lunes, 9 de junio de 2014

Magia Ritual, Control Mental y el Fenómeno OVNI Parte I (por Adam Gorightly)


Magia Ritual, Control Mental y el Fenómeno OVNI


 

Traducción: Mazzu

 
Parte 1


No mucho después de mi propio encuentro con el extraño fenómeno aéreo, empecé a ver un vínculo entre los OVNIs y temas aparentemente tan dispares como las sustancias psicodélicas, la psicotrónica, y la magia ritual. Con el paso de los años, la hipótesis extraterrestre (HET) tiene mucho menos sentido para el observador que otras teorías que van desde las conspiraciones de control mental o - por otro lado – las fisuras en el continuo espacio-tiempo que proporcionan una puerta de entrada a apariciones fantasmales que pueden ser en forma de plato o incluso tomar la forma de hombres-polilla, el Chupacabras o la Santísima Virgen María.

Los OVNIs abarcan una amplia gama de fenómenos, y no pueden ser categorizados simplemente en términos de pequeños bichos de piel gris de Zeta Reticuli que meten sondas en el recto a los humanos (¡ouch!). Para mí, el término "OVNI" simplemente sugiere algo inexplicable que asoma en el espacio exterior o interior, ya bien sean elfos de aspecto mecánico encontrados bajo la influencia de la DMT o naves propiamente dichas que realizan maniobras aéreas inexplicables sobre el Área 51.

Los OVNIs están limitados sólo por nuestra imaginación, y considerarlos solamente como algo fabricado en otra galaxia es un punto de vista tan estrecho como postular que los bebés recién nacidos son entregados exclusivamente por las cigüeñas. Los OVNIS son también - en mi opinión - un producto de la alteración de la conciencia, lo que no quiere decir que todos los avistamientos – parcial o totalmente - sean meras alucinaciones. Lo que estoy sugiriendo es que para ver OVNIs, a menudo debemos entrar en un estado más receptivo, muy similar al de un psíquico o canalizador que sintoniza voces o energías sutiles. Los canalizadores deben primero inducir en ellos un estado de trance antes de poder ponerse en contacto con las "voces del más allá". Lo mismo ocurre con los trabajos mágicos en donde los magos llevan a cabo rituales para invocar espíritus y/o demonios.

Un corolario de la afirmación anterior es el famoso Amalantrah Working del legendario ocultista Aleister Crowley, que consiste en una serie de visiones que recibió desde enero a marzo de 1918 a través de su "Mujer Escarlata" de entonces, una tal Roddie Minor. A lo largo de su vida, Crowley tuvo una serie de "Mujeres Escarlata", que actuaron como "Canales" para las transmisiones sobrenaturales de origen angélico y/o demoníaco. La Mujer Escarlata también jugó un papel importante en el notorio rito sexual de Crowley, a veces combinando drogas y zoofilia para desatar esas extrañas energías que el bueno y viejo tío Al estaba tratando de aprovechar.
Citando a Kenneth Grant, cronista de Crowley, en Aleister Crowley and the Hidden God:

"Crowley era consciente de la posibilidad de abrir puertas espaciales y de la admisión de una corriente extraterrestre en la oleada de la vida humana ... Es una tradición ocultista - y Lovecraft hablaba de ello persistentemente en sus escritos – la idea de que algunos poderes transfinitos y sobrehumanos preparan sus fuerzas con la intención de invadir y tomar posesión de este planeta ... esto recuerda a las oscuras referencias de Charles Fort sobre una sociedad secreta en la Tierra que ya está en contacto con los seres cósmicos y, tal vez , prepara el camino para su llegada. Crowley disipa el aura de maldad con la que estos autores (Lovecraft y Fort) invisten el hecho; él prefiere interpretarlo thelémicamente, no como un ataque a la conciencia humana desde dentro, sino como una forma de abrazar otras estrellas y absorber sus energías en un sistema que se enriquece con ello y se vuelve verdaderamente cósmico en el proceso..."
La Entidad 'Lam' dibujada por Crowley
Fue a través de la Obra de Amalantrah - que incluía el uso de hachís y mescalina en sus rituales - que Crowley entró en contacto con una entidad interdimensional llamada Lam, que por cierto viene a ser la viva representación de la concepción popular del alienígena "gris" retratado en la portada de Comunión de Whitley Strieber. Crowley les llama "entidades enocianas" porque supuestamente entró en contacto con ellas mediante el uso de la "llamada enociana", un sistema/lenguaje cabalístico ideado por el mago isabelino del siglo XVII, el Dr. John Dee. A partir de este supuesto encuentro, algunos han deducido que el industrioso Mr. Crowley abrió intencionalmente una puerta de entrada a través de la práctica de la magiak ritual, lo que permitió a Lam y a otros "alienígenas grises" un pasaje hacia el plano de la Tierra. El Dr. John Dee y su "vidente", Edward Kelly, tuvieron sus propios encuentros extraños con - como ellos los llamaban - "hombrecitos" que se movían "en una pequeña nube de fuego", por lo tanto existe un patrón en la tradición de la magia ritual que conecta a los ovnis con la hechicería.

Algunos creen ahora que lo que sucedió fue que Crowley accedió al mismo depósito inconsciente de alta extrañeza que ayudó a lanzar la erupción actual de abducciones alienígenas, según lo informado por "expertos" en el campo tales como Bud Hopkins , John Mack, David Jacobs et al. Al realizar estas conexiones, tengamos en cuenta que muchos abducidos recuerdan sus encuentros con estas criaturas de piel gris sólo después de realizar una regresión hipnótica. Una vez más, vemos que el estado de trance - no muy diferente de los estados alterados de consciencia producidos durante los rituales como el Trabajo de Amalantrah - son a menudo el factor desencadenante que abre un portal para estas entidades extrañas. Según Kenneth Grant, esta tradición ha sido continuada por los adeptos actuales de la Gran Bestia, que siguen sus pasos practicando la magia ritual para invocar a estas "entidades extraterrestres".

En Outside the Circles of Time, Grant escribe:

"Algunos creen que el fenómeno OVNI es parte del "milagro", y una masa creciente de evidencia parece sugerir que las entidades misteriosas han estado dentro del ambiente de la tierra durante muchos siglos y que más y más personas están naciendo con la habilidad innata para ver, o de alguna manera sentir su presencia... La oración por la intervención divina de la antigüedad se ha convertido ahora en un cri de Coeure a entidades extraterrestres o interdimensionales, en función de si estas manifestaciones son vistas como sucediendo dentro de la conciencia del hombre, o fuera de él en entidades aparentemente objetivas, pero a menudo invisibles. La logia Nueva Isis tiene en sus archivos los sellos (sigilos) de algunas de estas entidades. Los sigilos vienen de un grimorio de origen desconocido, que forma parte de las oscuras quabalahs de Besqul, ubicadas por los magos en el Túnel de Quliefi. El grimorio describe cuatro puertas extraterrestres de entrada y salida al Universo conocido".

Lo que Grant relata es una forma de magia (k) ritual practicada por grupos como la Golden Dawn y la Ordo Templi Orientis (OTO). Los "Sigilos" son dibujos y diagramas que sirven como firmas de las entidades accesibles al mago entrenado familiarizado con las "llamadas enocianas" y otros métodos de convocar a los "espíritus". Un grimorio es un directorio de estos sigilos, y un manual para su uso.

Un conocido discípulo de Crowley, Jack Parsons – líder en su momento de la rama de la OTO de California, y renombrado científico aeroespacial - continuó esta tradición de contacto interdimensional cuando, en 1946 - con la ayuda de "Frater H." - se puso en contacto con ciertas entidades no muy diferentes al "Lam" de Crowley. Todo esto se llevó a cabo durante una serie de rituales mágicos llamados las Obras de Babalon. Lo que hace aún más bizarra a esta historia es que el cómplice de Parson en este empeño - el mencionado Frater H. - se hizo más comúnmente conocido después como el carismático líder sectario L. Ron Hubbard, el fundador de la Cienciología.

Al parecer, Hubbard tuvo un papel similar al de Edward Kelly, el "vidente" del mencionado doctor John Dee, de quien Crowley fuera un ferviente admirador. Un vidente funciona como un receptor de comunicaciones de otro mundo, a menudo usando una bola de cristal o algún dispositivo similar, en conjunción con los rituales y las ceremonias del mago para convocar a seres de otras dimensiones. Juntos, mago y vidente, trabajan codo a codo para convocar a estos seres de otro mundo: ya sean ángeles, demonios o espíritus de los muertos. La Mujer Escarlata de Crowley, en muchos casos, realiza esta misma función; por ejemplo, su primera esposa, Rose Kelly - durante un trance mágico - recibió los tres primeros capítulos del infame Libro de la Ley, el manuscrito que sentó las bases de la "religión" de Crowley, Thelema. Además, la puerta de entrada para los seres extraterrestres que Crowley teóricamente abrió (cuando invocó a la entidad "Lam") puede haber sido agrandada aún más por Parsons y Hubbard con el inicio de las Obras de Babalon, facilitando así un cambio de paradigma monumental en la conciencia humana. Como escribió Kenneth Grant "las Obras [de Babalon] comenzaron... justo antes del surgimiento de la ola de fenómenos aéreos inexplicables ahora conocida como la "Gran Oleada de Platillos Voladores". Parsons abrió una puerta y algo entró volando a través de ella". Algunos investigadores, como John Carter, sugieren que la detonación de las bombas atómicas sobre Japón - durante la última parte de la Segunda Guerra Mundial - también puede haber desempeñado un papel en la apertura de esta puerta entre dimensiones o, al menos, atrajo la curiosidad de nuestros vecinos intergalácticos.

Como relata la historia thelémica, 1947 puso fin a la primera etapa de las Obras de Babalon, mientras Parsons y Hubbard se separaron en medio de una nube de confusión. (Al parecer, Hubbard partió con la esposa de Parsons y gran parte de su fortuna.) Fue el mismo año en que comenzó la Edad Moderna de los OVNIs con los avistamientos de Kenneth Arnold sobre el Monte Rainer en el estado de Washington, seguido poco después por el legendario accidente del platillo en Roswell, Nuevo Mexico.
Crowley en sus años de juventud
1947 también fue el año marcado por el fallecimiento de la Gran Bestia, Aleister Crowley. No mucho tiempo después de estos eventos monumentales, en 1948, Albert Hoffman dio a luz al LSD, lo que indica que, de hecho, cosas extrañas estaban en marcha en el inconsciente colectivo de la humanidad entre los años de 1946-1948. Conectando toda esta gran rareza de manera aún más contundente está el investigador de conspiraciones John Judge, quien - en una entrevista en la radio KPFK, Los Angeles el 12 de agosto 1989 - dijo que Kenneth Arnold y Jack Parsons habían sido compañeros de vuelo, aunque hasta ahora no he podido encontrar una corroboración adicional que apoye su afirmación.

En cuanto a L. Ron Hubbard - aunque no sea algo muy publicitado por los miembros actuales de la Iglesia de la Cienciología -, gran parte de su "religión" se basó en una cosmología extraña que aparentemente él inventó, tal vez para ver lo mucho que su rebaño estaba dispuesto a tragarse: una tesis que sugiere que hace varios millones de años, las almas de unos extraterrestres muertos (Thetans) entraron en el cuerpo de los seres humanos de la Tierra, y eso es parte de la razón por la cual hoy estamos jodidos como especie.
 
Otro paralelismo "OVNI" interesante a destacar es que la experiencia visionaria de Parsons y Hubbard con estas supuestas entidades extraterrestres sucedió en el desierto de California, que a finales de los 40s y durante los 50s fue un hervidero de actividad de platillos voladores. Fue en este entorno que "contactados" famosos tales como George Adamski y George Hunt Williamson invocaron su propia marca de mensajeros cósmicos transportados por platos, naves con forma de cigarro y similares, a menudo procedentes de las inmediaciones de Venus, o de otros planetas aparentemente inhabitables en nuestro sistema solar.

En la década de 1930 - antes de sus encuentros con los "Hermanos del Espacio" - Adamski manejaba un monasterio llamado "La Orden Real del Tíbet", y consiguió un permiso para hacer  vino de misa durante la Ley Seca. Al finalizar la Ley Seca, el monasterio de Adamski cerró repentinamente sus puertas, y luego abrió un puesto de hamburguesas cerca del Observatorio del Monte Palomar. Una vez allí, Adamski dijo haber ayudado a los astrónomos a fotografiar varios OVNIs - una afirmación que nunca sería verificada por ninguna persona del observatorio.

El primer encuentro de Adamski con los "Hermanos del Espacio" se produjo en el desierto de Mojave el 20 de noviembre de 1952, cuando - en compañía de George Hunt Williamson y otros amigos - vio una nave en forma de cigarro que era perseguida por aviones militares. Justo antes de desaparecer de la vista, de la nave salió un disco plateado que aterrizó a corta distancia de Adamski y sus compañeros. Cuando Adamski llegó al plato, fue recibido por un hombre rubio y de pelo largo, vestido con un traje de una sola pieza.

Telepáticamente, el "hombre" informó a Adamski que era de Venus, y que estaba preocupado por la posibilidad de que la radiación de la bomba atómica de la Tierra llegara a otros planetas del sistema solar, y que varios seres de toda la galaxia estaban visitando la Tierra albergando estas mismas preocupaciones. Según Adamski, fue llevado a bordo de una de las naves alienígenas y voló a distintos lugares del universo, incluyendo el lado oscuro de la luna. Durante el curso de su incursión aérea, Adamski tomó una serie de fotografías espurias que han sido ampliamente consideradas como un fraude. En "United Fascist Observatories", John Judge afirma que Adamski era un colaborador de la CIA que en sus giras de conferencias en las décadas de los 50s y los 60s dispersó desinformación en nombre de la Compañía.

Adamsky en una presentación televisiva



El colega de Adamski - George Hunt Williamson - fue autor de varios libros sobre OVNIs, como  Other Tongues – Other Flesh, y promulgó la idea de una batalla cósmica estilo bien-versus-mal entre los "buenos" de la estrella del perro, Sirius, frente a las malas mierdas de Orión. Por extraño que parezca, Sirio es un tema recurrente en la tradición oculta y la ufológica.


Es de destacar en este sentido The Sirius Mistery de Robert Temple, publicado en 1977, que documenta la historia de la tribu africana de los Dogón, y sus reuniones legendarias con los Nommo, una raza de seres de tres ojos y pinzas de cangrejo provenientes de Sirio. Fueron estos emisarios intergalácticos – dicen las leyendas Dogón - que alrededor del año 3200 a.C. pasaron a la tribu diversos datos astronómicos, entre los cuales figuraba el hecho de que Sirio tiene una estrella compañera invisible a simple vista. Estas leyendas son muy anteriores a la llegada de los telescopios, y más tarde fueron confirmadas por los astrónomos. Esta estrella "compañera" - Sirius B – recién fue fotografiada en 1970. Además de estos conocimientos en relación con Sirio B, los Nommos proveyeron otros datos a los Dogón, como el hecho de que Júpiter tiene cuatro lunas; que Saturno está rodeado por anillos; y que los planetas de nuestro sistema solar orbitan alrededor del sol. Todos estos hechos, por supuesto, fueron posteriormente confirmados por la ciencia.

En El Misterio de Sirio, Temple rastrea el contacto con los Nommos hasta Sumeria alrededor del año 4500 a.C. En ese momento, dice, estas criaturas de tres ojos y pinzas de cangrejo descendieron de las estrellas en sus poderosas naves espaciales, concediendo grandes secretos a la humanidad; revelando misterios y conocimientos esotéricos transmitidos a los iniciados de varias sociedades secretas en Egipto, el Cercano Oriente y Grecia. Temple alega que estos contactos iniciales plantaron las semillas de las distintas religiones mistéricas, entre cuyos vástagos figuran personajes como Giordano Bruno, el Dr. John Dee, y los cimientos sobre los cuales se colocaron las piedras de la masonería y otras escuelas secretas de conocimiento esotérico, como los Caballeros Templarios y los Rosacruces. De hecho, los masones creen que la civilización en la Tierra fue inicialmente formada por los iniciados del sistema estelar de Sirio, a quienes comparan con la Trinidad egipcia de Isis, Osiris y Horus. En estas leyendas, Osiris ha sido retratado como un precursor de Cristo, que fue crucificado y luego resucitado, formando la base de un sacerdocio egipcio que rinde culto a dioses solares. Los adeptos de estas religiones mistéricas siempre se han referido a sí mismos - de una forma u otra - como los Illuminati; aquellos que han sido "iluminados" por su culto a los diversos dioses del Sol /diosas de la Luna.
 
En su tratado, Temple señala además que todo el calendario egipcio giraba en torno a los movimientos de Sirio, y que el año comenzaba con los "días del perro" cuando Sirio comenzaba a levantarse detrás del sol. De acuerdo con Phillip Vandenburg en The Curse of the Pharaoh: "Un arqueólogo llamado Duncan MacNaughton descubrió en 1932 que los largos túneles oscuros de la Gran Pirámide de Keops funcionan como telescopios, haciendo visibles a las estrellas incluso de día. La Gran Pirámide está orientada, según MacNaughton, para dar una visión, desde la Cámara del Rey, de la zona del cielo del sur en la que Sirio se mueve a lo largo del año".

Siendo la estrella más brillante del cielo, Sirio es aproximadamente 35 veces más brillante que nuestro Sol, y es considerado en los círculos ocultistas como "el dios oculto del cosmos." El famoso emblema del ojo que todo lo ve - que flota por encima de la pirámide inacabada - es una representación del Ojo de Sirius, y es un motivo común que se encuentra en toda la tradición masónica. No es ningún secreto que muchos de los padres fundadores de los EE.UU. eran francmasones, lo cual explica la extraña aparición del Ojo de Sirius en el billete de un dólar; un símbolo visto cada día por millones de personas en todo el mundo, imprimiendo su imagen para siempre en nuestra psique. La impronta de estas imágenes ha sido cuestionada en los últimos tiempos por toda una horda de teóricos de la conspiración , que - en sus escenarios hipotéticos del Nuevo Orden Mundial - conectan dichas órdenes fraternales como los Caballeros de Malta, la masonería y los rosacruces con el símbolo "insidioso" de Sirius, el ojo en el triángulo. En la parte superior de esta pirámide - sugieren estos teóricos de la conspiración – están los temidos illuminati, atando a todas estas órdenes fraternales y sociedades secretas en un intrincado complot con la intención de poner de rodillas a la humanidad bajo una pesadilla orwelliana futurista; una sociedad totalitaria disfrazada de democracia liberal, que utiliza imágenes masónicas para programar a las masas.

Como si toda esta historia no estuviera ya lo suficientemente revuelta, los albores del siglo 20 marcaron el comienzo de una nueva generación de contactados que rinden homenaje a la "estrella del perro", departiendo aún más sobre la leyenda del ojo que flota sobre la pirámide. Justo a comienzos del siglo, un señor llamado Lucien-Francois Jean-Maine formó una orden en Haití llamada el Culto de la Serpiente Negra que utilizaba rituales tomados de la OTO de Crowley en combinación con ciertas prácticas del vudú. En 1922, estos rituales supuestamente convocaron a un ser incorpóreo llamado Lam, la misma entidad que Aleister Crowley contactara un par de años antes. De hecho, Kenneth Grant ha afirmado que Crowley " inequívocamente identifica a su Santo Ángel Guardián con Sothis (Sirio), o Set-Isis".

Más tarde – durante la década de los 50s y los 60s - el ya mencionado "contactado" George Hunt Williamson, volvió a invocar sucesivamente a ciertos supuestos moradores de Sirio, conversando con ellos en el mismo en el idioma "enociano" o "angélico" utilizado por John Dee y Aleister Crowley. Williamson - en sus varios libros y conferencias - también habló de una sociedad secreta que ha estado en contacto con Sirio durante miles de años, y que el emblema de esta sociedad secreta es el ojo de Horus, conocido también como el ojo que todo lo ve.

Como se señaló anteriormente, Williamson fue un estrecho colaborador de George Adamski, quizás el más famoso de los primeros contactados OVNI, que afirmaba estar conectado con los astrónomos en el Observatorio Palomar en California, en cuya compañía supuestamente fue testigo de varios avistamientos de OVNIs. En un fascinante ensayo titulado "Brujería, sexo, asesinato, y la Ciencia del Simbolismo", el autor James Shelby Downard describe una "secta que rinde culto a Sirius" infiltrada hasta los más altos niveles de la CIA. En esta pieza provocadora, Downard describe uno de sus rituales que tienen lugar en el Observatorio del Palomar bajo la luz de Sirius telescópicamente enfocada, bañando a sus participantes en la luminiscencia de la majestuosa Estrella del Perro; un verdadero ritual Illuminati.

Una erupción de referencias a Sirio continuó hasta la década de 1970, tal vez inspiradas por el libro de Robert Temple. En 1974, el escritor de ciencia ficción Phillip K. Dick tuvo un tipo de "experiencia mística", que en un principio lo atribuyó a las transmisiones psicotrónicas emitidas desde Rusia. Según Dick, estas "transmisiones telepáticas en microondas", como él las llamaba, comenzaron el 20 de marzo de 1974, colmándolo con torrentes interminables de datos audiovisuales. Inicialmente, este ataque abrumador de mensajes que Dick recibió fue muy desagradable y, en sus propias palabras, eran "mensajes de muerte". La semana siguiente a esos sucesos, afirmó haber sido desvelado por una "actividad fosfénica violeta, durante ocho horas ininterrumpidas". La descripción de este evento en forma de ficción aparece en A Scanner, Darkly (Una Mirada a la Oscuridad). El contenido de esta actividad fosfénica era en forma de gráficos modernos abstractos seguidos de música soviética sonando en su cabeza, además de nombres y palabras en ruso. La teoría original de Dick era que los agentes rusos de control mental lo estaban atacando con estas transmisiones.

P K Dick y la "actividad fosfénica"


Al principio, Dick sintió que las emanaciones que invadían su mente eran de naturaleza maligna, aunque con el tiempo empezó a creer que eran algo totalmente diferente. En una carta a Ira Einhorn con fecha de 10 de febrero de 1978, Dick profundizó sobre esas transmisiones psicotrónicas, afirmando que "parecían conscientes". Él sentía que una forma de vida extraterrestre en alguna capa superior de la atmósfera de la Tierra se había sentido atraída por las transmisiones psicotrónicas soviéticas. Al parecer, esta forma de vida alienígena operaba como una "estación", recurriendo a algún tipo de red de comunicación interplanetaria que "...contenía y transmitía grandes cantidades de información".

 
Lo qué Dick recibió inicialmente fueron las transmisiones soviéticas, pero eventualmente esta forma de vida extraterrestre - a la que llamaba Cebra - se sintió en "... atraída o potenciada por las transmisiones psicotrónicas de microondas soviéticas". Durante los meses que siguieron, esta entidad alienígena - de acuerdo a Dick - mejoró su bienestar mental y físico en muchas maneras. Aquello (Cebra) le brindó "...información compleja y precisa acerca de mí mismo y también sobre nuestro pequeño hijo, que, según Cebra, tenía un defecto crítico no diagnosticado de nacimiento que requería de cirugía de emergencia inmediata. Mi esposa corrió con nuestro bebé al médico y le dijo lo que yo le había dicho (más precisamente lo que Cebra me había dicho) y el médico descubrió que era verdad. La cirugía fue programada para el día siguiente - es decir, tan pronto como fuera posible. De otra manera, nuestro hijo habría muerto". (Tessa, la esposa de Dick, y otros han confirmado esta historia sobre las condiciones médicas de él mismo y su hijo, Christopher.)

Phil Dick sintió que Cebra era totalmente benigna, y que sentía un gran desprecio por los soviéticos y sus experimentos psicotrónicos. Además, Cebra informó a Dick que la Tierra se estaba muriendo, y que las latas de aerosol estaban "...destruyendo la capa de la atmósfera en la que Cebra... existía".

No fue sino hasta varios años después de sus "experiencias místicas" con Cebra que Phil Dick finalmente escribió sobre estos eventos en su clásica novela SIVAINVI. Antes de la publicación de SIVAINVI, Dick nunca había hecho ninguna mención de Sirio en relación con los sucesos que impactaron tan drásticamente en su vida. Sin embargo, en su obra clásica, Dick renombra a Cebra como SIVAINVI (SIstema VAsto de INteligencia VIva) y lo identificó como un producto del sistema estelar de Sirio, identificando a sus operadores como seres de tres ojos y pinzas de cangrejo.
 
Durante este período - 1973-1974 – el reconocido autor Robert Anton Wilson estaba teniendo sus propias experiencias con los "vecinos ET", que en el momento consideró como "comunicaciones telepáticas de Sirio", como relata en su alucinante libro Cosmic Trigger. Aunque Wilson y Dick se conocían - y Wilson era consciente de que había tenido algún tipo de experiencia trascendental en marzo de 1974 - Dick nunca mencionó a Sirio en ninguna de sus conversaciones, o cualquier cosa en referencia a ser contactado por los "alienígenas " . No fue hasta muchos años más tarde - cuando leyó SIVAINVI - que Wilson tuvo conocimiento de esta revelación. También hay que señalar que a fines de los años 60s/principios de los 70s, Robert Anton Wilson había recorrido algunos de los mismos caminos que había transitado Aleister Crowley, incursionando en la magia ritual y el aventurerismo psicodélico como un medio para abrir ciertas puertas de la percepción, tal vez las mismas los que habían creado un portal de entrada para "Lam".

RAW


También a principios de los 70, la popular novelista inglesa Doris Lessing comenzó una serie de novelas de ciencia ficción en torno a particulares entidades de Sirio, algo que era definitivamente diferente a sus obras literarias anteriores. En la tercera novela de esta serie, The Sirian Experiments, Lessing relata una historia con similitudes asombrosas a las experiencias de Dick en SIVAINVI. Cuando Robert Anton Wilson conoció a la señora Lessing en 1983, dijo que nunca había leído una a Dick - o a Wilson, para el caso. Es difícil decir cuánto de esto fue la polinización cruzada; ya sea intencional o un proceso de permeabilidad subconsciente que filtró hacia adentro y afuera de unos cuantos cerebros agrietados obsesionados con la Estrella del Perro. Otra fuente poco probable para tal conjetura fue la banda de rock Blue Öyster Cult. A primera vista, se podría considerar a BOC como un grupo más en una larga línea de sacudidores de cabezas y revoleadores de guitarras, pero en un examen más minucioso vemos que muchas de sus letras aluden a temas ocultos o arcanos, a menudo refiriéndose a seres anfibios del espacio exterior, así como Sirius en su canción "Astronomy".
"...and don't forget my dog, fixed and consequent. Astronomy...a star!" ("... y no te olvides de mi perro, fijo y consecuente. Astronomía ... ¡una estrella!")

Pero Sirio no sólo ha surgido una y otra vez en la tradición ocultista y en la ufológica, sino que la omnipresente estrella de perro también ha sido mencionada en relación con ciertos experimentos de control mental que caen bajo el paraguas del nefasto proyecto MKULTRA de la CIA. Supuestamente iniciado en 1953 - bajo un programa que estaba exento de la supervisión del Congreso – los agentes del MK -ULTRA y los psiquiatras hicieron pruebas en sujetos involuntarios con radiación, choques eléctricos, microondas, e implantes de electrodos. El objetivo final del MK- ULTRA era crear asesinos programados al estilo de El Candidato Manchuriano. (La CIA también probó una amplia gama de medicamentos con la perspectiva de descubrir el compuesto químico perfecto para controlar las mentes. LSD fue una de esas drogas en las que los psiquiatras CIA estaban profundamente interesados, tanto es así que en el ‘53 la Agencia intentó comprar toda la reserva mundial de ácido a los Laboratorios Sandoz en Suiza. En efecto, durante muchos años la CIA fue la fuente principal de LSD, tanto legal como ilegal.)


En los últimos años, información variada sobre la tecnología de control mental a distancia se han filtrado en la comunidad de investigadores de las conspiraciones a través de publicaciones "alternativas" tales  como Full Disclosure, Resonance, así como a través de un caballero finlandés con el nombre de Martti Koski y su folleto My Life Depends On You. Durante la última década, el Sr. Koski ha estado compartiendo su horrorosa historia con el mundo, documentando como lo hace el descubrimiento de la desenfrenada manipulación cerebral cometida contra su persona, y contra muchos otros. Los autores de estas canalladas supuestamente incluyen a la Real Policía Montada de Canadá (RCMP), La CIA y la Inteligencia de Finlandia, entre varias otras agencias de inteligencia. Cuando Sirio entra en esta escena nublada es bastante interesante: en un punto durante un episodio de programación de control mental, los "doctores" que operaban sobre Koski se identificaron como "extraterrestres de Sirio". Al parecer, estos "doctores" (o psiquiatras) intentaban implantar un recuerdo a manera de pantalla para ocultar sus verdaderas intenciones. Lo que esto sugiere es una teoría de que un puñado de investigadores - a saber, Martin Cannon, Alex Constantine , David Emory y John Judge – comenzó a dar forma a principios de los 90s: que las abducciones alienígenas eran una tapadera para las travesuras del control mental del MK- ULTRA perpetrados por agencias de inteligencia fantasmas.

Según Walter Bowart - en la edición revisada de la Operation Mind Control - una presunta víctima del control mental relató un incidente similar, supuestamente ocurrido a finales de los 70s. En los recuerdos recuperados por medio de regresión hipnótica, se reveló que el sujeto había sido víctima de una abducción alienígena simulada, cuya intención era crear un recuerdo pantalla que ocultaría los verdaderos programas de control mental dictados a la víctima. El sujeto de este caso afirmó haber visto a un niño pequeño vestido con un disfraz de alienígena, similar en apariencia a los extraterrestres de ET de Spielberg. Nada de esto, por supuesto, rechaza de plano la HET; ni tampoco significa que los extraterrestres no nos hayan visitado. Sin embargo, las implicaciones son asombrosas cuando se considera el impacto y posterior comercialización del Fenómeno de la Abducción Extraterrestre, y cómo esta ha desafiado y reformado los sistemas de creencias y las mentes de millones y millones de habitantes del planeta, creando en esencia un nuevo paradigma que, hace treinta años, era prácticamente inexistente.

Como relata Walter Bowart en Operation Mind Control, a finales de los 70s el congresista Charlie Rose (D-N.C) se reunió con un inventor canadiense que había desarrollado un casco que simula estados alternos de conciencia y realidades, muy parecido a la unidad VR propuesta en la película Brainstorm. Uno de estos escenarios de realidad virtual experimentada por aquellos que probaron este casco, era una abducción alienígena simulada. El congresista Rose participó en estos experimentos, que incluían el programa de abducción antes mencionado. Para gran asombro de Rose, el escenario simulado parecía increíblemente real. Este dispositivo suena bastante similar al tan mentado "Casco Mágico" del Dr. Michael Persinger, que ha estado recibiendo una buena cantidad de prensa en los últimos años . Equipado con imanes que crean un campo magnético de baja intensidad en el lóbulo temporal, "Casco Mágico" afecta las zonas del cerebro asociadas con las distorsiones temporales y otros estados alterados de conciencia. Aunque Bowart no mencionó específicamente al inventor del casco en Operation Mind Control, lo más probable es que haya sido Persinger a quién se refería. El nombre de Persinger también ha sido esparcido por el investigador del control mental, Martin Cannon - en su tratado The Controllers - como el de un protagonista detrás de las escenas en las operaciones de inteligencia relacionadas con el MK- ULTRA.

Persinger es un neurofisiologo clínico y profesor de neurociencia, cuyo trabajo en los últimos años se ha centrado en los efectos de los campos electromagnéticos sobre los organismos biológicos y el comportamiento humano. Persinger es un adherente a la teoría de que los OVNIs son el producto de los efectos geomagnéticos liberados de la corteza terrestre bajo tensión tectónica. El efecto de su "Casco Mágico" - se ha señalado - se aproxima a las características de la epilepsia del lóbulo temporal (ELT) de los cuales más de un teórico de sillón han atribuido como responsables de las experiencias de Phil Dick en SIVAINVI. Uno de los atributos más comunes de la ELT son las visiones divinas, en la forma de una comunicación directa con Dios, o los dioses - cualquiera sea su forma - ya sean extraterrestres, ángeles, hadas o elfos.
 
Al principio - en sus esfuerzos para explicar su propia experiencia de abducción - autor Whitley Strieber contempló la posibilidad de que podría haber sido víctima de ELT. Debido a esto, Strieber se sometió a extensos exámenes médicos - incluyendo varias tomografías y resonancias magnéticas - para determinar si tal era el caso, pero los resultados de todas estas pruebas dieron negativo. Aparte de dichas especulaciones, hay un componente mágico innegable en las experiencias de Whitley Strieber. Después de su regresión hipnótica inicial - cuando la presencia de los "visitantes" le fue revelada - Strieber practicó una forma de meditación para aclarar aún más esas imágenes en su mente, con el fin de identificar mejor sus características. La primera vez que intentó este enfoque - para su sorpresa - un extraterrestre gris apareció inmediatamente en su "campo visual mental", permitiendo a Strieber profundizar en el misterio del fenómeno. Esta experiencia de la meditación - como se relata en Communion - parece nada más y nada menos que un conjuro mágico, aunque Strieber puede no haber sido totalmente consciente de sus actos en el contexto de la magia ritual. En cierto sentido, quizá Strieber realizó trabajos mágicos inconscientes - o subconscientes - en varias ocasiones, en esencia, convocando así a estos seres desde detrás de los velos de la percepción.
 
 

Además, es mi creencia que la regresión hipnótica puede, bajo ciertas circunstancias, realizar una especie de trabajo mágico, y fue a través de la regresión hipnótica que Strieber fue capaz de llegar a un acuerdo con su "experiencia de los visitantes" - por lo menos hasta cierto punto. Tengamos en cuenta que la hipnosis produce a un estado de trance, y es precisamente esta forma de alteración de la conciencia la que ha permitido a muchos abducidos "recordar" sus experiencias. Strieber, antes de su experiencia con los "visitantes", era miembro de la Fundación Gurdjieff, una organización de auto-transformación dedicada a un sistema de técnicas elaboradas por la famoso místico G.I. Gurdjieff. Como Strieber explica: "Creo que las técnicas que aprendí en esos ejercicios - particularmente una forma de canto de doble tono - me han permitido seguir siendo consciente de algunas experiencias con los visitantes que de otro modo habrían sido inconscientes". Lo que Strieber no reconoce es que el propio Gurdjieff estaba en contacto con algunos habitantes de Sirio a través de este método de canto de doble tono, que también se podría describir como "cantos enocianos".

Fue durante las primeras etapas de sus experiencias con los "visitantes" que Strieber trabó amistad con el afamado investigador de abducciones Budd Hopkins, quien asistió a algunas de las primeras sesiones de hipnosis de Strieber. Más tarde, cuando Strieber estaba trabajando en los primeros borradores Body Terror (el título original de Communion) envió extractos a Hopkins para que le hiciera algunos comentarios. Hopkins - a pesar de que estaba convencido de que Strieber en efecto había sido visitado por seres extraterrestres – se sintió un poco angustiado por la cantidad de "alta extrañeza" contenida en el manuscrito, aunque había muchos paralelismos con otros casos conocidos de abducciones. Durante el transcurso de unas reuniones del grupo abducidos asistido por Bud Hopkins, Strieber ha sido citado diciendo que "algunas personas contaron sus historias hablando sobre experiencias fuera de sus cuerpos u otras experiencias psíquicas después de la abducción. Budd no estaba interesado en eso, y le decía a la gente que volvieran a hablar de sus experiencias de abducción. Se negó a ver a un posible vínculo entre las abducciones y una especie de despertar espiritual o psíquico que sucede en las personas vivieron estas experiencias".

Curiosamente, en varias partes de Communion, Strieber señala que el estado mental producido por sus encuentros con los "visitantes" podría ser similar al producido por una droga rara llamada tetradotoxina, que en pequeñas dosis provoca la anestesia externa, y en dosis más grandes puede provocar "fuera de experiencias del cuerpo". Dosis mayores de la droga incluso pueden simular experiencias cercanas a la muerte. Según Strieber, la tetradotoxina es el núcleo de los "venenos zombies" de Haití. Lo que no menciona es que tetradotoxina era sólo uno del gran número de compuestos psicoactivos utilizados por la CIA para su proyecto MK- ULTRA. A lo largo de Communion, Strieber hace (tal vez) referencias al control mental encubierto (de la variedad MK- ULTRA.) En un momento de la narrativa - mientras Strieber lanza al azar varias teorías con respecto a estas "visitas" - llega a la posibilidad de que los grises no estuvieran usando la telepatía para comunicarse, sino podría haber estado ocurriendo algo de naturaleza más técnica, como las ondas de baja frecuencia adicional lanzadas al atónito cerebro de Whitley, produciendo de esta manera las "voces en su cabeza".

En esta línea, Strieber agrega algo  interesante "que la tierra misma genera una buena cantidad de ELF en el rango de 1 a 30 hertz. Quizás hay condiciones naturales que desencadenan una respuesta en el cerebro que produce lo que esencialmente es una experiencia psicológica de una especie rara y poderosa. Tal vez tenemos una relación con nuestro propio planeta que no entendemos en absoluto, y los antiguos dioses, las hadas, y los visitantes de hoy son los efectos secundarios de la misma..." Parte del atractivo de Communion y los libros posteriores es, en mi opinión, la capacidad de Strieber para considerar toda una serie de teorías, y en el proceso de abrir los ojos del lector a las diversas posibilidades que intentan explicar el fenómeno OVNI, desde el folklore de las hadas o los viajeros de dimensiones alternativas - a la muy real posibilidad de que algún tipo de máquina de control de ondas ELF o de control mental pudiera ser responsable de sus ensoñaciones misteriosas.
 
 
Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada