domingo, 19 de enero de 2014

Una Visión del Eskatón (fragmento de 'Las Máscaras de los Illuminati')

Fragmento de Las Máscaras de los Illuminati, de Robert Anton Wilson (1981)




La tierra se estremece. Cthulhu sale de los Abismos arrastrando ligas manchadas de blanco y dinero de todas las naciones, empresas y corporaciones. Los gobiernos caen como bolos. El mercado se derrumba. Hordas de anarquistas sin nombre barren las calles, gritando Contra Todos Los Hijos De Puta al tiempo que ejecutan a banqueros presidentes abogados políticos caseros sacerdotes rabinos ministros mujeres golfistas y a cualquiera que lleve una camisa blanca. Las orgías se multiplican en los parlamentos, congresos, tiendas de antigüedades, tiendas de ropa, oficinas, carnicerías, monasterios, tranvías, hospitales, carruseles, universidades, academias, laboratorios, conventos de monjas, panaderías, catedrales, despachos legales, factorías; enormes pollas brutales se clavan en los coños, los culos, las bocas de voluptuosas actrices, temblorosas viudas, distinguidos filósofos, reyes, obispos, chicos, chicas, soldados, Madres Superioras, banqueros, brillantes poetas; los coños son follados, chupados, masticados, lamidos, besados; la Reina Victoria es violada por 358 guerreros watusi. Los locos defecan en los pozos, las fuentes, las poncheras, en las calles y en las puertas. Babeantes granjeros con pancartas en las que se lee Liberación del Bestialismo cargan contra las tiendas de animales para sodomizar perros, gatos, monos, pájaros, tarántulas. André Breton pasea por París disparando contra los peatones aleatoriamente. El último abogado es estrangulado con los tirantes del último político. El Papa aparece delirando en los balcones que miran la plaza de San Pedro cantando in-coherentemente Cthulhu fthang mientras se sodomiza a sí mismo con un consolador de doce pulgadas de la Cía. Yokohama de Sexo y Cuero. Amas de casa asesinan a sus maridos y se lanzan a los patios a tirarse a las cabras, chillando Io Pan Io Pan Pan ¡La Cabra, con Mil Hijos! Los nihilistas atacan los manicomios con rifles automáticos, asesinando a los guardianes y liberando a los pacientes para que éstos prendan fuego a los despachos de los psiquiatras. Los poetas de vanguardia clasifican los periódicos por tamaño y publican extrañas y descabezadas cabeceras: ¿Existe Un Nuevo Fenómeno Electromagnético O El Corazón Y La Mente De Europa Están Moribundos?; Sólo El Loco Es Absolutamente Libre; La Gente De Las Estrellas Vuelve Pero Yo He Perdido A Mi Único Y Verdadero Amor; ¿Dónde Está Dios Ahora Que Le Necesitamos? Al día siguiente, las mujeres se organizan y terminan la matanza. Y el cielo se convierte en el cuerpo de Nuit, negro, hermoso, la madre estelar: y todo se transforma en un momento, apenas lo que dura un parpadeo. Nunca pasó. No somos más que gente que ha estado sentada en el suelo viendo como el tiempo pasaba hacia la eternidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada