martes, 8 de diciembre de 2015

LECTURA DE ILLUMINATUS: SEMANA 11

Lectura de Illuminatus semana 11

Por Mazzu

Trilogía Illuminatus

(Desde la página 126 a la 136)



Hagbard y Simon escapan del gas lacrimógeno arrojado por la policía durante la convención demócrata en 1968. En el ‘presente’, Barney y Saul continúan revisando los memos de Pat, y encuentran dos o tres memos muy extraños... en otra línea temporal, Hagbard defiende a los mohawks que son amenazados de ser desalojados de sus tierras...

--------------------------------------------------------

Estaba pensando en algo que me quedó colgado de la semana anterior... ¿quién mató a Concepción Galore? los autores no lo aclaran en el texto; pero tiran un par de pistas bastante inquietantes: si retrocedemos a la página 55 (justo!) donde W le explica su misión al agente, leemos: “pero luego se dieron cuenta de que la esquizofrenia peculiar de 00005 encajaba bien con ciertos problemas reales, así como el tipo de esquizofrénico más retraído es ideal como agente ‘latente’ porque puede olvidar fácilmente lo que convencionalmente es considerado como su propio yo. Por supuesto, nadie tomaba seriamente a los BUGGERS, y a sus espaldas, la obsesión de 00005 con esta organización era blanco del humor interdepartamental”. Luego leemos que 00005 y Concepción están solos en el hotel Durruti, y que Chips/00005 se va a contactar con sus superiores, “a tres puertas cerradas de la suite donde duerme Concepción”; 1- están solos, 2- están encerrados bajo llave (nadie más que 00005 puede entrar); 3- 00005 es “es ideal como agente ‘latente’ porque puede olvidar fácilmente lo que convencionalmente es considerado como su propio yo”, es decir, puede matar y luego olvidar que lo ha hecho; 4- 00005 tiene, al igual que la mayoría de los psicópatas esquizofrénicos, un chivo expiatorio ‘inexistente’ (tal vez): los BUGGERS; 5- más adelante (spoiler para quien no haya leído la novela) vemos que se encuentra con una entidad lovecraftiana que lo envía a un viaje esquizofrénico/psicodélico a otro plano... ¿es 00005 un asesino psicópata que olvida sus acciones al estilo de los agentes ‘dormidos’ del MKUltra?... es una posibilidad...

The Manchurian Candidate


Me da la impresión de que RAW y Shea pintan a 00005 como el Candidato de Manchuria perfecto: un esquizofrénico que cree ser 007 y que es enviado solamente a misiones “raras”... este tipo de ‘agentes dormidos’ generalmente son ‘activados’ al escuchar una palabra específica o ver una imagen en particular (en la película El Candidato de Manchuria de 1962, el detonador es la carta de póker de la reina de diamantes) ¿puede ser que la palabra clave de 00005 sea ‘Lloigor’ y que Concepción Galore, al mencionarla, lo ‘activa’ sin querer? es más... en un giro al estilo El Club de la Pelea... ¿no será él mismo Eric ‘el Rojo’ Blowhard, y el que hace el trabajo de los BUGGERS???

--------------------------------------------------------



Los memos presentes en el fragmento de esta semana contienen, tal vez, las teorías más excéntricas y conspiranoicas de todo el conjunto. La relación de los nazis con logias secretas como los masones, los rosacruces, la Sociedad Thule y los mismos Illuminati, y la supuesta relación de éstas con los ‘Superiores Desconocidos’

Martín Agharta Díaz escribió al foro de lectura para referirse a esto:

En el memo 15 encontramos la guerra entre los infiltrados de Vulcano en tribus semíticas contra los humanoides venidos de Saturno vía Marte, que se infiltraron en toda la cultura occidental “faustiana”. Se la acusa también a Blavatski de bruja malvada y demoníaca, aliada a los Illuminati.

Se habla de los nazis como “apéndice político de la sociedad Thule”, rama extremista de los Illuminati de Berlin, que a su vez derivan de los rosacruces-masones preocupados por la muerte del sistema feudal.

Aquí encontramos lo que tal vez sea una referencia a Gurdjieff, o tal vez a todas las culturas que lo han postulado anteriormente, y es la aparición de “seres celestiales” que guían e instruyen a la humanidad para que esta evolucione y luego retornan cuando estamos listos.(de hecho leí alguna vez rumores de que Gurdjieff fue miembro de la sociedad Thule):

“A su socialismo científico externo, estos masones, sumaron conceptos místicos cuyos orígenes se presumían “gnósticos”. Uno de estos conceptos era el “Gnosticismo” en sí, llamado Iluminación - el cual postulaba que ciertos seres celestiales, directa o indirectamente, habían dado a la humanidad sus grandes ideas y retornarían a la Tierra cuando nuestra raza hubiera alcanzado el progreso requerido –“

“(De acuerdo a la teoría Nazi) antes de que la actual Luna fuera capturada por la Tierra, estos seres celestiales habrían vivido en las regiones de mayor altitud: en Perú, México, Cóndor (Etiopía), el Himalaya, Atlántida y Mu, formando la Confederación Uraniana.
Esto fue tomado muy seriamente, y la Inteligencia Británica lo combatió con la fantasía de Tolkien “El Silmarillion”, la base de sus famosos libros sobre “Hobbits”…”

Y Rodrigo Castañeda también nos habló del mismo asunto en el foro:

Seres Celestiales, los Hermanos mayores, o LOS SUPERIORES DESCONOCIDOS referidos por Pauwels y Bergier en El Retorno de los Brujos Libro gestado desde 1953 y publicado en 1960 con gran éxito. Estos Superiores Desconocidos habrían estado “charlando” con Hitler, por eso Hitler se levantaba en las noches gritando como loco, incluso se los mencionó a uno de sus generales y se relaciona con la idea de la “Raza Superior- mutación”. Es interesante como asocian a las sociedades secretas con Machen, y sobre todo como se relaciona de bien con Illuminatus...

Allá Rodrigo posteó un par de páginas de El Retorno de los Brujos, pero para no hacer demasiado largo este post, les dejo los links para leerlos en otro blog; es interesante – además – porque RAW y Shea en el Apéndice Lamed de Illuminatus dicen en una nota al pie: “En conexión con esto - y también para que vean que el vínculo de Hitler con los Illuminati no fue inventado para esta obra de ‘ficción’ - les sugerimos a los lectores que lean El Retorno de los Brujos de Pauwels y Bergier”.

(Ver El Retorno de los Brujos Parte 1, Parte 2, y Parte 3)

--------------------------------------------------------



Algunas correlaciones cabalísticas: continuamos en Chesed, “la Misericordia”; y recordemos que su número es el 4 y se lo considera la fuerza masculina organizativa y constructiva. Tiene como símbolos el cetro real, la varita mágica, y el báculo pastoral, así como la cruz griega y la pirámide. Su imagen mágicka es un poderoso rey coronado y sentado en su trono.

La “ternura de la abuela” que Simon menciona en la página 129 es un buen ejemplo de la “misericordia” y la “compasión” de Chesed. Por cierto, la idea de la “ternura de la abuela” está tomada de un relato del zen (a veces se lo menciona como “bondad maternal”) protagonizado por el maestro Lin Chi (o Linji; también conocido como Rinzai Gigen); de Wikipedia:

Como era costumbre en su tiempo entre los monjes Ch’an, (Lin Chi) viajó a lo largo del país en busca de un maestro adecuado, al sur del río Yangtze, formando parte de la comunidad de monjes alrededor del maestro Huang-po, que era heredero Dharma del linaje del maestro Matsu Daoyi. Fue miembro de esta comunidad durante tres años, pero nunca había solicitado una entrevista con el maestro, al no saber qué pregunta plantear. Apremiado por el monje responsable, solicitó por fin la entrevista y le pidió a Huang-po que le explicara el significado real del budismo. Antes de que acabara de hablar el maestro le golpeó con su bastón. Esto se repitió tres veces, por lo que Lin-chi, descorazonado por sus esfuerzos, decidió abandonar el grupo e ir a otro lugar. Huang-po, aprobando su decisión, le apremió a que fuera a estudiar con un maestro llamado Ta-yü.

Ta-Yü había estudiado con Matsu Daoyi. Al referirle su experiencia con Huang-po, Lin chi preguntó: “¿dónde está mi falta?”; Tä-yu le respondió: “Huang-po te ha tratado con el cariño de una abuelita ¿cómo puedes preguntar dónde está tu falta?” y también le golpeó, pero en uno de esos golpes Lin Chi alcanzó la iluminación. Regresó al templo de Huang-po y se quedó algún tiempo en la zona, quizás moviéndose entre ambos maestros. Finalmente regresó al norte de China, estableciéndose en Chen-chou, y fundó un pequeño templo llamado Lin-chi yüan, del que tomó el nombre.

Volviendo al tema cabalístico, Hagbard – dialogando con Simon – en la página 129 dice “Nuestro Karma está constituido por nuestras acciones, no por nuestras plegarias. Estás en el escenario, así que toma la acción como venga”; una metáfora muy utilizada para referirse al Karma es la de la circularidad: la Rueda del Karma. El sendero que une a Chesed con la séfira que está debajo, Netsah (“la Victoria”), contiene el arcano mayor del Tarot “La Rueda de la Fortuna”, un símbolo generalmente asociado al Karma.

Chesed está unido a su contraparte femenina, Geburah (“la Severidad”) por el sendero que contiene el arcano mayor del Tarot “La Fuerza” y a lo largo de toda la escena de la convención Demócrata vemos que la policía hace abuso de su fuerza, la cual termina convirtiéndose en brutalidad al reprimir ferozmente a los manifestantes y activistas.  

En su viaje lisérgico, Simon ve a los muchachos activistas como si fueran monaguillos y a Hagbard como un cura: “los chicos del ESD,  se ven como si tuvieran atuendos de monaguillos y pensé que Hagbard les estaba repartiendo hostias, no pañuelos”. El sendero que une a Chesed con Chokmah está, precisamente, ilustrada por el arcano mayor del Tarot el Hierofante (o Sumo Sacerdote, o el Papa); 



Más adelante vemos que Hagbard, como abogado, se enfrentó a la severa Justicia del juez Imhothep en defensa de la gente de una reserva mohawk que estaba por ser desalojada de sus tierras. Aquí Hagbard representa a Chesed, la Misericordia (se siente realmente conmovido por el testimonio del viejo John Pluma); el juez Immhothep representa a la séfira enfrentada: Geburah, la Severidad. A la vez, vemos que la Justicia emana como un sendero precisamente desde Geburah hasta Tiphareth. Sam Tres Flechas dice sobre el hombre blanco “es malo obedecer a un hombre porque sí. Pero lo peor es lo que dije sobre el corazón. Sus líderes lo han perdido, y han perdido la compasión”. Aunque, haciendo una excepción – y refiriéndose a Hagbard – dice “algunos son diferentes”: reconoce la misericordia de Celine (Chesed)

---------------------------------------------------------------



Toda la escena protagonizada por Simon y Hagbard en medio de los disturbios de la Convención Demócrata de 1968 tiene el sabor de algo vivido, de un hecho relatado por testigos presenciales: ambos autores estuvieron presentes en las marchas de protesta contra la guerra durante la convención. RAW cuenta en Cosmic Trigger III

Cuando Bob Shea y yo nos conocimos, el paisaje era el de un infierno de automóviles ruidosos. Nuestra amistad creció en Chicago, en medio del traqueteo de la industria, y el olor a sangre y mierda de los corrales (...). La amistad se estrechó cuando Bob y yo inhalamos la niebla de gases lacrimógenos durante la Convención Democrática de 1968, la que realizaron detrás de alambres de púas, porque el alcalde Richard P. Daly decidió que no permitiría a los estadounidenses inmiscuirse en su propio gobierno.

Los manifestantes coreaban: “Uno, dos, tres, cuatro ¡No queremos tu puta guerra! Cinco, seis, siete, ocho: ¡Organizarnos para aplastar el Estado!” Otro bote de gas lacrimógeno estalló cerca y, con los ojos llorosos, Shea y yo corrimos por la Michigan, cortamos por una calle lateral, y evadimos la paliza recibida por aquellos que no pudieron correr tan rápido como lo hicimos nosotros. Si quieren saber qué pasó con aquellos más rezagados, no es necesario llamar a algún archivo para desenterrar el material fílmico de 1968; basta con ver nuevamente la cinta de Rodney King. Los policías disfrutan de los simples placeres animales, cosa que no ha cambiado mucho con el paso de las generaciones.

Sobre Hagbard y Simon, RAW escribe en The Illuminati Papers “puse parte de mi más profundo idealismo tanto en el anarquismo de izquierda de Simon Moon como en el anarquismo de derecha de Hagbard Celine”. Y ampliando la descripción de su escape de la brutal policía de la convención demócrata de Chicago en1968, escribe en Cosmic Trigger II:

Las bombas de gas lacrimógeno comenzaron a explotar, esparciendo un humo que producía una conjuntivitis corrosiva en los ojos indignados y encolerizados. La policía se ajustó sus cascos celestes antidisturbios, sacaron sus tonfas y, con el deleite honesto de los hombres simples que aman hacer su trabajo, comenzaron a romper cráneos de peaceniks. Bob Shea y yo corrimos por la calle, escapando. Era en Chicago, 1968.

Yo estaba ahí para protestar en contra del belicismo del partido demócrata, que había arrastrado a nuestro país a una guerra tras otra desde 1937. Shea se había desilusionado con los demócratas más recientemente que yo, pero para 1968 él también estaba harto.

Miramos hacia atrás y vimos que la policía estaba garroteando a unos manifestantes que no habían podido correr tan rápido como nosotros, y a otros que eran gandhianos y/o masoquistas – los Locos Santos que “ponen sus cuerpos en el frente” por la paz. Ni Shea ni yo éramos tan fanáticos.

“Hijo de puta” gritó alguien mientras un policía lo aporreaba. Puedo decir que, por el tono de la voz, aquello no era un insulto dirigido al policía. Era una exclamación de dolor indignado, al igual que “¡la puta madre!” a menudo puede ser una exclamación de sorpresa o incluso de alegría.

La mayoría de los manifestantes – exceptuando a los Weathermen – estaban genuinamente azorados por la violencia de la policía. Eran estudiantes universitarios y liberales de mediana edad que no tenían conocimiento de la saga sangrienta del extremismo estadounidense. Al igual que los Weathermen, yo no estaba ni azorado ni indignado. Ya había leído bastante sobre los sindicatos obreros como para saber que siempre que la clase dirigente está irritada, envía a la policía para hacer mierda a la gente.

Los Pastores Involucrados comenzaron a cantar “We Shall Overcome” nuevamente, pero sus voces fueron ahogadas por las de los Weathermen que cantaban Uno, dos, tres, cuatro ¡No queremos tu puta guerra!

…Deep in my heart
I do believe,
We shall overcome
Some da-aay.
¡No queremos tu puta guerra!

“Putos comunistas...”

“El Festín de la Razón Pura” le dije a Shea mientras jadeábamos y resoplábamos corriendo.

Nos metimos en un bar de la Avenida Michigan y tomamos una mesa. Yo ordené dos Bloody Marys. El cuero afelpado, y las botellas en tecnicolor en la pared lucían maravillosamente normales y reconfortantes después de lo que habíamos vivido. Miré a los espejos plateados que nos reflejaban a Shea y a mí y a un salón repleto de extraños: una red de joyas, cada una de las cuales refleja y es reflejada por las demás.

Nuestros ojos todavía estaban llorosos. En la tele podíamos ver a los policías golpeando a los manifestantes. Voces que cantaban “TODO EL MUNDO ESTÁ MIRANDO, TODO EL MUNDO ESTÁ MIRANDO”. La cámara cortó y pasó al senador Abraham Ribicoff, dentro de la convención, denunciando al alcalde Richard Daley por permitir que la policía atacara a manifestantes no violentos. El Sr. Daley le respondió gritando, enrojecido, pero el micrófono no captó la respuesta; dado el aspecto del rostro de Daley, la cadena televisiva probablemente tendría que haber puesto un Piiip sobre sus palabras si se hubieran escuchado.

Shea y yo bebimos, pensativamente, restregándonos los ojos irritados. Sabíamos que pronto volveríamos a salir. Nuestro compromiso no había sido definido verbalmente, pero ambos lo entendíamos. Saldríamos a las calles y correríamos el riesgo de ser aporreados, pero no nos plantaríamos y nos someteríamos a la golpiza si podíamos escapar. Supongo que casi todo el mundo tenía esa actitud, exceptuando a los pacifistas extremos.

Ocho horas antes, en el Club Playboy, yo había almorzado con Allen Ginsberg y William Burroughs, quienes habían venido a Chicago para unirse a las protestas contra la guerra de Vietnam. Por entonces yo era editor de Playboy y disfruté el hecho de invitar a comer a dos de mis escritores vivos favoritos utilizando mi tarjeta dorada VIP de Playboy. Los tres hablamos principalmente sobre la poesía de Ezra Pound y muy poco sobre los riesgos que correríamos esa noche. Fue allí cuando Ginsberg me contó sobre su notable encuentro con Pound en Rapallo, Italia. El viejo, encorvado y culposo, luciendo como una alegoría del Remordimiento, escuchó cordialmente a Allen pero se rehusó a hablar, excepto para expresar una amarga autocondena por el “estúpido antisemitismo provinciano” de su temprana madurez.

Le pregunté a Allen qué había respondido él a esto. Allen me dijo que citó el I Ching: “Sin Culpas”. Pound, todavía taciturno, no respondió nada.



Shea y yo terminamos nuestros tragos y cautelosamente volvimos a salir al Caos y a la Madre Noche. Una horda de Weathermen estaba alineada en Grant Park, luciendo como cowboys demasiado pobres como para hacer lavar sus jeans. Sospeché que, al igual que el resto de los miembros de la ESD que conocía, todos provenían de familias pudientes. En concordancia con los textos marxistas que ellos habían memorizado, se burlaban sistemáticamente a la policía tratando de provocar otro ataque.

CERDOS COMEMIERDA, CERDOS COMEMIERDA” cantaban una y otra vez. “CERDOS COMEMIERDA, CERDOS COMEMIERDA, CERDOS COMEMIERDA...”

Pensé en el pobre y viejo Pound, tan enloquecido por su odio a la guerra, que eventualmente su odio se degeneró en odio a los judíos en su furia ciega e impotente, simplemente porque necesitaba un blanco más puntual y tangible que la estupidez humana. Los Weathermen continuaban cantando, y me di cuenta, en un shock como una epifanía joyceana, que cuando la oposición a la violencia se transforma en odio a la violencia, inmediatamente genera su propia violencia.

La policía tiró más gas lacrimógeno y los Weathermen se replegaron, todavía cantando “CERDOS COMEMIERDA... CERDOS COMEMIERDA...

Los gases y las palizas continuaron por horas... pero ahora ha sido borrado de la memoria nacional tan efectivamente como otros episodios aún peores de brutalidad policial y flagrantes derramamientos de sangre cuando se reprimió a los sindicatos en los condados de Flint, Michigan, y Harlan, en Kentucky y en Patterson, New Jersey, y en otros lugares a comienzos de la década de 1930. Las escuelas y los medios se encargan de que dichos episodios no sean recordados (excepto por los amargados supervivientes, quienes no pueden ser persuadidos a olvidar). El próximo grupo de manifestantes pacíficos se sentirá igualmente azorado e indignado cuando la policía sea lanzada sobre ellos.

Casi todo el mundo cree que “esas cosas no pasan en Estados Unidos”

Daley, en la convención de 1968


En referencia al diálogo entre Hagbard y Simon, Martín Agharta Díaz escribió en el foro:

Mientras Hagbard reparte trapos humedecidos para el gas, conversan con Simon:

“¿Autoridad?” pregunte, dándome cuenta de que había perdido algo en el camino. Bajamos el ritmo hasta caminar, la acción había quedado atrás.

“A no es A” Hagbard explico con su paciencia cansina. “Una vez que aceptas que A es A, estas enganchado. Literalmente enganchado, adicto al Sistema”.”

Hagbard cuestiona los estereotipos de realidad impuestas artificialmente por el medio social, sus valores, autoridades y legalidad. Poniendo de manifiesto que la realidad consensuada es perfectamente manipulable y de hecho lo es; lo que nos lleva al terreno de la “lucha” por ver quién planta su “cosmovisión” más firmemente sobre el medio, quién “tiene el poder” digamos, de direccionar a su antojo las cosas. Dice Hagbard:

“esto era un parque público hasta que ellos cambiaron su definición. Ahora, las armas han cambiado la Realidad. Ya no es un parque público. Hay más que un solo tipo de magia”.

Más adelante, se plantea nuevamente ésta cuestión en las palabras de Hagbard en defensa de los Mohawk, en el conflicto de las tierras con el estado.

Para leer más sobre este asunto, ver la entrada de la semana de lectura nº8.

También Kokote escribió al respecto en el foro:

Claro que todo esto viene de Aristóteles (creo que es el principio de no exclusión) y en ese punto volvemos a la influencia de Burroughs y Korzibsky (críticos de la lógica aristotélica) en RAW y Shea. Viene muy al caso este párrafo en donde Simon parece rememorar un dialogo con H Celine “advertí la referencia a Aristóteles, el viejo de la tribu con su desafortunada parálisis epistemológica, y también a aquella damita fugaz, que siempre imaginé como la verdadera Anastasia perdida, pero todavía no caía”. Ahora, lo del “viejo de la tribu” está bien explicitado, pero ¿Qué piensan de “la damita fugaz”? ¿Podría ser una mención a la mismísima Rand?

Kokote luego posteó el link de Wikipedia de la Princesa Anastasia, y se hacen claras dos cosas: al parecer, durante mucho tiempo – en especial en la época en que RAW y Shea escribieron el libro – hubo rumores de que Anastasia había sobrevivido, y que había adoptado una identidad falsa para escapar. Y, Ayn Rand era rusa y odiaba el comunismo. Si unimos ambas injerencias, vemos por qué Simon pensaba que Rand podría ser “la verdadera Anastasia perdida”.

Con respecto a “A es A” (pág. 130) es un principio fundamental del Objetivismo al que Ayn Rand llamó la Ley de la Identidad, y cuyo postulado es que “la realidad – el mundo externo – existe independientemente de la consciencia humana, independientemente de cualquier conocimiento, creencia, sentimiento, deseo o miedo del observador. La tarea de la consciencia del hombre es percibir la realidad, ¡NO crearla o inventarla!”; quienes siguen a Wilson o han leído Illuminatus, podrán darse cuenta que esto representa todo lo contrario a la filosofía de RAW y al pensamiento discordiano; en efecto, podría decirse que uno de los mayores objetivos de la Operación Jodementes es el de desterrar este tipo de pensamiento determinista. Aquí, Wilson y Shea – que luego dedican varias páginas para mofarse de La Rebelión de Atlas de Rand – se oponen rotundamente a esta especie de positivismo infantil a través de la voz de Hagbard y del indeterminismo: “A no es A”; en futuras entradas veremos más sobre la crítica/parodia de Illuminatus a Ayn Rand.



----------------------------------------------------------

Página 130: “No necesitas ser un meteorólogo, pensé, para saber hacia dónde está soplando mi mente” (You don't have to be a waterman, I thought, to know which way my mind is blowing) es una cita (aunque no textual) del clásico de Bob Dylan “Subterranean Homesick Blues” y supuestamente esa frase fue la que inspiró el nombre de la organización radical de izquierda The Weather Underground o simplemente Weathermen.



------------------------------------------------------------

Adam Gorightly comenta algunas curiosidades sobre el memo nº 16 en su página Historia Discordia:

El Memo # 16 (en la página 131) se refiere a un rumor que Truman Capote esparció alegando que Sirhan Sirhan había sido influenciado negativamente por los escritos de Madame Blavatsky - hasta el punto de volarle la cabeza a Sirhan, que es lo que él literalmente (o supuestamente) le hizo a Robert F. Kennedy - todo parte de un insidioso complot Illuminati/comunista que de alguna manera se mezcla con Madame Blavatsky y la Teosofía.

Aparentemente Capote se enganchó con esta historia sobre Blavatsky a través de un par de miembros de la Sociedad John Birch – Anthony Hilder y John Steinbacher - quienes poco después del asesinato de RFK celebraron una conferencia de prensa exponiendo el mencionado complot Illuminati-comunista-Madame Blavatsky. En posteriores programas de entrevistas, Hilder creó más confusión (¡Salve Eris!) alegando que Sirhan era un partidario de Eugene McCarthy, lo cual conectaba al asesinato de RFK con elementos políticos de la izquierda.

Anteriormente, en el libro It Comes Up With Murder, Hilder había esbozado una vasta conspiración protagonizada por Adam Weishaupt en el papel principal, que en Baviera en 1776 había organizado “el culto secreto y malvado de los Illuminati con el fin de financiar la guerra de Satán contra la civilización cristiana”. De manera oportuna - de acuerdo a Hilder - los Illuminati se unieron a la moderna Conspiración Internacional Comunista, que, a su vez, se convirtió en esas malvadas tapaderas del Nuevo Orden Mundial como las Naciones Unidas y el Consejo de Relaciones Exteriores. Visiones del mundo como éstas se convirtieron en un blanco fácil de la Operación Jodementes como está documentado en las cartas falsas de los Illuminati bávaros que la Sociedad Discordiana envió a los líderes de la Sociedad John Birch durante este período.

(...)

La teoría de que el complot comunista-Illuminati-Blavatsky era una cortina de humo orquestada para enturbiar aún más las aguas del asesinato de RFK (y desviar la atención lejos del ala derecha del espectro político) no parece una idea tan descabellada cuando uno investiga a fondo la participación del LAPD, que creó una unidad llamada “Unidad Especial del Senador” (SUS) para investigar el asesinato de RFK. La SUS contenía en sus filas a un par de ex agentes de la CIA llamados Manny Pena y Hank Hernández, quienes presuntamente destruyeron pruebas cruciales del asesinato de RFK, incluyendo marcos de puertas y paneles del techo que contenían múltiples impactos de bala, lo que sugiere que hubo más de un tirador involucrado. Fue el SUS quien armó la evidencia que más tarde sirvió de base para la acusación contra Sirhan.

La SUS descubrió entre las posesiones de Sirhan Curación, el Arte Divino, de Manly Palmer Hall, fundador de la Sociedad de Investigación Filosófica, que estaba tangencialmente conectada con la Teosofía de Blavatsky, la masonería y otras escuelas místicas, y se alegó que Sirhan asistió al Instituto de Reflexión de Hall en Los Ángeles. Entre los clientes de Hall estaba el alcalde de Los Angeles, Sam Yorty, que proporcionó otro extraño giro a esta tramoya, ya que fue Yorty – luego del arresto de Sirhan – el que señaló a Sirhan como un ocultista influido por el comunismo a quien le habían lavado el cerebro mediante la propaganda izquierdista y de la Nueva Era.

Durante la investigación del asesinato de RFK, el alcalde Yorty visitó el puesto de mando de LAPD establecido cerca del Hotel Ambassador, donde el trabajo sucio había sido realizado. Mientras hurgaba en las pruebas, Yorty descubrió cierta literatura Rosacruz y un par de cuadernos de espiral pertenecientes a Sirhan que proporcionaron supuestas pruebas de que había estado involucrado en el ocultismo.

Después, Yorty informó a la prensa que Sirhan era “...miembro de numerosas organizaciones comunistas, entre ellos los Rosacruces”. Cuando le señalaron a Yorty que los Rosacruces no eran comunistas, corrigió la pifia afirmando: “Parece que Sirhan Sirhan era una especie de solitario que albergaba inclinaciones comunistas, y favoreció a comunistas de todo tipo. Dijo que los EE.UU. debían caer. Indicó que RFK debía ser asesinado antes del 5 de junio de 1968”.



-------------------------------------------------------

Me sucedió un Mindfuck mayor: entré a la página Historia Discordia de Adam Gorightly buscando algo de info sobre el fragmento que nos toca esta semana; allí Adam nos cuenta de manera muy graciosa que había descubierto algo que nadie parecía haber notado: en el original en inglés, hay DOS memos nº 16. Guau, pensé, no me había dado cuenta que en la numeración de los memos había dos repetidos. Él se pregunta si es un error azaroso de los autores (¡Salve Eris!), si es a propósito, o si era solamente él quien lo estaba viendo; en ese momento yo tenía abierto el PDF de Illuminatus original (en inglés), así que busqué el memo 16 y vi que, en efecto, ¡hay dos memos nº 16!; abrí el archivo de la traducción para buscarlo y me llevé otra sorpresa: no había dos memos Nº 16... ¡había dos memos Nº 15! ¿Cómo carajos pasó esto? Sinceramente NO LO SÉ... ¿un error en el tipeo? (no tenía ningún ‘translator’ online en esa época, así que no puedo echarle la culpa a ningún medio electrónico...) no sé qué pasó acá, así que sólo resta decir ¡SALVE DISCORDIA!

-------------------------------------------------------

En el fragmento en que Simon está colocado con ácido durante la convención Demócrata del '68, hay muchos juegos de palabras y bromas fonéticas; algunas no se pueden traducir sin que pierdan el sentido y la gracia. Por ejemplo la frase “Joyce descuartizando a su Adán en esperanzas sabias”. En inglés es “Joyce splitting his Adam into wise hopes” siendo Adam casi igual que “atom” (“splitting his atom”) y, a la vez, “Adam into wise hopes”= Adam Weishaupt... también hay varios juegos de palabras con mass (misa) y Mace (el gas pimienta), y con Drama y Trauma (en inglés se pronuncian de manera muy similar)... algo bastante joyceano

-------------------------------------------------------



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada