realidad esta operación, Duncan Cameron, Sr. - un personaje misterioso en la tradición de Montauk y la Inteligencia Naval - fue contactado por los altos mandamases de Montauk, que viajaron en el tiempo y convencieron al anciano Cameron para que engendrase un hijo. Este niño, Duncan Cameron Jr., fue quien recibió la "impronta electromagnética" del moribundo Duncan Cameron desde el futuro. Así que, en este caso, una pregunta es necesaria: ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? El cambio de cuerpo de Duncan Cameron es una más de la larga serie de acertijos de los viajes en el tiempo que contaminan las páginas de la serie de libros sobre Montauk, y preparan la cabeza del lector para una zambullida a través de un laberinto de realidades cambiantes y saltos mentales-temporales. En lo que respecta al canje de cuerpo de Al Bielek, Bielek afirma que se utilizaron técnicas de regresión de edad para colocar a Edward Cameron (que habría sido Al Bielek en su existencia anterior) en un cuerpo de la Familia Bielek. (Para aquellos de ustedes que estén llevando la cuenta en casa, ya podrían darse por vencidos, porque la cosa se pone aún más loca de aquí en adelante...)


Recientemente escuché a Bielek en el programa de radio Coast To Coast con Mike Siegel, recitando su muy repetido mantra montaukiano de que él había sido Edward Cameron en una vida anterior y que había estado en el USS Eldridge, así como la versión estándar de la historia del Experimento Filadelfia tal como se presenta en los libros de Nichols y Moon. Durante este programa, un oyente salió al aire afirmando que él también había sido miembro de la tripulación a bordo del Eldridge durante la época del Experimento Filadelfia. La persona en cuestión declaró que no recordaba que hubiera sucedido nada siquiera remotamente similar a lo que contaba Bielek al afirmar que el USS Eldridge había sido arrojado fuera del continuo espacio-tiempo hacia el hiperespacio. En respuesta, Bielek en realidad no abordó el asunto, pero si lo hubiera hecho no hay dudas de que el argumento que habría presentado habría sido que a este ex miembro de la tripulación probablemente le habían lavado el cerebro, y que sus recuerdos del Experimento Filadelfia habían sido totalmente borrados por los operarios de Montauk, tal parece ser la línea común propugnada por Bielek, Nichols, y los demás, cuando alguien les sale al cruce testificando que han estado en el Eldridge durante esa época, y que no había sucedido nada fuera de lo común.

 

Otro argumento conveniente - ofrecido por Glenn Pruitt, otro testigo de Montauk - dice que la razón por la cual el Proyecto Montauk es tan difícil de probar, es que todo ocurrió en una dimensión alternativa, cosa que muchos observadores podrían interpretar como una salida fácil, porque ¿cómo diablos podemos demostrar algo que sucedió en una dimensión alternativa????? Claro que, demostrar la veracidad de todas estas afirmaciones locas es como tratar de salirse de una trampa china para dedos: cuanto más se lucha para dar sentido a este miasma de misticismo confuso y locura infinita, más se pierde uno en el laberinto montaukiano.

 

Pero por mucho que los Mitos de Montauk parezcan - para muchos observadores – nada más que un montón de idioteces, sigue atrayendo a investigadores serios y buscadores espirituales en su interminable corriente de misterios. Como me dijo la investigadora/testigo montaukiana Chica Bruce:

 

"Lo que yo he sacado en limpio es que todo es verdad y que nada es verdad... Cualquier historia (no sólo la de Montauk - TODA historia) en última instancia es irrelevante e inútil para mí fuera de lo que me pueda enseñar acerca de la creación y la potenciación de los seres humanos a través de la reflexión acerca de cómo funciona la realidad. Para ello, el estudio del loco mundo de Montauk ha sido de gran utilidad...

 

"Es cósmicamente humorístico para mí que una historia tan llena de alegatos aparentemente perturbados contenga tantas verdades valiosas y penetrantes sobre la conciencia y la naturaleza de la realidad. Los Mitos de Montauk son repulsivos para los actuales puntos de vista consensuados y causan rechazo en las mentalidades que están fundamentalmente en conformidad con esa hegemonía.

 

Aquellos que sienten la necesidad de vapulear la historia de Montauk no llegan a entender realmente de qué se trata, y están revelando su lealtad inquebrantable a ciertos patrones mentales bastante aburridos y creencias fundamentales..."

 

Una afirmación recurrente de los testigos de Montauk es que la experimentación avanzada de control mental no sólo ha sido perpetrada sobre ellos mismos, sino también sobre la gente del pueblo de Long Island, Nueva Jersey, Nueva York y Connecticut, disparada desde la infame torre de transmisión de Montauk. Esto es lo que se conoce más comúnmente como el arte y la ciencia de la psicotrónica, y en concreto - en lo que respecta al Proyecto Montauk – consiste en la transmisión de energía UHF/microondas a través de la atmósfera, bombardeando ostensiblemente los atormentados cerebros de sujetos involuntarios, por no hablar de varios y diversos animales autóctonos - domésticos y salvajes – que, según los reportes, se han vuelto locos en algunas ocasiones, causando estragos en la localidad de Montauk.

 

Uno de los sujetos de la investigación psicotrónica del proyecto Montauk en cuestión no fue otro que el súper-psíquico Duncan Cameron. Mediante el uso de la psicotrónica en concordancia con las habilidades psíquicas surrealistas de Duncan, los científicos de Montauk de alguna manera pudieron intensificar sus poderes relativos a la creación de vórtices de realidad alternativa, si siguen mi cháchara. (Sí, todo esto se pone bastante complicado, y requiere de una enorme suspensión de creencias, si queremos tomar en serio al menos una pequeña parte de los poderosos Mitos de Montauk...) Esta experimentación psicotrónica consistía en hacer funcionar el transmisor de Montauk en diferentes bandas y rangos de pulso, y en frecuencias variables. El objetivo final detrás de todos estos jugueteos fantásticos era ver cómo podrían ser cambiadas y encausadas las ondas cerebrales, ya sea controlando a un súper-psíquico como Duncan Cameron para crear los vórtices de realidad alternativa antes mencionados y así utilizarlos como portales del tiempo, o para generar transmisiones que pudieran cambiar los estados de ánimo de la gente y causar agitación. Lo que estamos describiendo aquí podría ser clasificado como un armamento no letal, aunque he oído informes inquietantes de mis colegas de la comunidad de investigadores del control mental que las transmisiones de microondas de cierta frecuencia podrían hervir el cerebro de una persona, lo que ciertamente calificaría como algo bastante "letal", en contraposición a lo "no letal". El objetivo final de toda esta demencia es el control total de la especie humana, que al parecer es lo que el Proyecto Montauk trataba de lograr. Otros usos para estas transmisiones de microondas incluyen la capacidad de ser enfocadas en un coche y parar todo su sistema eléctrico. Este, si, es el mismo efecto comúnmente reportado en los avistamientos de OVNIs y atribuido a naves extraterrestres. Una vez más, esto ilustra cómo la alta tecnología de las operaciones encubiertas puede utilizarse para reproducir los supuestos encuentros con E.T.s. Como el Dr. Michael Persinger ha demostrado, ciertas frecuencias producen un efecto en el cerebro de los seres humanos que se aproxima al fenómeno de la abducción alienígena. Así que tal vez todo el Proyecto Montauk es exactamente eso: un jodementes del MK-ULTRA diseñado para joder la mente de las masas y así ver hasta dónde pueden empujar a la población general en su camino a la locura total y absoluta. También se ha sugerido que ciertas formas de las ondas electromagnéticas pueden afectar los patrones climáticos a grandes distancias. Esto podría explicar las extrañas nevadas de verano que han caído en la ciudad de Montauk en los últimos años.

 

Uno de los críticos más visibles que exponen el uso de tecnologías encubiertas de este tipo es el Coronel Tom Beardon. Ex oficial de inteligencia militar, Beardon en un tiempo publicó Specula, una revista dedicada a la "psicotrónica" y la "bio-energética". A mediados de los años 80, Bill Jenkins conducía un programa de radio en AM KFI en Los Angeles, que - una vez por semana - abordaba temas paranormales. La primera vez que sintonicé el programa de Jenkin, su invitado no era otro que el coronel Beardon, que habló sobre la misteriosa señal del "pájaro carpintero", que en esa época se había vuelto un tema bastante de moda entre los radioaficionados de todo el mundo. La señal llamada "pájaro carpintero" podría describirse como el rápido golpeteo de un lápiz sobre una mesa, entre ocho y catorce veces por segundo. Beardon afirmó que esta señal emanaba de la Unión Soviética donde había sido rastreada hasta un supuesto "Generador de Tesla" en las ciudades de Riga y Gomel, y que la señal del "pájaro carpintero" era responsable de la modificación climática encubierta librada sobre los desprevenidos ciudadanos de Estados Unidos por los astutos e inescrupulosos rusos. Estas manipulación de los patrones climáticos en EE.UU. crearon una sequía en los estados occidentales, que a su vez provocaron efectos graves en la agricultura y la economía en 1976, el mismo año en que la señal infame del "pájaro carpintero" fue descubierta por primera vez .

 

Se ha sugerido que la modificación del clima y el control mental son la fuerza impulsora detrás del misterioso Proyecto HAARP, proyecto del cual también se dice que tuvo su origen en la mente brillante de Nikola Tesla. Esto también está en consonancia con ciertos mitos montaukianos, ya que  el Proyecto Montauk presuntamente ha estado involucrado - hasta cierto punto - en la modificación del clima usando una tecnología similar, tanto a la del Proyecto HAARP, así como al Cloudbuster de Wilhelm Reich. Tesla, según afirma el equipo de Montauk, fue la figura principal detrás de la primera fase del proyecto Filadelfia, pero más tarde se retiró del experimento cuando fue testigo de sus perjudiciales efectos secundarios y la dirección que estaba tomando el proyecto en general. Tesla también afirmó haber tenido contacto con extraterrestres, y que ellos habían sido los responsables de la transmisión de determinados conocimientos que le ayudaron con sus inventos, en la misma forma que los científicos de Montauk supuestamente recibieron guía extraterrestre para construir "La Silla".

 
Un supuesto alienígena de Sirio manipulando un artefacto reichiano



Un objetivo aparente del Proyecto Montauk era enviar operativos militares al pasado para alterar los acontecimientos históricos, lo que le permitiría al Grupo de Montauk tener al futuro de rehén, para manipularlo para sus propios fines nefastos, manipulando así la realidad. (Chica Bruce se refiere a estos abusos como "Magia Negra de Alta tecnología"). Esta noción ha sido secundada por otro testigo de Montauk, Stewart Swerdlow, que - después de asistir a una conferencia de Preston Nichols hace unos años - experimentó el resurgimiento repentino de recuerdos reprimidos sobre el Proyecto. Entre otras afirmaciones disparatadas, Swerdlow dice que fue enviado a través del portal espaciotemporal de Montauk llevando una pistola, con la misión de enviar a Jesucristo con su padre en los Cielos. Pero cuando Jesús apareció en la vieja ciudad de Jerusalén - y se acercó paseando por las escaleras del templo lleno de beatitud - Swerdlow se echó atrás y optó por no apretar el gatillo. (¡Tal vez la idea de arder en el infierno por toda la eternidad tuvo algo que ver con su decisión!) Posteriormente, Swerdlow fue enviado otra vez al pasado, encontrando a Cristo en la cruz. En esta ocasión, Swerdlow tenía la misión de extraer muestras de sangre bendita del Mesías crucificado y, en el curso de los acontecimientos, aparentemente tuvo éxito en esta tarea. El  motivo detrás de este desquiciado plan montaukiano era clonar la santa sangre de Cristo para luego hacerle una transfusión a la superestrella psíquica Duncan Cameron. Entonces - de acuerdo con el plan de juego del Proyecto Montauk - la comunidad médica cotejaría la sangre de Cameron con el residuo de ADN del Santo Sudario de Turín, lo que confirmaría unánimemente la revelación de la segunda venida de Cristo. Como resultado de este vampirismo psíquico, la humanidad caería de rodillas y adoraría a este pseudo-Cristo, Duncan Cameron, ¡el segundo Hijo de Dios! El motivo oculto detrás de todas estas blasfemias era crear un verdadero anticristo, iniciándose así un Nuevo Orden Mundial. (Ahora, por qué alguien querría hacer eso, es algo que me supera)

 

Para mitificar aún más este tema, Peter Moon cree que el Proyecto Montauk está fuertemente conectado al ocultismo, principalmente con Aleister Crowley, quien, según Moon, ya manipulaba la realidad durante la primera parte del siglo XX, y había viajado hacia atrás y hacia adelante en el tiempo "utilizando solamente la magia". La razón aparente de que Crowley fuera capaz de viajar en el tiempo con tanta libertad se debía al hecho de que él no estaba encerrado en ninguna dimensión o ilusión de la realidad. Siendo un maestro de muchas disciplinas místicas y escuelas secretas, Moon cree que Crowley fue capaz - a través de su Voluntad de Ooder - de lanzarse, literalmente, a través del tiempo y el espacio, y a otras dimensiones, lo cual es una cosa realmente genial, si se piensa en ello. Pero también, uno debe poseer un intelecto muy fuerte y disciplinado para poder someterse a sí mismo a tales aventuras de cambios de paradigma sin volverse completa y delirantemente loco. Tal vez Aleister Crowley era el hombre apropiado para eso. O tal vez es todo puro cuento...

 

Durante el verano de 1918, Crowley realizó un "retiro mágico" a Montauk Point, y los detalles específicos de ese retiro permanecen oscuros hasta nuestros días, a pesar de que Peter Moon sospecha que su visita estaba relacionada con los futuros y extraños avances asociados con el Proyecto Montauk. En Montauk Revisited: Adventures in Synchronicity, Moon alude a la posibilidad de que el tío Al pudo haberse dedicado "a la creación agujeros de gusano desde el reino físico a otras realidades y viceversa", y que "las bizarras manipulaciones realizadas en Montauk y en Filadelfia podrían haber sido simplemente elaborados despliegues físicos de lo ya desarrollado por un solo mago muy poderoso". En opinión de un insider de Montauk, Crowley es visto como un "bromista (joker) loco que andaba por ahí divirtiéndose y pasándola bien sin tener en cuenta cómo aquello podría afectarnos". Moon reconoce este arquetipo del joker como "El Loco" del Tarot y comenta que: "Este es el impulso creativo y loco que dio comienzo al universo entero. Es la fuerza que crea la por voluntad o por fuerza, por capricho y sin atender a las consecuencias...". Crowley menciona en sus diarios mágickos que durante su estancia en Montauk le salieron una rara serie de ampollas, que tuvo durante cinco años. Si esto se debió a un extraño evento montaukiano paranormal, es algo que no se sabe.

 

Peter Moon es un ex cienciólogo (aunque tal vez todavía sea miembro), y no oculta su idea de que L. Ron Hubbard ha tenido una vital influencia sobre estos múltiples misterios montaukianos. Como se señaló en la primera parte de esta serie, Hubbard estuvo íntimamente involucrado con el protegido de Crowley, Jack Parsons, en un trabajo mágico llamado la Obra de Babalon. De acuerdo con los inclinados a una visión montaukiana del mundo, Parsons - con ayuda de Hubbard y de la esposa de Parson, Marjorie Cameron - lograron crear una fisura en el continuo espacio-tiempo, bastante similar al tipo de vórtice asociado con El Experimento Filadelfia: una puerta a otra dimensión. Después de la Obra de Babalon, los avistamientos de OVNIs empezaron a ser reportados masivamente, como si hubieran sido abiertas las Puertas del Infierno y los poderes y demonios del más allá hubieran entrado al plano de la tierra, al igual que en un cuento de H.P. Lovecraft, desatándose sobre la inocente población humana.

 

En su hipotético escenario montaukiano, Peter Moon retrata a Hubbard como un Caballero Blanco en medio de magos negros de la alta tecnología; uno de los "chicos buenos" comprometidos en la guerra psíquica contra los malévolos bribones controladores de la mente y manipuladores de la realidad. Se ha conjeturado que Hubbard era un agente de la inteligencia naval, y más tarde él afirmó que se había infiltrado en la OTO de Parson en nombre del gobierno con el fin de desbaratarla. Eventualmente, Hubbard al parecer tuvo una pelea con sus amigos de las altas esferas, y de hecho se encontró en guerra con la CIA y del IRS. Gran parte de su discordia con estos órganos gubernamentales tuvo que ver con la objeción de L. Ron a los agentes del MK-ULTRA empeñados en deformar las mentes de la humanidad. O, al menos, esa es la imagen que pinta Peter Moon desde las páginas de los libros sobre Montauk.

 

Parte de la ontología de L. Ron Hubbard giraba en torno a la afirmación de que los habitantes de la Tierra (o sea ustedes y yo) antiguamente - hace algunos millones de millones de años - fuimos extraterrestres, y que estamos aquí para trabajar nuestro complejo karma hasta que finalmente podamos llegar al muy codiciado estado de "Claridad", que es bastante parecido a la "Conciencia Cósmica" en la jerga de la Nueva Era. En ciertos aspectos, la mitología del Proyecto Montauk parece ser una continuación de la ópera espacial psicotrónica de Hubbard.

 

Además, Moon sugiere que existe una cierta línea de sangre conectada al apellido Cameron, de la cual – aparentemente - Hubbard es miembro. Entre otros miembros de este linaje están - como era de esperarse – el súper-psíquico Duncan Cameron y su familia inmediata. Añada a esta lista la esposa de Jack Parson, Marjorie Cameron, así como genios malvados del control mental como el Dr. Ewen Cameron del infame MK-ULTRA, y lo que tenemos es un código genético Cameron  inherentemente adepto a prácticas como la magia y los viajes interdimensionales. Moon indica que hay una continua batalla del bien y el mal que tiene lugar dentro de la línea de sangre de Cameron, donde tipos como Ewen Cameron se enfrentan a gente como L. Ron Hubbard. Hubbard que, debe tenerse en cuenta, fue la única figura pública en condenar las actividades de Ewen Cameron a finales de los 60s, mientras Cameron estaba activo al frente del MK-ULTRA prescribiendo tratamientos tales como "conducción psíquica" a sus "pacientes".

 

En apariencia, líneas de sangre como éstas juegan un papel importante en lo que está pasando detrás de escena en el Proyecto Montauk, no sólo en lo que respecta a la conexión de Cameron, sino también con los mencionados Niños de Montauk, que al parecer fueron seleccionados para la experimentación debido a sus cualidades genéticas únicas.

 



 
 
 

Artículo original en inglés: Ritual Magic, Mind Control and the UFO Phenomenon by Adam Gorightly
 

 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada